Sáb06232018

Last update10:39:23 AM

EE.UU. y la falta de originalidad en el colonialismo en Puerto Rico

  • PDF

altLos peregrinos ingleses que huían a la persecución política y religiosa en su país llegaron el 21 de noviembre de 1620 en el Mayflower a Massachusetts. Sobrevivieron a un frío invierno y con la ayuda de los indios nativos Wampanoags quienes fueron amigables al año siguiente comenzaron a celebrar el Día de Acción de Gracias. Gradualmente tomaron las tierras de los nativos, asesinaron a miles de indios y los desplazaron a reservaciones indígenas en varios lugares del país. A cambio de eso le concedieron soberanía política pues eran pobladores de América antes de la llegada de los ingleses. Los indios poseen sus propios tribunales de justicia.

Años más tarde los nuevos pobladores expulsaron a los ingleses del país. Estados Unidos se independizó del imperio Británico el 4 de julio de 1776 luego de una lucha armada. Entre los motivos se cita el pago de contribuciones sin representación política como una de las razones para la independencia del país. Un siglo más tarde, el 12 de abril de 1861, Estados Unidos se vio involucrado en una cruenta guerra civil que finalizó el 8 de abril de 1865 y que causó más de 600,000 muertes. Triunfó el norte sobre el sur pero los atropellos y el linchamiento de negros por el Ku Klux Klan en los estados sureños no se hizo esperar. Es por eso que en el 1871 se aprobó la Ley de Derechos Civiles en Estados Unidos. Pero aún el discrimen racial en ese país es rampante.

La República de Estados Unidos adoptó el sistema legislativo bicameral, copiado del Parlamento inglés que posee la Cámara Alta y la Cámara Baja. La Cámara de Representantes en Estados Unidos se conoce como the House y equivale a la Cámara Baja del sistema inglés. El Parlamento inglés tiene dos cámaras--- la Cámara de los Lores o Cámara Alta y la Cámara de los Comunes o cámara baja. El sistema bicameral comenzó en Inglaterra en el Siglo 13. Este sistema fue adoptado por Estados Unidos en el Siglo 18. Estados Unidos emula a su colonizador y demuestra su falta de originalidad.

Inglaterra fue un imperio colonizador, poseía colonias en América, África y Asia. La India, Singapur, la Isla de Malta, Rodesia y Sur África fueron en un tiempo colonias del imperio inglés. En el 1651 Inglaterra pasó la Ley de Navegación o ley de cabotaje que estableció las bases para el comercio inglés con las colonias de ultramar por cerca de 200 años. Esta ley fue abolida en el 1849. La Ley de Navegación causó resentimiento en las colonias inglesas y contribuyó a que comenzara la revolución americana. Sin embargo, Estados Unidos pasó la Ley de la Marina Mercante en el 1920 conocida como la Ley Jones para proteger al país de la competencia en la transportación de productos desde Estados Unidos a las colonias. La ley dispone que la transportación de los productos se realice en barcos norteamericanos, construidos en Estados Unidos y con tripulación de ese país colonizador. Esa ley se aplica a Puerto Rico, pero no se aplica a las Islas Vírgenes. Sin embargo, las leyes de cabotaje se aplican a Alaska y a Hawái. De nuevo Estados Unidos copia las políticas de su antiguo colonizador.

A manera de ejemplo, en la fundación de estados africanos, Sierra Leona fue fundada para enviar a África los esclavos liberados en Inglaterra. En el 1791, se fundó Freetown como su capital. En el 1896 Freetown pasó a ser un protectorado británico. En el 1821, Sierra Leona se unió a la Costa de Oro y Gambia fundando así los Territorios Británicos del Oeste de África. Por los próximos 50 años los ingleses trasladaron a 70,000 esclavos a Freetown, capital de Sierra Leona. Cien años más tarde Sierra Leona obtuvo su independencia.

Liberia fue fundada en el 1847 por Estados Unidos para lidiar con el aumento en el número de negros libres en ese país. Liberia se convirtió en el segundo país, después de Haití en convertirse en una república negra en el mundo. Esto fue como resultado de la creación de la Sociedad Americana de Colonización fundada en el 1816. Algunos norteamericanos muy prominentes fueron miembros de esa organización. El expresidente Thomas Jefferson favorecía a dicha agrupación y el Presidente James Madison proveyó fondos a la organización. La Sociedad Americana de Colonización envió grupos para obtener tierra en África para crear esta colonia norteamericana en ese continente. Finalmente, en el 1821 obtuvieron una franja de terreno y en el 1824 crearon la nueva colonia de Liberia. La capital Monrovia honraba al Presidente James Monroe quien promovió ayuda económica para Liberia. En el 1847 Liberia se independizó de la Sociedad Americana de Colonización y se estableció como un país soberano. De nuevo, Estados Unidos le sigue los pasos a su colonizador Inglaterra.

