Vie09202019

Last update07:52:58 AM

La derecha no descansa: van contra los sindicatos y contra Aida Díaz

  • PDF

altLlevó días preguntándome, ¿quién está detrás del supuesto escándalo de conflictos de interés de Aida Díaz, presidenta de la Asociación de Maestros de Puerto Rico? Realmente hablando, luego de la victoria popular de derrocar a una casta de la élite del poder, dirigida por el entonces incumbente Ricardo Rosselló y sus 12 hermanos del Chat de Telegram, no le queda de otra al proyecto neoliberal de la derecha de atacar a los sindicados como a ciertos sectores de la izquierda. La lucha de clases no terminó el 2 de agosto con la efectiva renuncia de Rosselló. Tan sólo está comenzando.

Dicho lo anterior, el capital mediático y prensa corporativa, entiéndase sectores como Metro, GFR/El Nuevo Día, y Telemundo, tienen una campaña abierta contra los micro, pequeño y mediano empresarios boricuas. Estos son continuamente acusados por incompetentes, negligentes y delincuentes en la medida que reciben dinero y no cumplen.

Tal es así que en Telemundo, bajo el nombre de Telemundo Responde, se acusa continuamente a los empresarios y empresarias de las PYMES boricuas de incumplir contratos, pero nunca han acusado a multinacionales americanas en la isla, o al gran capital boricua, que va desde la banca, hasta el servicio al detal. Por lo tanto, la lógica es de destrucción del pequeño capital que representa el 72 por ciento de la economía nacional, a favor del 28 por ciento de la economía que lo constituye el gran capital. Esto pese a que casi toda la riqueza nacional, el Producto Interno Bruto, es generado por el gran capital.

Entonces, luego del escandalo del chat de Telegram, preguntamos porque nadie de la prensa corporativa había dado seguimiento a la implicaciones de periodistas como Rubén Sánchez, así como sistemas mediáticos como GFR/El Nuevo Día, con los implicados en el chat. Nadie respondió. Pero sí sabemos que periodistas independientes, como Sandra Rodríguez Cotto, continúan sin trabajo, por las mismas implicaciones y tentáculos de aquellos vinculados al chat, que desarrollaron campañas invisibles de exclusión.

Entonces, realmente hablando, que Aida Díaz dirija un sindicato, y su esposo tenga una consultoría de servicios, no conlleva conflicto de interés alguno. La gente ordinaria sale a trabajar y busca iniciativas diariamente. Lo que si puede ser interesante, es pensar que alguien está detrás de la Asociación de Maestros de Puerto Rico, que es hoy el sindicado nacional más poderoso, con activos que rondan los $250 millones de dólares, entre hospitales, égidas, planes de salud, y bienes raíces. Alguien tiene interés en esto. Alguien. Pensemos.