“La seguridad constituye para nosotros la prioridad máxima”, escuché decir ayer a un funcionario de gobierno. Esa declaración, sin embargo, despertó mis recuerdos del pasado. Corrían los años 90 y mientras esperaba a que mi padre me recogiera después del colegio, atendía los titulares de las noticias. De repente, seguido de la palabra asesinato escuche, “las cosas han llegado al límite de nuestra paciencia”.

Leer más...

Es un escándalo total: la muerte de un joven puertorriqueño, a mano de otros dos jóvenes puertorriqueños, desata un pánico moral, lo cual lleva que los políticos y los medios noticiosos se inclinen a favor de un discurso de mano dura contra el crimen. Es nefasto, pues la muerte de dicho joven se quiere ahora reparar con la muerte de los dos jóvenes que lo asesinaron. Esta conversación desata tres muertos, todos ellos en edades de 17 a 23 años. Es decir, la búsqueda la justicia continua acabando con los hombres, sobre todo los hombres jóvenes en pleno comienzo de su vida.

Leer más...

Me dicen que hablo sobre mojado. Que ya están todas las decisiones tomadas. Que Puerto Rico, en el Caribe exótico tropical, no debe ser un destino turístico. Realmente hablando, no se debe venir a una isla, donde se le ha permitido al estado criminalizar cada comportamiento social; y peor aún, se le ha permitido al estado justificar la utilización a su conveniencia de dos sistemas de justicia criminal, uno de naturaleza federal (Washington) altamente punitivo, y otro estatal (de Puerto Rico) un tanto más leniente con los ofensores.

Leer más...

La prensa dominante y el aparato de justicia criminal de Puerto Rico han creado un sentido de colapso total del sistema producto de lo que llaman la “ola criminal”. Nada que ver con la realidad. La tasa de asesinatos se encuentra a la fecha a menos 109 asesinatos de los cometidos en el 2011. Esto indica, que la tendencia es una baja en la incidencia del principal delito que se analiza en el país. Ante este cuadro, lo interesante sería comenzar a hablar de proyecciones: bajo la actual tendencia bajista, se deben esperar cerca de 1,025 asesinatos en Puerto Rico para el 31 de diciembre de 2012. No obstante, es importante destacar que la tendencia sostiene un proceso de apertura en la brecha, y cada día que pasa va aumentando la brecha. Esto nos induce a pensar, que posiblemente para agosto, la proyección debe de estar a menos 140 asesinatos en relación al año anterior.

Leer más...

Más artículos...