Mar04072020

Last update09:26:56 AM

Estado de Sitio: ¿dictadura con un país vivo?

  • PDF

alt(San Juan, 3:00 p.m.) La gobernadora Wanda Vázquez decretó un toque de queda el domingo 15 de marzo de 2020. Algunos abogados constitucionalistas han criticado ese decreto por no ser específico y porque limita la libertad de circulación y asociación de los ciudadanos. Pero existe lo que se conoce como el bien común y el bien individual. La gobernadora estableció que existe un interés público primordial de preservar la vida de la mayoría de los puertorriqueños. El confinamiento en el hogar ya fue ensayado durante la epidemia del Ébola.

En el 1950, durante la Revuelta Nacionalista el gobernador Luis Muñoz Marín estableció la Ley Marcial y ordenó a la Guardia Nacional Aérea a bombardear el pueblo de Jayuya ya que los nacionalistas habían tomado ese pueblo y establecido allí la República de Puerto Rico. Ese ha sido la única ocasión en que un pueblo o territorio americano ha sido bombardeado por las fuerzas armadas de ese país.

El toque de queda se utiliza en tiempos de guerra ante la amenaza de un país agresor contra otro país en particular y en consecuencia el gobernante del país amenazado establece un estado de sitio. El estado de sitio es un régimen de excepción que es impuesto por el poder ejecutivo con la autorización del órgano legislativo correspondiente. La gobernadora Wanda Vázquez ejerció su autoridad ante la amenaza de un peligro inminente como una enfermedad viral con una alta mortalidad. En un estado de excepción se borran los linderos de los poderes del legislativo y judicial y se consolidan en el ejecutivo. Ya la gobernadora cerró los tribunales ante una amenaza contra la que no tenemos armas para defendernos. La corte federal de San Juan también suspendió sus labores. El estado de sitio representa un concepto equivalente al estado de guerra; y estamos ante un estado de guerra.

La acción de la gobernadora de establecer un toque de queda antecedió a decisiones similares por gobernadores norteamericanos. Ya California, Nueva Jersey, Nueva York y Pensilvania han tomado acciones similares. Los gobernadores de esos estados tuvieron que esperar que el presidente Trump activara la guardia nacional en sus respectivos estados. En Puerto Rico fue la gobernadora Wanda Vázquez la que activó a la Guardia Nacional. Wanda Vázquez ha demostrado el poder que tiene como gobernadora del territorio no-incorporado (colonia) de Puerto Rico.

La gobernadora debe solicitarle a la legislatura la autoridad para continuar con su labor de anteponer el bien común ante las libertades individuales. Luego del toque de queda la gobernadora ha solicitado la reducción de viajes a la isla, una función que recae en el gobierno federal, pero que al presente es motivo de sobrevivencia de los ciudadanos del territorio de Puerto Rico. La gobernadora debe insistir en que se reduzcan o eliminen los viajes aéreos y marítimos a la isla. En los únicos países en que el virus no ha penetrado ha sido en los países con gobiernos dictatoriales que cerraron sus fronteras. El cierre de fronteras fue establecido en Myanmar y Corea del Norte y Rusia.

Si se demuestra que hay un número alto de casos asintomáticos en la comunidad, se deberá extender por más tiempo el período de reclusión en los hogares durante las 24 horas del día. Se debe fiscalizar el cumplimiento del toque de queda. Eventualmente se dilucidará en corte si el bien común debe prevalecer sobre el bien individual.

No hay duda que el toque de queda y el cierre de las fronteras afectará la economía de Puerto Rico y la de todo el planeta. Pero la primera opción en una crisis de esa magnitud es la preservación de la vida. Sólo los vivos pueden resolver los problemas que aquejan a la humanidad. Tanto el gobierno federal como el de Puerto Rico implantarán ayudas para los pequeños comerciantes, los agricultores y para la clase media que será la más perjudicada; pero habrán preservado sus vidas para continuar luchando.

Próximamente se hará evidente que el capitalismo como sistema económico predominante en el mundo perderá su hegemonía. Igualmente, la supuesta democracia capitalista se perjudicará y se afianzará el capitalismo de los países social-demócratas. Es posible que el coronavirus nos ayude a reducir el grado de inequidad económica que existe en todo el planeta.

Igualmente, él/la que ocupe la Secretaría de Salud debe ejercer poderes cuasi-dictatoriales para ayudar efectivamente a la gobernadora. El Secretario de Salud deberá ser el único portavoz de ese departamento.

Aprovechen esta oportunidad que les da la vida, permanezcan en sus casas, protejan a los adultos mayores.

Se justifica y apoyo una dictadora benevolente pero en un país vivo.