Mié06032020

Last update10:35:45 AM

El Plan Wanda/PNP: estadidad dependiente [de fondos federales]

  • PDF

alt(San Juan, 10:00 a.m.) Ver el proyecto que ha desarrollado el activista de izquierdas Roberto Giovanni Caez, es simplemente encomiable. El proyecto Comedores Sociales, el cual tiene una versión en Río Piedras, como mecanismo de contribuir a disipar la desigualdad alimentaria en el país, es valioso. No es el único proyecto de su clase que da comida de forma gratuita o por intercambio al que la necesite, hay varios en la isla. Pero es el primero que se ha hecho prominente en medio de una crisis de pandemia, a partir del arresto de Giovanni por exigirle al gobierno que abriera los comedores escolares y facilitará el proceso de acceder a fondos federales para conseguir comida. En esta medida, la idea original, la cual es meritoria y valiosa, se confunde con otros procesos de la política en Puerto Rico.

Hoy el Partido Nuevo Progresistas, que dirige Wanda Vázquez Garced en la gobernación, y que preside la colectividad Tomás Rivera Schatz, tiene un proyecto, el cual en consorcio con el GFR Media y periodistas de la talla de Jay Fonseca, llevan tres semanas bombardeandonos la urgencia de fondos federales para palear la crisis que Covid-19 ha producido en Puerto Rico. Uno debe preguntarse ¿Cuál crisis?

Siendo objetivo, el sector manufacturero (incluyendo la agricultura) nunca se ha detenido en Puerto Rico. Ese sector produce el 50 por ciento del Producto Nacional Bruto de la isla, y cerca del 70 por ciento del Producto Interno Bruto. De otra parte, las ventas al detal tampoco se detuvieron. Lo que se detuvo en Puerto Rico fue en gran parte la economía informal y la economía de las PYMES, que representan el 60 por ciento del PNB, y el 72 por ciento de la economía organizada en la isla, respectivamente.

Por lo tanto, la política de los toques de queda afectó a ciertos sectores en particular, pero no a toda la población, y menos a las industrias más importantes del país, incluyendo el cuarto renglón que es la banca, el cual nunca ha parado de dar servicios en 10 semanas de pandemia oficial.


Por lo tanto, cuál es la relación del Plan Wanda/PNP y ofrecer comida gratuita por parte de algunos sectores socialmente comprometidos en la isla. En principio ninguna. No obstante el PNP y lo sistemas mediáticos de la derecha, se han apropiado de la situación para impulsar por todos lados, en particular el GFR Media y Jay Fonseca/Rayos X, que con los fondos federales se habrá de palear la crisis alimentaria que hoy tenemos en Puerto Rico, y la crisis de consumo al detal que nos afecta. Los bonos federales de $1200 dólares; las 200 mil cajas semanales de alimento a los más necesitados; así como las modificaciones a los planes de acceso a fondos federales de programas de alimento [tarjeta PAN], han creado el momento perfecto para asociar estadidad con fondos federales.

Dicho esto, la conferencia de prensa del domingo, ridículo pensar que no se reúnan, si la izquierda, los independentistas y los miembros del partido popular también se han reunido, es de-contextualizar el anuncio del referéndum estadidad sí o no, para el 3 de noviembre de 2020. Debemos de luchar por derrotarlos, pero derrotarlos es enfrentarnos a negar la dependencia económica de Washington y a vincular, en nuestra psiquis colectiva, que la estadidad equivale a bienestar económico. Misisipi, Luisiana, California, son muestras de lo que hace la pobreza en los EE.UU. Es momento de derrotarlos el 3 de noviembre, diciendo no a la estadidad; pero también derrotarlos hoy por la promoción de más programas federales para subvencionar a la población. Esos programas se pueden desarrollar todos, sin la utilización de fondos federales. Un proyecto nacional de soberanía e independencia no puede vivir de fondos federales. Pensemos.