La guerra [por el control] de las mascarillas en Puerto Rico

alt(San Juan, 11:00 a.m.) Desde Francia llega información que sus mascarillas no llegan porque los compradores norteamericanos pagan el doble y hasta el triple por cargamentos de equipo protector que ya estaban destinados para los franceses.

Con esta competencia en todo el mundo, será difícil contar con ese material en Puerto Rico. De nuevo, les repito que es VITAL el inicio de la manufactura de este equipo en nuestro país. No podemos esperar por los suplidores tradicionales y tenemos que adaptarnos a los retos de esta pandemia. Algunas empresas han iniciado esta acción, pero no es suficiente. Más compañías boricuas deben unirse a este esfuerzo.

Los empleados de la salud no dejan de quejarse de esta escasez y ya hay algunos colegas médicos hospitalizados en salas de cuidado intensivo.

Es urgente que el gobierno estimule al empresario puertorriqueño a alterar la producción de varias empresas para poder suplir a la primera línea de esta guerra con el equipo necesario para protegerse y brindar el mejor servicio.

Estímulos empresariales como diferimiento de impuestos, compras garantizadas y otro tipo de créditos deben ser implantados para agregar más aliados para las batallas que nos esperan.

El virus ya tiene aliados. El tiempo que corre de prisa y los gobiernos que dejan de ser escudos para actuar como coladeras en esta tormenta de muerte. ¿Estamos a tiempo para formar alianzas? El futuro nos dará las respuestas, pero el presente nos pide acciones inmediatas.