(San Juan, 9:00 a.m.)  En el día de ayer se celebraron las primarias de los dos principales partidos políticos de Puerto Rico.  El Partido Nuevo Progresista (PNP) y el Partido Popular Democrático (PPD), participaron ayer en las primarias de sus respectivos candidatos, dejando un saldo, entre otras cosas, de dos candidatos a gobernación listos para la competencia: Pedro Pierluisi (PNP) y Charlie Delgado Altieri (PPD).

Pero el día se queda salpicado por eventos de corrupción, ineficiencia política y más que nada, viejas prácticas políticas que han dejado un mal sabor de país.  En este sentido, hoy, al día siguiente de las primarias, nos topamos con el hecho de que María “Tata” Charbonier, la controversial representante por el PNP, ha sido acusada junto a su marido e hijo, de practicas de corrupción en la legislatura.

Por lo tanto, la mirada popular del PNP es una donde la corrupción está presente de forma continua en este partido. En ese sentido, pensar como se cuece el proceso político es para ellos uno donde la apropiación de fondos públicos de una forma u otra es legítimo.

Leer más...

Lo que provocó esta reflexión sobre las primarias pasadas y por venir fue una conversación en Julio, 2020 con el Lic. Hiram Lozada y la lectura de un trabajo del Prof. Wilfredo Matos, La Política y lo político en Puerto Rico, (2016), específicamente en la página 273 que sigue acá como epígrafe:  “Se pueden invocar poderosas razones para sospechar de las bondades de la participación electoral, la mayor de las cuales es el mismo hecho colonial. El gobierno que surge del proceso entra en funciones con las manos atadas; tiene un limitado ámbito de actividad efectiva y no tiene más remedio que girar sobre sí mismo y de lanzar leyes, proclamas y generar clamorosas disputas para provocar la ilusión de que es alguien. ….  la forma de entretener las masas ahora lo es, en gran medida, la contienda electoral, un gigantesco carnaval para crear un simulacro de democracia.”  

Bajo condiciones de ocupación militar, y donde el mayordomo de la finca ahora es la Junta de Control Fiscal, celebrar primarias, y elecciones luego, es tanto una forma de reducir el desempleo entre gente sin muchas otras opciones laborales, como de ponerle un traje de seda a la puerca del mayordomo en esa misma finca.  

A sabiendas de que la descolonización del currículo en las universidades en el país, es una asignatura todavía pendiente, que conlleva crear un departamento que estudie los Estados Unidos a contrapelo de la propaganda oficiosa, permítanme hacer unas sugerencias sobre que hacer ahora y como inyectar tensiones que revelen la relación de fuerzas en el contexto de las primarias coloniales y próximas elecciones alli. Para pensar, investigar, organizar la educación y las campañas - relevantes y eficientes - de acción directa creo que sirve examinar varias categorías: COLONIALISMO, SITUACION COLONIALES PARECIDAS  A LA DE PUERTO RICO, ACTIVIDAD POLITICA,  EL ESTADO, GEO-POLITICA, y  CAPITALISMO RACIAL. Lo que sigue son algunos comentarios que respaldan dichas sugerencias.  

Leer más...

(San Juan, 1:00 p.m.) Sila Calderon se los anticipó y se les dijo en vistas, pero no les importó. Nadie hizo caso, pero ya se había anunciado la intención del Partido Nuevo Progresista (PNP) de robarse las elecciones. Comenzaron robando en sus propias primarias.

¿Es eso de lo que se trata el proyecto de reforma electoral que se firmó en junio la gobernadora Wanda Vázquez? Y es que no se entiende por qué un partido que llegó al poder, en forma amplia, con un sistema electoral sumamente funcional, desea, a última hora, cambiarlo por otro. Otro, que no ha surgido del consenso tradicional entre todas las entidades políticas; otro, para el cual no hay presupuesto aprobado; y, además, en medio de una crisis aguda de salud en el país.

Leer más...

(San Juan, 1:00 p.m.) El pasado lunes recibió cristiana sepultura el señor padre de nuestra compañera la Dra. Aida Mendoza Rivera, don Manuel Antonio Mendoza Báez. En nombre de todos los que colaboramos en El Post Antillano y de su director, Dr. Francis Daniel Nina, le extendemos nuestro más sentido pésame.

Don Manuel Antonio nació el 18 de diciembre de 1946 en Cayey. Fueron sus padres don Cruz Mendoza Rivera, natural de Aibonito y doña Aida Báez Torres nacida en Cayey. Los abuelos paternos lo fueron don Balbino Mendoza y doña Belén Rivera y los maternos don Antonio Báez y doña Cornelia Torres.

Estudio en las escuelas públicas de Cayey: elemental Escuela Luis Muñoz Rivera; Intermedia Benigno Fernández García y Superior Benjamín Harrison.

Leer más...

A pesar de mis 75 años soy nuevo en las lides de la Independencia en Puerto Rico.  Desafortunadamente, muy pocos, y cada vez menos, somos los boricuas que nos la planteamos.  Eso sí, le estoy dedicando cada día más tiempo a meditar porque en Puerto Rico el Partido Independentistas Puertorriqueño (PIP) no ha podido aglutinar a todos los que creen en la independencia.  Pero no logro identificar la causa.  

