La deuda pública de Puerto Rico podría ser “corregida”, según la juez Swain

alt(San Juan, 9:00 a.m.) En el día de ayer, en la ciudad de Nueva York, la juez federal Laura Taylor Swain, encargada del caso de la quiebra del gobierno de Puerto Rico, determinó en el día de ayer conceder tiempo igual a las partes, a favor o en contra, de que se excluya ciertas partidas de dinero, como parte de la deuda que será evaluada por dicho tribunal. En particular se trata de una petición de la Junta de Supervisión Fiscal y del Comité de Acreedores no Asegurados, que en el pasado mes de diciembre plantearon que $4000 millones de dólares, emitidos en bonos por la Autoridad de Edificios Públicos, así como $6040 millones emitidos por las administración de Luis Fortuño (2009 a 2012) y Alejandro García Padilla (2013-2016), ambas partidas fueron contrarias a las limitaciones que impone la constitución de Puerto Rico de 1952.

En particular, el artículo 6 de la Constitución de Puerto Rico, en su sección 2, establece que en ningún momento, en dos años consecutivos fiscales, la deuda pública podrá excederse del 15 por ciento del total de los ingresos por rentas que reciba el gobierno de la isla. En esta medida, alega la junta y el comité de acreedores no asegurados, que dichas partidas se hicieron en violación a la ley.

Lo que constituye un interesante movimiento, es el dato que la juez Swain invitó a los bonistas que se oponen a esta petición a expresarse ante de ella decidir que va a pasar. Lo cierto es que el reclamo en la isla ha estado a favor de que se audite la deuda; además a que la deuda es ilegal, y la misma debe ser eliminada o pagada por Washington. Lo interesante del pedido de la junta y el comité de acreedores no asegurados, es que la posición de estos coincide con reclamos pueblo.

Lo que no sabemos aún es como termina la historia. ¿Qué pasará con los gobernantes que en su momento autorizaron la emisión de deuda que hoy se plantea como ilegal? El país vive capítulos interesantes para los cuales no hay preguntas ni respuestas. Pensemos.