(San Juan, 1:00 p.m.) Esto de las órdenes ejecutivas hay que detenerlo. Punto. Es de vital importancia. El Estado en el que vivimos se ha estructurado sobre la base de que cada quien debe gestionar su mecanismo de supervivencia, es decir cómo generar ingreso para garantizar su subsistencia. Nos guste o no, estamos ahí. Para ello se necesita estudiar, para luego entrenarse. La gente tiene que salir a trabajar, o termina en la calle (¡de donde ahora nos sacan!) y en el peor escenario, se muere. Oigan, el constructor no puede construir una casa virtualmente, ni el mesero servir los palos por internet. Ojo, el foco no es qué tan delicado es o no el problema de salud del COVID19 (que ES un asunto de salud, no de orden público, sino el peligro y ramificaciones más inmediatas de volver protocolo el estilo administrativo de la “orden ejecutiva. Estas están pensadas para atender “... situaciones o eventos de emergencia que conlleven la realización de obras, proyectos o programas que no requieran ...consulta..., se regirán por lo dispuesto en la Orden Ejecutiva emitida por el Gobernador de Puerto Rico que declare tal estado de emergencia y durante la duración de la misma.”  Menciona OBRAS. ¿Dónde está la obra, lease centro hospitalario especializado por ejemplo?  Dicho esto, vamos pa’lante. 

El entorno, el país, es de dominio público. Lo compartimos. Nos PERTENECE, A todos. Al pueblo. A la Nación Puertorriqueña. En nuestro derecho a una vida digna y a la protección de nuestras libertades colectivas e individuales como seres humanos en igualdad de condiciones, se articulan los derechos a la salud, el trabajo, la educación, la seguridad, y el libre desarrollo de la personalidad, entre otros. Esto se hace PORQUE PROVEEN LAS CONDICIONES DE NECESIDAD NECESARIAS PARA QUE LA VIDA DIGNA SE SUSTENTE EN EL SISTEMA QUE TENEMOS.  Como punto de partida, la salud, tanto física como mental, depende básicamente de tres cosas: la prevención, el tratamiento, y el acceso a los espacios que los permitan. En esto, el espacio y tiempo para el esparcimiento, el ejercicio y el contacto con la naturaleza son de vital importancia. ¡No son lujos ni hobbies! A esto se añaden los derechos a la libre expresión, movimiento y asociación, de los que depende en gran medida el equilibrio social. La paz y la posibilidad de desarrollo y resolución pacífica de conflictos al encontrarnos desde nuestra humanidad igualante.  Ok. Ahora paso a los problemas más evidentes con lo que está pasando:

