Vie06052020

Last update01:27:37 PM

Ante el coronavirus [cero] fondos federales, ¡Puerto Rico lo hace mejor!

  • PDF

altEn los pasados días el gobierno que dirige Wanda Vázquez Garced, bajo la insignia del Partido Nuevo Progresista, ha dado cátedra de cómo un país soberano, pese a ser colonia, puede responder a crisis salubristas como la que nos plantea el Covid-19. Explicar esto ha sido difícil, pero las medidas tomadas por el gobierno colonial sin la ayuda del poder metropolitano, son las que han llevado a Puerto Rico a sobrevivir lo mejor posible en una crisis que ha cambiado las reglas del juego político para la isla.

Puerto Rico adoptó un modelo soberano para paliar el contagio y propagación del coronavirus. Por un lado, cerró todos sus puertos marítimos a barcos extranjeros, y por otro lado obtuvo control del principal aeropuerto del país, militarizando su operación. De otro lado, estableció un toque de queda, restringiendo toda actividad económica no esencial, que al día de hoy ha sido cubierto efectivamente. Rediseñó el uso de sus activos nacionales, entre otros la Universidad de Puerto Rico, logrando crear capacidad técnica a nivel nacional. Más aun, estableció un sistema artesanal de cotejo y acopio de pruebas, el "coronavirus vallet-parking" que ha sido un éxito. Finalmente, estableció un modelo criollo de incentivos económicos de $787 millones de dólares, que ha sido ejecutado completamente sin fondos federales.

¿Pues qué nos queda? Nos queda continuar desarrollando una cultura que no dependa ni emocional ni culturalmente hablando de Washington. Por lo tanto las iniciativas que han surgido a partir de la crisis, que nos vuelven a poner en el "caldero" de Washington, hay que desecharlas por ser expresiones pro la dependencia colonial.

La iniciativa de Aníbal Acevedo Vilá, ex gobernador de Puerto Rico por el Partido Popular Democrático, de revivir la sección 936, o crédito similar, para producir fármacos en la isla, es doblemente colonialista. Por un lado, nos inserta una vez más en el andamiaje tributario de los EE.UU.; y por otro lado, no crea soberanía económica, toda vez que dependemos de farmacéuticas extranjeras para producir en la isla riqueza que se va. Ese modelo ya caducó.

Por otro lado, el movimiento del Partido Democrática en los EE.UU, pidiendo la estadidad de Puerto Rico, entre otros territorios, para darle paridad económica, es el modelo clásico del colonialismo. A esto se suma la petición de los legisladores, senado y cámara de representantes, federal, entre otros Elizabeth Warren, Raúl Grijalva, Nydia Velázquez, y Joaquín Castro, pidiendo paridad de fondos para la isla. El argumento de que los boricuas son ciudadanos americanos, ha quedado superado por la propia praxis social y política. Los boricuas, como ciudadanos de Puerto Rico desde 1898, han logrado resolver sus propios problemas solos.

En una economía de guerra, como es la que se libra hoy contra el Covid-19, todos los esfuerzos locales van dirigidos a producir respuestas, sin la ayuda, el aval, y sobre todo el dinero de Washington. En este sentido, reconozco a Margarita Carbonell, quien cosa un promedio de 36 mascarillas al día, para su venta al detal y así ayudar a los locales. Por otro lado la empresa Engiworks, intenta desarrollar un prototipo de respiradero básico para pacientes con condiciones respiratorias. A esto hay que apostar.

De esta forma, la victoria contra el Coronavirus en Puerto Rico hoy será una, todo apunta, una victoria de los boricuas. Es una victoria que en nada al día de hoy, ha dependido de Washington. Pensemos.