Jue08222019

Last update08:42:37 AM

Un país posible sin Washington

  • PDF

alt(San Juan, 10:00 a.m.) Lo que el Verano del 2019 ha demostrado, y el país luego del huracán María en septiembre del 2018, es que dependemos poco de Washington. Contrario a término. Puerto Rico se ha sostenido luego del huracán por los propios méritos de su economía que dependió poco de programas de recuperación del gobierno federal. No es que no los hubo, sino que llegaron mucho menos fondos de lo esperado por todas las partes y esto debe darnos guía de como continuar con el país.

De igual forma, luego del escándalo de corrupción, la agenda que de que el único poder soberano para eliminar a los corruptos son Fiscalía Federal y el FBI, llegó a un final. Luego de este verano hemos demostrado que nosotros también tenemos la fuerza, y recursos inesperados para eliminar a los gobernantes que no son buenos para nuestra calidad de vida. Ahora debemos de hacer el mismo ejercicio con legisladores y con alcaldes, o con cualquier funcionario que utilice su posición público política de forma incorrecta.

En esta medida, debemos de considerar como hacernos como un país alternativo que nos permita ser más efectivos y eficientes desde lo económico, para poder prescindir cada día más de la relación de dependencia con Washington. En particular, depender menos de los fondos federales, para hacer país. Esto requiere que en todo momento en todo espacio de diálogo democrático que surja, debemos pedir siempre menos dependencia.

Lo que hemos aprendido del verano del 2019, es a ser menos dependientes. Tanto en lo jurídico, como en lo social. Ahora tenemos que traducir esto a lo político y a lo económico. La primera muestra de diferencia sería pensar que no necesitamos los fondos federales. Punto. No los necesitamos. Pensemos.