  1. Se está asentando un estilo dictatorial de gobierno, cosa que no podemos permitir. Se ha logrado por medio de una campaña no informativa, sino tendenciosa y escabrosa cuyo objeto es enfocar de forma obsesiva la atención pública en el CIVID 19, con el fin de crear un pánico desproporcional y debilitante que inhibe el análisis. Al crear la sensación general de que “estamos bajo ataque”, se limpia el camino para una respuesta tipo guerra, es decir, empleando a la fuerza pública, y volviendo a “irresponsables” del pueblo en culpables del atentado a la salud general. El esquema del “infiltrado” que nos “quiere destruir desde adentro”, el traidor. Se vuelve entonces “patriótico” velar y denunciar al vecino para que las fuerzas de seguridad “se encarguen de él” y la sociedad “se salve” de la amenaza. ¿Dónde está el protocolo de salud aquí? ¿La disposición de recursos, no a la policía, sino al personal médico? ¿La observación sopesada de la realidad de salud? Es decir, ¿cuánta gente hay hospitalizada? ¿Cuántos de ellos son COVID? ¿Cuál es el porciento de sanación? ¿Cuantas muertes hay por otras condiciones de salud? ¿Cual es el panorama REAL del COVID y cómo está el gobierno adecuando el sistema de salud para bregar con este tipo de realidad que continuará repitiéndose en el mundo que vivimos?  ¿Dónde están la ofensiva, el plan, la investigación... mejor dicho, LA INICIATIVA SALUBRISTA al reto de SALUD? ¿Quién está respondiendo al mandato de buscar y proveer los protocolos básicos de salud para que las personas puedan vivir dignamente dentro de los parámetros socioeconómicos que nos enmarcan, mientras el departamento de salud “destaca personal de seguridad” (y presumo recursos) para “velar por el cumplimiento” de órdenes ejecutivas?
  2. Se pretende atacar una situación de salubridad con restricciones a la capacidad de generar ingresos (SIN ofrecer solución, osea OBLIGANDO a la gente a dejar de generar ingresos. ¿Y cómo se pretende que paguen vivienda, alimentos, etc.? ¿Con que derecho se le quita a la persona la capacidad de gestionar su vida? ¿La de sus hijos? ¿Su familia?), a los derechos de libre asociación y expresión (impidiendo actos de protesta y reuniones independientemente observen o no medidas de salubridad), a los derechos de educación, al esparcimiento, a compartir con amigos y familia, a operar o comer en un chinchorro. Le quitan el trabajo, la familia, los amigos, la recreación, el vecino a la gente. ¿CON QUÉ DERECHO?! ¿Dónde está su mecanismo de subsanación? En un país quebrado, golpeado y que todavía tiene toldos azules desde María, gente en casetas al pie de sus hogares agrietados y algunos encima con cimientos bajo agua gracias a los terremotos.
    3. En un estado donde se idea un sistema de salud cuyo objeto es brindar solución y/o alivio en respuesta al derecho a la salud dentro de una sociedad en que cada quien debe trabajar para subsistir, y las cosas se hacen en fábricas, los servicios requieren en su mayoría presencia física,  y los edificios se construyen por manos (ergo cuerpos) humanos presentes ya que la magia aun no la dominamos, si las condiciones y riesgos a la salud varían, EL SISTEMA DE SALUD TIENE QUE MOVERSE CON EL para dar solución o alivio dentro del modus operandi social. ¡No hay de otra! O es que el sueldo de todos lo pagará el estado, sin recaudar impuestos porque no hubo ingresos de dónde tributar. Si no, unos están obligando a otros a descender a estadios de mayor pobreza y necesidad sin opción de salvación por decreto. Por “orden ejecutiva”. De paso, están quitándoles el acceso a educación necesaria a quienes a futuro no tendrán las competencias para manejar el mundo al que se avecinan.  Se le está forzando a muchos a perder sus viviendas y a generar condiciones adversas de salud como la obesidad, diabetes, u otros gracias al encierro forzoso que bien puede acelerar la muerte de muchos. A este pueblo Se le está condenando a una vida no-digna. ¿Recuerda alguien como arranca la constitución? La dignidad del ser humano es INVIOLABLE. Pues salgamos a hacer ese precepto FUNDAMENTO DE NUESTRO ORDENAMIENTO, ¡hagámoslo valer!
    4. Se prohíbe acceso a la playa.! Habra’s visto! Prohibido lo más recomendable para condiciones respiratorias. ¡A los parques, donde los niños pueden ejercitarse -y jugar! -Antídoto a la depresión y obesidad infantil que SON UNA PANDEMIA. El limitar acceso a los espacios que promueven la salud y el bienestar atenta contra la salud DE TODOS a mediano y largo plazo.
    5. El impacto en la salud mental es incalculable. Las condiciones de ansiedad, depresión, atrofie de destrezas sociales no hemos siquiera empezado a explorarlas. La violencia doméstica, con toda la gama de sus tragedias entrelazadas y paralelas, anda galopante.
    La lista de todo lo que está mal de lo que está pasando no termina aquí. Pero para la muestra, el botón ( en este caso, los botones).
    Necesitamos comenzar a movilizarnos y exigir una respuesta SALUBRISTA a un problema de salud. Que se destine el dinero a ello, no a las maromas represivas. El encierro decretado, el toque de queda y demás maromas NO resuelven el problema de forma efectiva ni permanente. Tiene fecha de vencimiento porque el sistema socioeconómico no lo aguanta indefinidamente. ¿El peligro mayor? El colapso total de la economía y de paso el estado. Se Crean otros problemas más serios y de más profundo alcance, empezando por la desarticulación de la sociedad y su capacidad de movilización en momentos en que se atenta contra ella. Se va desarticulando una democracia a fuego lento, convirtiendo al vecino en policía y al ciudadano en “culpable” por la incapacidad administrativa. Se destinan los recursos, no a respuestas de salud, sino a ofensivas de fuerza pública.  No se habla de los protocolos exitosos que se están usando. No se buscan las vacunas que ya existen (para el que se la quiera poner). No se expande la capacidad y cobertura de salud. No se brega con el problema: se crea otro de múltiples tentáculos que reclama victimas en plena pandemia y perdurará post-covid. Y se crea utilizando el terror a la muerte y el instinto a la supervivencia que sabemos inhibe el raciocinio. Pregunto, ¿se ha visto movida más criminal y cruel contra este país?

