Mié03202019

Last update11:34:44 AM

El efecto de aureola y el demeanor

  • PDF

Image result for edward l thorndike haloEl efecto aureola o Halo Effect fue acuñado por Edward L. Thorndike, psicólogo, en su artículo, “Error Constante en la calificación psicológica”. Ese efecto se observa en el sistema educativo, en procesos judiciales y en otras áreas del saber. Se refiere a un sesgo o error en la percepción de un rasgo que es afectado por una secuencia de interpretaciones prejuiciadas. Thorndike descubrió que el efecto aureola era un fenómeno constante y erróneo en la evaluación de las personas.

El atractivo físico es la variable que más se aplica al efecto aureola. Las personas atractivas son percibidas como inteligentes y generosas, más amistosas y honestas; lo que no es cierto en muchas ocasiones. En la teoría de personalidad los primeros rasgos que reconocemos en los demás influyen en las percepciones posteriores de esa persona. Las personas atractivas se perciben como poseedoras de una personalidad más deseable y de más habilidades que una persona de apariencia promedio. Hasta en los anuncios publicitarios los artistas o mantenedores de programas de televisión y radio son utilizados para promocionar productos con los que ellos no tienen experiencia ni los utilizan. Eso nos lleva a cuestionar la moralidad y ética de esos anunciantes.

Las entrevistas por el personal de recursos humanos también pueden estar prejuiciadas por algún rasgo positivo del entrevistado que lleva al entrevistador a soslayar los aspectos negativos del entrevistado. En un estudio se le mostró a un grupo de estudiantes un texto mal escrito. Se les mostró la foto de una mujer atractiva, una mujer no atractiva y otra de apariencia neutral. Se les solicitó que evaluaran la calidad del texto en una escala del 1 al 9. La nota media fue 5.2 para la mujer atractiva, 2.7 para la no atractiva y 4.7 para la de apariencia neutral. También se ha considerado que las personas más atractivas tienen mayor aceptación como políticos que las menos atractivas. Para ser aceptados los candidatos políticos tanto mujeres como hombres requieren poseer atractivos físicos.

El efecto de aureola también ocurre en los juicios. En un estudio realizado en el 1941 se le presentó a un grupo de personas fotos de criminales reales y para que indicaran cuáles de ellos habían cometido un crimen. Los participantes se negaron a creer que las personas más atractivas pudiesen haber cometido un crimen. En otro estudio se encontró que las personas más atractivas reciben sentencias menores que las personas poco atractivas, aun habiendo cometido el mismo crimen.

En el ambiente universitario durante el proceso de evaluación de los estudiantes se observa la aplicación del efecto de aureola. Por ejemplo: cuando una facultad de un programa de adiestramiento en cirugía está evaluando a los residentes del programa para decidir si son promovidos de año hay que estar conscientes de no aplicar el efecto de aureola. Cuando la mayoría de la facultad opina que la ejecutoria de un residente ha sido satisfactoria surge de momento un facultativo que alega que ese residente le falló en cierta ocasión, luego otro y otro hacen alegatos similares y al final concluyen que ese residente no debe ser promovido de año. Como ese proceso es en cierta medida subjetivo, excepto los conocimientos científicos documentados por un examen, hay que tratar de impedir el añadir una mayor subjetividad y prejuicio al proceso.

El efecto de aureola se demuestra claramente en la religión. Como cuestión de hecho, los santos son representados con una aureola sobre su cabeza. Nadie ha visto a Jesús, sin embargo su rostro es presentado como un ser blanco con ojos claros, no como una persona negra. Pero la inventiva del compositor Roberto Angleró lo llevó a componer la canción Si Dios fuera negro. “Si Dios fuera negro, todo cambiaría, fuera nuestra raza la que mandaría, negra Blancanieves, negro el algodón, negro el abogado, negro el doctor; negro fuera el Papa, negro el ministro, los ángeles negros, negro Jesucristo” dice la canción.

Por otro lado, se sabe sobre la existencia de la Virgen Negra en la ciudad de Czestochowa en Polonia. El ícono de la Virgen María se encuentra en el templo Jasna Gora de esa ciudad polaca. La Virgen Negra es la más venerada reliquia religiosa de Polonia. Fue visitada por Juan Pablo II antes y después de ser Papa, él nació en Varsovia. La fiesta de la Virgen de Czestochowa se celebra el 26 de agosto.

El ser humano está lleno de prejuicios. Cuando se comete un delito y se sospecha de una persona blanca y una persona negra, en un número mayor de ocasiones el observador piensa que la persona negra es la autora del delito.

El prejuicio también ocurre en las decisiones que emiten los tribunales de justicia del país. Por ejemplo: el Tribunal Supremo es un cuerpo colegiado que tiene nueve jueces. En materias científicas que ellos desconocen puede que un juez/a tenga mayores conocimientos sobre el tema. Ese juez/a tiene el deber ministerial de orientar a sus colegas para que en conjunto, en banc, tomen la decisión correcta. En este caso, el efecto aureola puede ser positivo o negativo para el acusado. Si se plantea un rasgo indeseado o negativo del acusado, esto afecta la percepción de los otros jueces quienes finalmente le fallan injustamente en contra al ciudadano que es enjuiciado. Esto se conoce como el efecto del cuerno. (Devil effect or the horns of the devil). La ciega aceptación del tan cacareado demeanor en nuestros tribunales está basado en la subjetividad del efecto de aureola o del opuesto efecto del cuerno que contiene un gran margen de error en la apreciación que lleva a cabo el juez/a del Tribunal de Instancia. Una señora de mayor edad que nunca ha acudido a un tribunal puede estar muy nerviosa, pero su testimonio puede ser verdadero. Por el contrario, un perito a sueldo, con mucha experiencia en los tribunales, pero inmoral y que habla un idioma diferente al nuestro puede ser considerado como veraz por un juez/a ignorante y colonizado/a. Ese sistema es sumamente defectuoso y debe ser mejorado. Una forma de hacerlo sería grabando el testimonio de los testigos en los tribunales, esto para que tanto el Tribunal de Apelaciones como el Tribunal Supremo puedan también evaluar el demeanor de los testigos. En lugar de una sola evaluación tendríamos doce evaluaciones--- tres del Tribunal Apelativo y nueve del Tribunal Supremo. Los sistemas de justicia de Puerto Rico y Estados Unidos son retrógrados, obsoletos y arcaicos; no han cambiado desde que comenzaron en el 1776 en Estados Unidos y en Puerto Rico bajo la Ley Foraker del 1900. El Código Penal de Puerto Rico se origina en el Código Napoleónico del 1876, el cual se está revisando actualmente en nuestro país.

No sigamos repitiendo los mismos errores continuamente. “¿Y cuántas muertes más serán necesarias para que se sepa que ya murió demasiada gente”? “La respuesta, mi amigo, está flotando en el viento, la respuesta está flotando en el viento”. (Blowing in the Wind, de Bob Dylan)