Sáb11182017

Last update08:57:06 PM

Proyecto de Ley 27 del Senado para enmendar el Procurador del Paciente

  • PDF

altEl Proyecto del Senado 27 de la autoría de Thomas Rivera Schatz fue aprobado unánimemente en la Cámara y en el Senado. La medida es para enmendar la Ley del Procurador del Paciente otorgándole mayores poderes para mejorar los servicios de salud tanto a los pacientes del Plan de Salud del Gobierno (PSG) como a los pacientes con seguro médico privado.

Bajo este proyecto de ley se supone que las aseguradoras asuman su responsabilidad legal si deniegan a un paciente un servicio que está incluido en su cubierta de seguro. Además, tendrán que informar y justificar las decisiones adversas cuando deniegan un servicio. Las organizaciones del sector de salud: el Colegio Médico, la Sociedad Americana en Contra del Cáncer, la Asociación de Hospitales, la Asociación Americana de Personas Retiradas, la Cooperativa Puertorriqueña de Gastroenterología, Sociedad Puertorriqueña de Diabetes, Sociedad Puertorriqueña de Cardiología, la Asociación de Alzheimer, todos insisten en lo beneficioso del proyecto para la salud de los pacientes.

Por otro lado, el senador Rivera Schatz asegura que varias compañías aseguradoras están gestionando con astucia y maña en La Fortaleza para que el gobernador no firme el proyecto. El gobernador Ricardo Rosselló tiene hasta el 31 de julio de 2017 para firmar el proyecto, si no recibirá un veto de bolsillo. Está por verse si la Legislatura decide pasar por encima del veto del gobernador.

El Secretario de Salud, doctor Rafael Rodríguez Mercado se opuso al proyecto alegando que éste le quita poderes al puesto de Secretario de Salud y a la Oficina del Comisionado de Seguros. Además, supuestamente este proyecto conllevaría pérdidas para las aseguradoras. No tengo claro como esta ley le quita poderes al Secretario de Salud. De hecho, el médico es el Defensor del Paciente por excelencia, es el que sabe lo que le conviene a su paciente. La Oficina de Comisionado de Seguros nunca ha sido un defensor de los intereses de los pacientes sino de las compañías aseguradoras. De hecho, varios de los últimos Comisionados(a) de Seguros han venido y regresan a una de las compañías aseguradoras de salud al completar su término.

Es evidente que las compañías aseguradoras son dueñas y señoras y campean por su respeto en el sistema de salud del país. Se oponen meramente por no tener que justificar el racionamiento de los servicios, sean pruebas de radiología, laboratorios o procedimientos quirúrgicos a pacientes del PSG y a pacientes con planes privados Pero esta ley bloqueará su afán de lucro y tendrán que responder legalmente si algún paciente resulta perjudicado por tomar decisiones administrativas adversas al paciente, practicando la medicina, no al lado de la cama del paciente, sino a la distancia. Los que deniegan los servicios telefónicamente nos son médicos, ni tienen licencia para practicar la medicina, por lo que están violando la ley. El único funcionario que se ha atrevido a presentar legislación para controlar los abusos de las aseguradoras ha sido el senador Rivera Schatz y la legislatura actual. Esto puede ser el comienzo del control de la prostitución política en el país, eliminando las aportaciones de las compañías aseguradoras a los partidos políticos. Mi recomendación al gobernador Rosselló es que firme este proyecto que es cónsono con la mejor política pública de que el paciente va primero bajo cualquier proyecto de salud.

Si este proyecto de ley no es firmado por el gobernador se convierte en un proyecto perdidoso para todos los que han participado del mismo, se convierte en un No-Win proposition. El que no va a perder es el senador Rivera Schatz.