(San Juan, 12:00 p.m.) Años tardó el lento andamiaje de la justicia en PR para rebdir un informe de los infames chateros de Ricardo Rosselló Nevárez. Hasta a uno de ellos, lo premió el pueblo elevándolo a senador. Es algo así como si un rey elevara su caballo a ese puesto. Ha sido declarado honorable. Y ahora escribe leyes y reparte puestos y nombra los miembros de su corte de adoración. Adoración a el por supuesto.

Y se buscaron los posibles delitos más mongos, como negligencia u omisión en el cumplimiento del deber, y posibles violaciones mongas a la ley de ética.

Y han pasado varios años, y enfriaron el informe para después de las elecciones para no perjudicar al pene pe, pero no dicen que es por eso.

La prescripción ocurre: tit. 33, § 5132 (2018)

La acción penal prescribirá:

Leer más...

(Montevideo, 9:00 a.m.) La Organización Internacional del Trabajo (OIT) informaba a fines de junio de este año que América Latina había superado la cifra de 41 millones de personas desempleadas en la región, fundamentalmente producto de la pandemia del Covid-19. Chile, Brasil, México y Colombia son los países cuantitativamente más afectados, más allá de que todos están sufriendo las consecuencias de esta crisis sanitaria, económica y social.

Pero el coronavirus no es el exclusivo responsable de esta situación, sino que, como siempre acontece, las crisis llegan cargadas de oportunidades que son “aprovechadas” por los oportunistas de ocasión. Por lo tanto, el gran problema de la pérdida de fuentes laborales en América Latina es sin dudas la pandemia, pero a ella se le han sumado algunos empresarios y gobiernos que, motosierra en mano, utilizaron esta situación para realizar recortes que concluyen en beneficios económicos o se adecúan a su forma de ver y entender el mundo.

Como siempre sucede los más perjudicados son los que menos tienen: los más pobres, los informales, los que tienen menos acceso a la tecnología y los menos formados. Aquellos que tienen menores posibilidades de resistir la crisis económica, más urgencia de resolver sus necesidades básicas diarias y que se encuentran más lejos de la protección de las políticas públicas.

Leer más...

(San Juan,10:00 a.m.) Si algo ha tenido este proceso electoral, es que por primera vez mucho y muchas lo hemos tomado en serio. Ante este cuadro, los partidos políticos, todos y todas, tomaron en serio su gestión de mover a la población a votar, y a partir de ahí, votar en diversidad.  Pero una cosa es el dicho, y otra es el hecho.

Las elecciones que acaban de pasar tuvieron un entusiasmo particular.  Los partidos nuevos, Movimiento Victoria Ciudadana y Proyecto Dignidad, le impartieron energía al proceso, y diversidad.  De igual forma el cambio de imagen y de dirección en la campaña del Partido Independentista Puertorriqueño, impuso otra lógica al país.  Juan Dalmau ha emergido como un líder nacional único.

Ahora bien, todo esto se da en el contexto que las elecciones se dieron marcadas por un fuerte ausentismo o baja tasa de participación electoral. Luego casi el 80 por ciento de los votos emitidos, fueron de naturaleza integra.  Eso quiere decir que el voto mixto y por candidatura (dos modalidades distintas aunque se entiende de forma igual) no prevaleció.

Leer más...

(San Juan, 1:00 p.m.) Vivimos en un país fenomenal, nos recordaba Luis Rafael Sánchez en la Guaracha del Macho Camacho en el 1976.  Es tan fenomenal, que las papeletas no cuadran. Lo mejor es que el presidente de la Comisión Estatal de Elecciones (CEE), Francisco Rosado Colomer, siempre alega que no hay fraude.  Ojo, que ninguno de los comisionados electorales de los cinco partidos políticos que compitieron tampoco hablan de fraude. Todos hablan de irregularidades.

Lo interesante es que el presidente Rosado Colomer le solicita a la Oficina del Inspector General (OIG) que realice una auditoria por el descuadre entre papeletas a gobernador y papelas legislativas, de casi 15 mil votos. Ahora bien, es igual de interesante, que salvo el comisionado por el Partido Nuevo Progresista (PNP), todos los comisionados se oponen a dicha auditoría.  La razón no articulada es que no desean que las cabras velen las lechugas.  La OIG audita ahora el proceso electoral, pues esa división históricamente en la CEE, les fue transferida al inspector general.  Entonces, hay impase.

