Jue02212019

Last update10:12:09 AM

De tal palo tal… Pedro y Ricardo Rosselló

  • PDF

Image result for pedro y ricardo rossello(San Juan, 10:00 a.m.) Hay un dicho que dice que “El ladrón juzga por su condición” y este aplica al dedillo al presidente Donald Trump cuando tuiteó que los políticos de Puerto Rico son unos ineptos, implicando corrupción con los fondos federales de recuperación. Trump tal vez no sabe de política interna e internacional, pero no cabe duda de que sabe de economía y finanzas, y es todo un experto en mentir descaradamente y culpar a otros por sus desmanes políticos.

El gobernador de Puerto Rico Ricardo Rosselló, es todo un aprendiz de su mentor y gobernador anterior Pedro Rosselló (1993-2000), líder de una de las administraciones más corruptas en nuestra historia política. Los hijos aprenden de sus padres. No podemos olvidar al Instituto del SIDA, los miembros del gabinete constitucional que terminaron presos, el aumento de la deuda pública por $12,800 millones, los favores políticos a los contribuyentes y donantes de las campañas del PNP, y mucho menos olvidar el poder prepotente de la figura del Secretario de la Gobernación quien controlaba y supervisaba todos los contratos millonarios en las agencias del gobierno bajo la administración de Pedro Roselló.

En aquellas épocas eran los legisladores, alcaldes, policías y lideres políticos quienes dominaban el tema de la corrupción gubernamental. A través de los años la corrupción gubernamental se ha ido sofisticando y terminamos con el “caso Anaudi”, que hablando como pajarito en jaula ha inculpado a muchos de sus amigos políticos. Sin embargo, la administración política actual a presentado nuevas formas de corrupción modificando la imagen del político corrupto a través del otorgamiento de nombramientos gubernamentales con salarios cuantiosos y contratos millonarios a compañías creadas luego del triunfo electoral por sus hijos. Los hijos de estos políticos tienen “una extraordinaria preparación laboral”, como señaló el ex Secretario de la Gobernación, designado Secretario de Hacienda, Director de Gerencia y Presupuesto y Oficial Financiero Raúl Maldonado, justificando los contratos y nombramientos otorgados a los “niños y niñas” con mucha preparación educativa. Hay que reponer los gastos exorbitantes en la educación diría Raúl Maldonado, el hombre de los muchos sombreros, mi abuela pensaría que “se puso al cabro a velar las lechugas”. Pronto veremos un escandalo mayor que el “caso Anaudi” y el Instituto del SIDA..

Se habla mucho del alza en la criminalidad. Se señala que los padres no educan a sus hijos en los valores de la honradez. Se mete preso a jóvenes que se apropian de artículos robados

en las tiendas y en casa ajenas, se llenan las estadísticas policiales con crímenes contra la propiedad que suman unos cuantos pesos, pero no se señalan el robo millonario de fondos públicos por los contratos obtenidos de los hijos de los corruptos que gobiernan este país. Los contratos que suman más de $5.5 millones del hijo del designado Secretario de Hacienda, algunos de los cuales el mismo firmó, pueden sumar menos que el total de delitos contra la propiedad que los “hijos de la gente pobre” han cometido en el tiempo que lleva esta administración.

La vara para medir los delitos de las clases pudientes y políticas son distintas cuando se miden en los casos criminales de los hijos de la gente pobre y humilde. Se acusó y procesó a la Secretaria de Justicia por estar presente en la evaluación de un caso por la fiscalía en un incidente con su hija. Pero se compensa con muchos nombramientos al designado Secretario de Hacienda y otros títulos, por la corrupción de contratos con los sellos y comprobantes de Rentas Internas en el que está envuelto su hijo. “Cosas veredes mi querido Sancho”.