Mar07162019

Last update08:16:26 AM

Los Reyes Magos en Cabo Rojo

  • PDF

alt(San Juan, 11:00 a.m.) Los Reyes Magos llegaron a la Plaza de Recreo Dr. Ramón Emeterio Betances de Cabo Rojo el pasado sábado. Durante 21 años la gestora cultural y líder cívico Myrna Lugo y su esposo, el empresario Hilton Pérez, han celebrado una Promesa de Reyes en la plaza.

“Cuando mi esposo y yo nos hicimos cargo del kiosco de la plaza decidimos celebrar actividades mensuales para atraer a la gente”, nos relata Lugo. “La modernidad había alejado a los caborrojeños de su plaza, había que motivarlos. Comenzamos con actividades musicales y teatrales”.

“Entonces recordé la promesa que celebraba mi tío Arcángel Torres Irizarry en el campo en honor de Nuestra Señora de la Monserrate y los Reyes y le sugerí a mi esposo que hiciéramos una en la plaza”.

“Para ese entonces desconocía que mi madre Valera Torres Irizarry había enviado una promesa a los Reyes Magos por un quebranto de salud. Así sin pensarlo, por la magia de los Reyes y en cumplimiento de la promesa de mi adorada madre nació esta promesa”.

“Le dedicamos la promesa a la memoria de mami. Se cantan 25 aguinaldos a los Reyes Magos y uno en honor a la memoria de mi madre”.

Tres artistas han entonado los aguinaldos a los Tres Santos Reyes Magos, Cimadevilla Luz Celenia Tirado y el grupo Sabor Boricua.

“Luz Celenia es una institución de la música tradicional puertorriqueña y una ferviente devota de los Reyes Magos. Estuvo con nosotros por muchos años, pero se ha ido alejando de los espectáculos públicos debido a su avanzada edad. Cuando se retiró le dedicamos la promesa a ella. Durante sus más de 90 años de vida, la artista nos ha deleitado con su voz, su devoción y su profundo amor a la Patria”.

La promesa también ha sido dedicada en ocasiones especiales a la Fundación para el Desarrollo Integral de la Mujer y el recientemente fallecido trovador caborrojeño Pellín Ramos.

“Soy devota de los Reyes Magos. Mi madre me enseñó la devoción y yo la perpetúo”.

“Cuando era niña había trullas de Reyes que iban de casa en casa cantándole a los Santos de Oriente. En Cabo Rojo es inolvidable “La Cieguita”. Ella cantaba como los ángeles. La acompañaba un grupo de personas e iba de casa en casa entonando aguinaldo a los Reyes. Había otras personas, pero ella era especial”.

“Las reyadas son una tradición muy antigua en nuestro pueblo. Han ido evolucionando con el tiempo y se le han sumado elementos nuevos, pero la devoción es la misma”.

Lugo nos indica que en el occidente isleño la devoción a los Reyes Magos se fortalece cada año más. Abundan las promesas y los velatorios de Reyes.

“Los Reyes Magos son más que santos, representan nuestra identidad. Las nuevas generaciones son cada vez más devotas de ellos”.

“Cuando yo era joven la Juventud Acción Católica de Cabo Rojo recogía regalos entre los comerciantes del pueblo y temprano lo repartíamos en los campos. Lo importante era que ningún niño caborrojeño se quedara sin un regalo”.

“Ahora los alcaldes y ciudadanos privados reparten regalos entre los más necesitados, antes era responsabilidad de la iglesia y los creyentes”.

“En todo el oeste anualmente surgen nuevas promesas. La fe crece y los milagros se multiplican”.

“Yo misma tengo mi milagro de Reyes Magos. ¡Cómo no darles gracias si he sido bendecida por su intercesión ante Dios!”

La promesa de Myrna y Hilton rompió record de asistencia este año.

“Este tradicional evento navideño contó con la asistencia pública de sobre mil personas en la Plaza de Recreo”, señaló la poeta, teatrera y periodista Myrna Lluch. “Es nuestra Tradición navideña. Los Tres Reyes Magos iluminaron la exitosa Promesa”.

La promesa de 2018 no fue tan lucida como la del 2019 debido a los estragos causados por el huracán María.

“El año pasado decidimos no suspender la promesa. Hubo sus inconvenientes, pero el fervor pudo más que las limitaciones. Fuimos bendecidos y el pueblo respondió”.

“La respuesta del público este año nos ha sorprendido. Nuestra gente busca en los Reyes Magos guía y protección en medio de los desastres socioeconómicos que nos agobian. La fe puede más que el temor y las limitaciones”.

Myrna y Hilton ya comenzaron a planificar la promesa del 2020.

“La promesa conlleva muchos detalles que van más allá de montar el altar y contratar a los músicos. Para mi esposo y yo, la promesa es un compromiso con los Reyes y Cabo Rojo. Somos devotos de los Reyes Magos, amamos profundamente la cultura puertorriqueña e idolatramos a nuestra ciudad”.

“Cabo Rojo es bastión cultural del suroeste, conservadora de la tradición y propulsora de la continuidad del sentido identitario puertorriqueño”.

“Cabo Rojo es la cuna del Padre de la Patria, Dr. Ramón Emeterio Betances. Los caborrojeños tenemos el deber moral de mantener vivo el legado betancino, perpetuar todo aquello que nos hace puertorriqueños y fomentar la conciencia nacional”, concluyó Myrna Lugo.

Alejándome de la promesa en honor de los Reyes Magos, quiero reconocer la labor sociocultural que Myrna Lugo y Hilton Pérez llevan a cabo en Cabo Rojo. El equipo matrimonial han resucitado al casco urbano caborrojeño. Una plaza olvidada fue rescatada y resucitada por el empeño de estos dos líderes cívico-culturales, Hoy día la Plaza de Recreo es una de los parques más activos del terruño borincano. La gente va a disfrutar de la cultura o simplemente a tomarse un chocolate en el kiosco de Hilton y Myrna. La Plaza de Recreo Dr. Ramón Emeterio Betances es un inmenso centro cultural y social al aire libre.

Además de la cultura, Myrna y Hilton llevan años apoyando el desarrollo integral de la mujer y defendiendo a las víctimas de maltrato intrafamiliar y la violencia de género. También fomentan el desarrollo profesional y la capacitación y formación de jóvenes.

Myrna y Hilton constituyen ejemplo para otros matrimonios puertorriqueños. Los logros de este grandioso equipo nos enseñan lo mucho que podemos lograr en pro de las comunidades cuando tenemos un compromiso verdadero. Ellos han revitalizado un casco urbano, trabajado con los problemas sociales y fomentado la cultura caborrojeña y puertorriqueña para convertir a la Cuna de Betances en ejemplo a emular.

La familia de los Pérez Lugo cobija a todo un municipio. Gracias Myrna y Hilton.