Lun10142019

Last update09:41:21 AM

Los nuevos mercaderes del “Vaping” y tus pulmones

  • PDF

alt(San Juan, 9:00 a.m.) Oyendo la radio esta mañana me topé con una entrevista con defensores del llamado “vaping”. Se presentaron los entrevistados como miembros de un organización, creada “espontáneamente”, que se llama Asociaciones de Vaporizadores Aliados.

En los Estados Unidos hasta ahora son ocho personas las fallecidas debido a causas aparentemente relacionadas por el “vaping”. No se ha establecido que estas personas murieron directamente por causa del “vaping”, pero si que habían usado en algún momento del día de su muerte este cigarrillo vaporizado. Debo decir que hay personas que bajo las mismas circunstancias, han ido a las salas de emergencia, y sobrevivido.

Estos defensores de la práctica del “vaping” le achacan los casos de aparente intoxicación, vía del suelta-vapor, a personas que usan el aparato para ingerir marihuana. Explican que en ese caso, se mezcla la marijuana con un aceite de cannabis que pone en peligro la salud. Se han encontrado en los pulmones de algunas de las victimas, incluyendo a los que sobrevivieron su estadía en una sala de emergencia, la presencia del presuntamente dañino de acetato de vitamina D.

Hablaron estos portavoces sobre las bondades de los llamados E-cigarettes. Expresaron que los fumadores a la Winston o Marlboro, para solo mencionar algunas marcas de cigarrillos tradicionales, han podido dejarlos atrás. El “vaping” es un sano sustituto a los cigarrillos tradicionales, y no causan daño al pulmón, exponen. El uso de los cigarrillos- digo yo estándar-no hay duda que exponen peligrosamente a sus usuarios a la enfermedad del cáncer—y no solo en los pulmones. Esta “alianza” menciona varios “estudios” que concluyen que no hay grandes percances al usar estos aparatos de vapor, sobre todo si no se utilizan para ingerir marihuana.

Nada de esto está establecido. Profesionales de la salud han dicho inequívocamente que el “vaping” es peligroso. Cuando veo que surgen “espontáneamente” grupos o clubes que defienden un producto levanto una de las cejas en expresión de suspicacia. Es evidente que esta llamada alianza es creada directa o indirectamente por la misma industria que fabrica los aparatos para el “vaping”. No tengo dudas sobre eso.

Las corporaciones a través del tiempo han utilizado el mecanismo de usar defensores “desinteresados” para clamar a favor de su producto. debo decir que algunos de estos defensores no se dan cuenta que están siendo por las misma corporaciones. No son situaciones exactamente paralelas, pero hace varios años la Coca-Cola saco una nueva fórmula para su producto. Esta nueva fórmula resulto en una agüita de piringa demasiado carbonizada. No tenía casi ningún sabor. En este caso surgieron clubes que ”clamaban” por el retorno de la vieja Coca-Cola, a la que la corporación le puso el nombre de la Coca-Cola Clásica. Fue una estrategia de mercadeo genial de parte de la corporación para revivir las ventas de su producto: sacar un refresco que no sabe a nada para que “espontáneamente” surjan clubes que “claman” por “la clásica”. Por cierto, la nueva e insabora Coca Cola desapareció, y hubo un alza dramática en la venta de la tradicional o la “clásica”.

El mercadeo de estos vaporizadores, bajo una estrategia de ventas que asegura que el “vaping” de nicotina no hace ningún daño, lo que ha logrado es atraer a muchos menores de edad al producto. En el mejor de los casos, el usuario aspira una cantidad de nicotina increíble. A mi esta “alianza” me tiene que llevar hasta la raya para convencerme que el “vaping” no hace daño. Sus portavoces dan la impresión que no hacen falta más estudios sobre el peligro de usar estos aparatos. Se que esto no es así. De forma, que para mi que vengan más estudios.