Lun05292017

Last update11:48:41 AM

Amuletos Naturales

  • PDF

alt

Para los pueblos primitivos, todas las cosas naturales poseían un poder innato que se conoció como Mana. Esta palabra, acuñada por los nativos de la Polinesia, se puede encontrar también en la narrativa bíblica con una pronunciación algo distinta: Maná. Era el sustituto del pan que Dios enviaba diariamente a los judíos durante su peregrinación por el desierto. El Maná llovía del cielo cada mañana, y tenía que ser consumido el mismo día de su recolección, de otro modo, perdería su sustancia y se deterioraría rápidamente. Se parecía a la semilla de coriandro (cilantro) y sabia a "hostia amasada con miel." (Ex., 15:14 , 31). "L.a gente daba vueltas recogiéndolo, lo molía en molinos o batía en morteros, lo cocía en sartenes y hacía tortas: y su sabor era el sabor del aceite nuevo." (Num., 11:8). Los judíos comieron el maná durante los 40 años de su peregrinación, hasta que llegaron ala frontera de la tierra de Canaán. "Y el Maná dejó de caer el día siguiente después de comer el viajo maíz de la tierra; y los hijos de Israel ya no comieron Maná nunca más; pero comieron las frutas de la tienes de Canaán, aquel año. " (los., 5:12 ). Actualmente, muchos creen que los algarrobos, también conocidos como pan de San Juan , eran el maná bíblico.

Los yogis tienen un nombre algo distinto para esta sustancia, aunque para ellos no tiene propiedades físicas. La llaman Prana, la esencia de la vida proveniente del sol, que los seres vivos pueden absorber con la respiración. Unos ejercicios respiratorios especiales, ideados para extraer el máximo beneficio posible de esta esencia vital, se conocen como Pranayama y son, según los yogis, suficientes para sostener la vida de por sí. En otras palabras, podríamos existir sin consumir alimentos, si sólo pudieramos entrenamos a obtener del aire que respiramos la esencia vivificadora del Prana.

El maná de los judíos era la materialización del prana, con todas sus propiedades vivificantes. Según el Pentatéuco, esta materialización tuvo lugar por la intervención divina de Dios, para asegurar la supervivencia de los judíos en el desierto. Esta fuerza creativa, que se ha llamado, alternativamente, Mana, Maná y Prana, y que es fuente de vida y de todos los actos mágicos, está presenta en todos los seres vivos, en mayor o menor grado. La medida en la que el mana está presente en algo, depende de la capacidad de este algo de reunir el mana en sí. Así, se dice que algunas sustancias poseen propiedades mágica especiales, y son grandes receptáculos de poder y buena suerte. Estas son las sustancias conocidas como amuletos naturales.

Hay amuletos naturales en el reino Vegetal, Mineral, Animal, y en Sustancias organicas.

AMULETOS VEGETALES

Todos los amuletos que representara hierbas, hojas, frutas, árboles, raíces y flores, son amuletos vegetales. En algunos casos, se utiliza como amuleto la misma sustancia vegetal. Entre ellos, son características las raices "mágicas", utilizadas para atraer el amor. Estas raíces se suelen llevar en ibolsas de flanela roja, junto con otros amuletos naturales como maiz seco (para el dinero), peonía (para la buena suerte) y ébano.(contra el mal de ojo).

Vamos a facilitar una lista de amuletos vegetales para poder familiarizarnos con ellos, no sin antes olvidar que en la Magia de las plantas de el libro de las Sombras, hay otro listado que tambien se puede tener en cuenta a la hora de elegir el amuleto vegetal que mas nos conviene. En la tabla lateral, se encuentra el enlace a la tabla de los amuletos vegetales ya que se ha fabricado una tabla para cada uno de las especificaciones de los amuletos naturales.
 

AMULETOS MINERALES

Los amuletos minerales comprenden a los metales (preciosos y semi preciosos), las magnetitas, las piedras comunes, las sustancias químicas y las resinas; diferentes tipos de suelo, arena y roca.

Los amuletos de piedra más valiosos no son los diamantes ni los rubies y las esmeraldas, sino una piedra natural que haya sido perforada por procesos naturales, como el viento o la lluvia. Las sociedades primitivas daban gran valor a este tipo de piedras, a las que creían poseedores de grandes poderes mágicos Las piedras huecas en cuyo interior se puede depositar una piedra más pequeña, son muy valiosas como símbolos de fertilidad. Este tipo de piedra se conoce como Even Tekumah.

Determinados tipos de roca se consideran muy eficaces como amuletos En el suroeste de los Estados Unidos, los indios navajo preparan un amuleto llamado "medicina de la roca parlante", hecho de fragmentos de roca de unas cuevas llenas de ecos. Se cree que este amuleto ofrece gran protección contra la magia negra.

También son muy poderosas las piedras ígneas, que los yorubas consideran producto de los rayos y los truenos. Su forma y tamaño son variados y son, según se cree, propiedad de Chango, el dios del trueno. Ahuyentan el mal y traen buena salud y buena suerte. Los yorubas las llamaban odduaras, y las utilizaban en muchos amuletos y encanterios. Todavía son populares en África y en América Latina.

Es probable que el pedemal, una de las muchas manifestaciones del sílice fuera una de las primeras piedras a las que el hombre valoró como amuléticas. Dado que el pedernal provenía de la tierra, se le equiparaba con un hijo de la tierra-madre. Para los egipcios, el pedernal era uno de los atributos de Horus, el hijo de Isis según su mitología.

En ciertas partes de África, donde todavía se practica el fetichismo, se cree que determinadas piedras son habitadas por espíritus, a los que adoran miembros individuales de la tribu. Las piedras se llevan como amuletos de Protección. Se cree que el hombre santo fetichista tiene el poder de aprisonar los espíritus en el interior de una piedra u otro tipo de objeto natural.

Cuando nace un niño, los aborígenes australianos preparan determinadas piedras llamadas churingas. El churinga suele consistir en una lasca de piedra o madera, inscrita con símbolos mágicos y guardada en la cueva sagrada que comparte cada comunidad. Se cree que esta piedra protege a su dueño del mal y que le trae buena suerte para toda la vida. Algunas de estas piedras inscritas datan de la Edad de Piedra.

Decir solamente que entre los chamanes de la epoca precolombina era habitual el uso de las piedras de poder que adquierian los poderes del mago durante su periodo chamanico y en muichos casos si se veian atacados y en peligro de muerte ellos mismos lanzaban sus poderes sobre la piedra para que los demas chamanes no pudieran beneficiarse de su propio mana. Las piedras preciosoas merecen capitulo a parte por la extensión y profundidad.