Vie07212017

Last update02:48:21 PM

Desde la UPR Humacao – la cocina huele a huelga

  • PDF

Si vamos a los portones vemos la otra cara de la lucha multisectorial. Jóvenes dados a la causa y adultos que los respaldan. Sinnúmero de actividades y manifestaciones forman parte de lo que vemos en los medios de comunicación y escuchamos en el diálogo matutino. Y, la intensidad de este mes ha sido tanta que diríamos que los olores captados son de: sudor, cansancio, desespero, amor, entrega y dedicación. Sin descartar el espíritu patriota que heredaron de nuestros próceres y maestros de las instituciones educativas del país.

Pero, aunque estos olores parecen ser los únicos. En los portones hay unos que atacan más que el sentido olfativo figurado. Olores que nos recuerdan la vida en el campo, la niñez… olores que nos recuerdan nuestras casas. Sí, porque nuestros jóvenes han sido bien recibidos por los miembros de la comunidad quienes además de traerles donaciones les han traído comida preparada. Y los jóvenes que tampoco se quedan atrás han preparado 3 comidas con 3 meriendas diarias sin contar los famosos granitos mañaneros acabados de salir que llegan a los portones.

Los portones huelen a arroz, pollo, gandules, habichuelas, chocolate caliente y un buen café. Los portones huelen a amor, confianza y apoyo de un país que en su lucha tiene fe.