Mié11202019

Last update07:48:26 AM

Congreso de geografía cierra con conferencia de Jean Marie Theodat

  • PDF

altEn la sala auditorio del Archivo General de Puerto Rico culminó en el día de ayer el Primer Congreso de Eugenio María de Hostos. El mismo fue organizado por estudiantes y egresados del único programa nacional en Geografía, el cual se ofrece en la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras. Los estudiantes y egresados que organizaron el evento se autoproclaman el Colectivo Puertorriqueño de Geografía. Se trata de una masa crítica de saberes organizados a partir de gente muy joven, que la mayoría del país no saben que aún existen, pero que están forjando su senda con intervenciones nacionales muy precisas y contundentes.

Como parte del evento, donde en tres mesas de diálogo concurrentes se presentaron a lo largo de los dos días que duró el evento académico (1 y 2 de noviembre) 60 ponencias. La calidad de las mismas, puede variar, pero una convocatoria para hablar de la geografía en sus distintas manifestaciones, demuestra de qué están hechos los estudiantes de la UPR RP, que se han formado en ese departamento, el cual acaba de cumplir 58 años de su constitución.

La actividad académica cerró en la tarde de ayer con la conferencia magistral ofrecida por el profesor Jean Marie Theodat, miembro de la Universidad del Estado de Haití, adscrito a la Facultad de Ciencias, y coordinador de la maestría en Estudios Urbanos. Su conferencia magistral se tituló “La frontera dominicana-haitiana: una isla metida en la otra”.

Su alocución fue la mar de interesante, pues desde una mirada de la geografía urbana y humana, explicó las formas y maneras en que la frontera dominicano-haitiana se constituye, siendo la misma algo así como un cono poroso que crea oportunidades, necesidades y alegría (así como temores) en ambas direcciones.

El recuento histórico lo desarrolló el profesor Theodat a partir de la independencia de Haití en 1804 y la cosmovisión que tenía Toussaint Louverture en torno al futuro de la isla como una sola geografía nacional, con diversas culturas. De esta forma, en los años de intervención haitiana en República Dominicana, de 1822 a 1844, la isla se dividió en cuatro partes, las provincias del norte, sur, oeste y dominicana. Curiosamente en los aprendizajes de gobernanza de los primeros hombres y mujeres negros libres del continente, estaba en como neutralizar a los imperios europeos y norteamericanos. En esta medida, la idea de que la isla fuera un solo territorio tenía que ver más con garantizar la libertad de todos, y no sólo la de los haitianos.

En preguntas que El Post Antillano le hiciera al profesor Theodat, éste comentó que su tesis parte de la premisa que “en la isla de la española, ambos lados de la isla, se benefician de la presencia del otro país”. En este sentido, El primer socio de exportación-importación para el binomio República Dominicana/Haití, son ellos mismos. Igual pasa con el flujo de personas, de ambos lados de la frontera, y más que nada el consumo de servicios dominicanos se nutre de la existencia de Haití.

En palabras del profesor Theodat, “hablar que República Dominicana es un lugar prospero, es también reconocer que Haití lo es. Una sola geografía los une”.

Como bien apuntó al final de la entrevista el profesor, “a principios del Siglo 19, en 1804, Haití era el país libre más prospero del continente Americano luego de los EE.UU. Hoy no lo es. Hoy dominicana es más prospero que Haití. Pero la vida da vueltas. Nadie sabe como es el futuro. Lo mejor que pueden hacer estas dos naciones es colaborar por su bienestar [geográficamente] compartido”.

La actividad culmina hoy con un viaje de campo por el Viejo San Juan. Los interesados se pueden congregar en la Plaza de Armas a la 1pm.