A veces pienso que el conglomerado no se ha puesto de acuerdo sobre cuál deber ser la fórmula económica que los defina; a veces pienso que esos famosos egos inflados no les permiten a los teóricos sentarse en una mesa a dialogar y lograr consenso; a veces pienso que la Independencia se ha convertido en una quimera poética sin substancia.  La razón que sea, me dejaba perplejo.  

En mis noches de aturdimiento pandémico me da por ver una vieja película de Warren Beatty, el hermosísimo, talentosísimo y hermanísimo de Shirley McLaine por aquello de la memoranza y me reencuentro con su maravillosa película “Reds”.  ALBRICIAS: quien me iba a decir que allí encontraría la clave a la causa de mis desvelos!  No es una enfermedad boricua la causa de la falta de consenso en términos de la Independencia.  Es que los seres humanos, entre los cuales se nos olvida que estamos los boricuas somos seres complejos. No hay forma de que lleguemos a un consenso.  Por eso inventamos aquello de que la mayoría manda.  El Sueño de la Independencia Boricua no deja de ser un mero sueño donde no existen consenso posible.  

Leer más...

(San Juan, 9:00 a.m.) El fascismo se define como la doctrina política sobre la cual descansa el poder mediante el control del estado tras una efectiva campaña de violencia. El fascismo pone de manifiesto la supremacía del poder para el control total sobre una sociedad impuesto por un individuo y su pequeño grupo de élites. Bajo tal control, el fascista se siente omnipotente, omnipresente y omnisciente, en otras pálabras se convierte en un ser verdaderamente autoritario, dictador, tirano. Forjando una visión de ser un hombre predestinado y que por autodeterminación se proclama ser el responsable de regir los destinos de su nación. Por esta razón asume el manejo total directo o indirecto del aparato del estado o gobierno, el cual moldea y lo usa para sus propios fines. A sus seguidores como a los ciudadanos los somete a su voluntad mediante prebendas, manipulación y demagogia.

Hace unos años en Puerto Rico, se viene observando el peligro de que el fascismo se convierta en la orden del día en la conducta de cierto político ante la falta de una verdadera y genuina oposición. Su teatralizada gestión legislativa, campañitas de imagen para autopromocionarse, vacías consignas televisadas de manipulada trascendencia, un club de acólitos amaestrados, que ensayan sus aplausos y vítores. Y sin faltar a su cínico discurso de verbales defecaciones pestilentes que insultan la inteligencia de los ciudadanos respetables.

Su fascismo lato sensu consiste en su compulsión maníaca por abusar de su poder con impunidad, en especial desde el aparato legislativo, con un desprecio total hacia la ley y los verdaderos elementos cívicos y democráticos. Entre las tinieblas tenebrosas de la manipulación, el engaño y el truco, afirma su mayorazgo de caudillo tercermundista.

Leer más...

(San Juan, 11:00 a.m.) Las situaciones difíciles y peligrosas que tuvo que combatir y defender Luis Muñoz Rivera se multiplicaron. Defendió también la democracia y el sufragio universal, propulsó que se le diera el voto a la mujer. Objetó con todas sus fuerzas la disposición de la Ley Foraker de crear una sola cámara, y más aún rechazo que se impusiera como requisito ser hacendado para votar en las elecciones.

Porque al imponerlo de un plumazo hacían desaparecer a los pobres del proceso electoral, que en su mayoría eran seguidores de Muñoz Rivera. Como luego pasó también en la época de Luis Muñoz Marín (L.M.R.), cuando el Partido Republicano impuso en la década del 30, que sólo podían votar las personas que pudieran escribir su nombre, cuando la mayoría del pueblo no sabía leer y escribir. Afectando también a los seguidores del PPD que en su mayoría eran de pueblo

Objeto los requisitos electorales impuestos porque propiciaron que las minorías se volvieran mayorías, y que la Cámara de Delegados, engendrada por la Ley Foraker, fuera totalmente republicana.

Leer más...

(San Juan, 9:00 a.m.) Luego de este tortuoso y complejo cuatrienio, ¿a quién le interesa defender al Partido Nuevo Progresista (PNP)?  ¿Cuál obra política de avance a la vida democrática, usted quiere defender?  ¿La aportación de Rosselló, Rivera Schatz, Vázquez o Pierluisi?  Nada que ver, ayer fue un capítulo más en la pobre gestión pública que dicho partido y su liderazgo ejercen sobre Puerto Rico.

Por lo tanto, el desmadre en la Comisión Estatal de Elecciones (CEE), es un asunto ya común en la administración publica que ejerce el PNP. Nuestra duda, la que fuere, vincula el desmadre de ayer con robo, violación de leyes, fraude y más que nada pobre juicio en la gobernanza del país.  Por lo tanto, celebremos.  Se trata de un partido político el cual merece nuestro repudio.

Lo interesante es que este cuatrienio simplemente ha manifestado la total incapacidad del PNP de administrar, en el peor o mejor de los casos, un territorio colonial.  No tienen ni cabeza, ni pies, ni mente, para dirigir este país, y los errores políticos se repiten uno tras otro, sin parar. No tienen capacidad de cumplir con la ley, administrar sanamente un país y peor aún no tienen capacidad alguna de corregir y rectificar sus errores.

Leer más...

Más artículos...