Ya para el Siglo 18 Estados Unidos era un imperio. Desde temprano en el Siglo 19 el imperio había peleado en contra de los piratas del norte de África que atacaban a los barcos suecos y norteamericanos. Es por eso que el himno de la Marina norteamericana dice: “from the halls of Montezuma to the shore or Tripoli”. Para esa época Estados Unidos era un imperio militar pero no tenía colonias.

Estados Unidos entró a la Guerra Hispano-Americana ya siendo un imperio mundial pero no poseía colonias. Al finalizar esa guerra el imperio norteamericano pasó a poseer como colonias a Cuba, las Filipinas, Guam y Puerto Rico. La Base de Guantánamo en Cuba fue cedida a Estados Unidos. A Cuba le dieron la independencia en el 1900. Las Filipinas se independizaron el 4 de julio de 1946. Puerto Rico y Guam aún son colonias de Estados Unidos. De nuevo el imperio norteamericano continúa emulando a Inglaterra, su colonizador. Los ejemplos citados anteriormente demuestran la falta de originalidad de los Estados Unidos en sus actuaciones de política pública en su país y ante el mundo. Estados Unidos se ha comportado siguiendo el concepto de “Battered Children are Battered Fathers”. (Niños maltratados se convierten en padres maltratantes.)

Pero con relación a Puerto Rico ocurrió algo diferente e inusual. Aquí se inventaron algo nuevo y diferente porque le convenía al imperio. Un académico de la Universidad de Harvard en el 1899 creó el concepto de territorio no-incorporado. El Tribunal Supremo Federal en el primer Caso Insular Downes v Bidwell en 1901 adoptaron ese concepto y decidieron que Puerto Rico es un territorio no-incorporado. Se decidió además que Puerto Rico pertenece a pero no es parte de Estados Unidos. Del 1901 al 1922 se acumularon 23 decisiones del Tribunal Supremo Federal que se conocen como los Casos Insulares. El Tribunal Supremo de Estados Unidos por medio de los casos insulares colocó la Constitución norteamericana al servicio del colonialismo. Estados Unidos se convirtió en un imperio similar a Inglaterra, su colonizador y con colonias.

La adopción del concepto de territorio no-incorporado, eufemismo para colonia es inconstitucional y debe ser eliminado. Los Casos Insulares son inconstitucionales y violan los casos decididos en el 1820 y en el 1856. En el primer caso—Loughborugh v Blake—el Juez John Marshall decidió que la Constitución norteamericana se aplicaba a todo Estados Unidos, incluyendo el Distrito de Columbia y a los territorios. En el segundo caso—Dred Scott v Sanford, el Juez Roger R. Taney concluyó que el gobierno no tiene poder para adquirir territorios y mantenerlos permanentemente como una colonia.

Al presente y después del caso Sánchez Valle v Estado Libre Asociado que concluye que Puerto Rico es un territorio no-incorporado y que no poseemos soberanía y además de la Ley Promesa y la designación de la Junta de Supervisión Fiscal no podemos tener duda de que Puerto Rico es una colonia y que la creación del Estado Libre Asociado en el 1952 fue un engaño, una burla política. Ahora el Congreso está en Puerto Rico.

Según el Congreso norteamericano y la Corte Suprema Federal tuvieron la inventiva de crear el concepto de territorio no incorporado para mantener a la colonia de Puerto Rico por tiempo indefinido, es tiempo ya de que esa política sea revisada y que los Casos Insulares sean revocados por ser inconstitucionales.

El pueblo de Puerto Rico tiene que organizar un movimiento masivo en el que las tres tribus políticas deben unirse en una sola agrupación, todos los ciudadanos del país, un movimiento similar al que hicimos para remover a la Marina de Vieques. Se debe reclamar a las tres ramas políticas del gobierno federal que se realice una Revisión Judicial el concepto de territorio no-incorporado y de los Casos Insulares al amparo del caso Marbury v Madison del 1803 presidido por el Juez John Marshall cuando estableció que el concepto de Revisión Judicial compromete al Tribunal Supremo a ejercer su autoridad para evaluar y descartar las leyes que violan la Constitución norteamericana, un tratado o alguna otra ley fundamental.

Nuestros alegatos tienen que ser divulgados a nivel mundial para llamar la atención que Estados Unidos, el país más democrático del mundo, aún posee a Puerto Rico como un país sin soberanía. El sistema colonial solo sirve para explotar al colonizado.