Sáb12142019

Last update11:43:51 AM

Puerto Rico no es la isla…. eso no es significativo

  • PDF

alt(San Juan, 9:00 a.m.) En una columna de opinión publicada ayer, el intelectual público Ángel Collado Swhwarz publica un escrito titulado “El Instituto de Cultura no es la sede”. Bien intencionado por demás, el artículo se inscribe entre tantas narrativas neoliberales con las cuales convivimos en Puerto Rico, y más que nada en el fin de semana que Beatriz Rosselló decidió sacrificar a su familia, Ricardo e infantes, para ver a los suyos en la isla.

La idea desarrollada versa sobre la aparente transferencia por vía de alquiler del edificio de la sede del Instituto de Cultura a una empresa de hospedería que involucra a gente importante del país, quienes van a tornar el edificio en un hotel de 50 y pico habitaciones. Hotel de lujo. La justificación, neoliberal, es decir que promueve la reducción del gobierno, la privatización de los bienes y servicios públicos, y sobre todo pérdida de derechos laborales para todos, es que el edificio se podría conservar mejor y rehabilitar bajo una inyección directa de capital privado, el cual el estado no tiene en este momento. Aclarado el argumento, pensemos de otra forma.

Si el edificio no es el instituto, la agencia de preservación de la cultura nacional, la localización de la agencia podría ser cualquier lugar. Es decir, una casita en la urbanización Puerto Nuevo en San Juan, podría ser también la sede del Instituto de Cultura Puertorriqueño. Por lo tanto, si la sede no es importante, y por analogía, la isla de Puerto Rico, donde vivimos los puertorriqueños, tampoco es importante. Es decir, podríamos irnos todos a Orlando, Florida, y vivir desde allí. Felices, porque el ser y la nada, como dijera el filósofo, no tiene un afincamiento material.

Realmente hablando, en esa Collado Schwarz es mecánicamente correcto. Pero la vida no es mecánica, menos de forma absoluta es estructural, y tampoco la vida nunca deja de ser simbólica. La cultura boricua es muchas cosas hoy. Que los neoliberales hayan creado la narrativa que la privatización permite seguir siendo de otra forma, pues claro. En esa Collado Schwarz coincide con Edwin Miranda y el Chat de Telegrama del marido de Beatriz, Ricardo Rosselló. Coinciden en pensar en un “futuro lleno de esperanza. La isla sin puertorriqueños”. La isla sin capital y/o poder simbólico. Sin significantes de los cuales nos apropiemos como puertorriqueños.

En fin, que también fue Ángel Collado Schwarz el que conceptualizó e impulso el concepto normativo de soberanía, sin contenido asociado a la independencia, y que terminó dividiendo aún más al independentismo y sectores liberales de Puerto Rico. Hoy hablar de soberanía es tan útil para algunos sectores del independentismo, como del anexionismo. Es curioso cuando los intelectuales públicos intervienen para ilustrarnos.

En el entretanto, usted decide. ¿Si vaciamos la isla de los boricuas, debemos seguir llamando a la localidad Puerto Rico? Pensemos