Puerto Rico no tiene una crisis electoral.  Los ganadores están felices.  Los perdedores, casi todos están en paz.  Ahora bien, y como hemos señalado, el cambio electoral en este momento lo ha provocado el Movimiento Victoria Ciudadana (MVC) el cual ha logrado movilizar a la gente de forma hiperactiva, y de paso a movilizado a todas las otras colectividades.

No hay fraude. Pero si hay traqueteo. Son verbos distintos. Sobre todo, que el proceso electoral en Puerto Rico ha legitimado que les cuenten los votos a los presentes el día de las elecciones, y todo voto dudoso de persona no presente, no se cuenta.  Por eso es que el escrutinio general que hoy comienza es un momento para nivelar diferencias. Ahora bien, todavía nadie sabe porque hay tantos votos de diferencia sin cuadrar. Las elecciones en Puerto Rico son un misterio. Pensemos.

Leer más...

(San Juan, 1:00 p.m.)  Y ayer, como en la película Gremlins (Dir. Joe Dante, EE.UU., 1994), los maletines en la bóveda de la JAVAA, en el Coliseo Roberto Clemente, se comenzaron a multiplicar sin control.  No había ni agua, ni alitas de pollo, pero los maletines electorales, como Gremlins, se reproducían sin control. Primero fueron 14, luego 40, mas tarde 100, llegaron a 170 y finalmente anunciaron que eran 182 maletines los que encontraron “desorganizados”  en la bóveda.

Ya sabemos, como nos recuerda el presidente de la Comisión Estatal de Elecciones (CEE), el Juez Francisco Rosado Colomer, ha habido “mucha desorganización”  en el manejo y gerencia de la bóveda de acopio en la JAVAA (Junta Administrativa de Voto Ausente y Voto Adelantado). Por lo tanto aparecieron los maletines.

Esto nos lleva al tour mediático que en el día de ayer, el presidente de la comisión, junto a los cinco comisionados de los partidos políticos que participaron en la contienda electoral, todos indicaron que no había fraude electoral.  Lo que hay es desorganización electoral.  Por lo tanto, es importante controlar la histeria pública, pues tanto el comisionado del Movimiento Victoria Ciudadana, como el del Partido Independentista Puertorriqueño, como el del Proyecto Dignidad, así como el del Partido Popular Democrático y el Partido Nuevo Progresista, en varios programas de televisión indicaron que no había habido fraude.

Leer más...

(San Juan, 10:00 a.m.) En algún momento antes que nos diésemos cuenta de que el Coronavirus le puede despojar la vida a cualquiera, estaba sentado en una mesa de un restaurante con par de compatriotas que estaban coléricos con los grupos de izquierda norteamericanos.

Nunca mencionaron al Ku Klux Klan ni a los Neo-Nazis, por no incluir a los que privilegian las armas semiautomáticas y los semi- locos que son propensos a creer en las teorías de conspiración. Par de cosas en común tenían estos grupos, por una parte, el odio a los latinos y otras minorías, y por otra parte, su convicción de que Trump es el Mesias.

 No importa lo burdo que es este señor Trump, es muy astuto. El hombre se dio cuenta de quienes son sus constituyentes.  Por si acaso, la mayor parte de sus votantes no son estas caricaturas, lo extraño es que tanta gente vota con el. El día siguiente al que un loco de ultraderecha arremetió con su carro a una multitud que protestaba contra Trump, matando a  una mujer. Trump apenas emitió una opinión sobre este acto salvaje. Para Trump fue obligatorio no criticar a un Neo-Nazi. ?Sera que no quería ofender a la ultra-derecha porque su agenda se basa en el odio?

Leer más...

(San Juan 12:00 p.m.) Uno de los escasos triunfos que los estadistas han logrado en Puerto Rico es haber construido la narrativa de que son mayoría. Muchos, tal vez demasiados, lo creen. Siendo un partido que se moviliza por razón del estatus y que ha ganado elecciones por centenares de miles de votos, parece fácil creer que son mayoría o, al menos, un grupo muy grande. Hay hasta quien dice que son “la mitad del país”. Pero la realidad es otra: los últimos dos plebiscitos han demostrado que los estadistas son una minoría no solo del país, sino incluso del registro electoral.

En junio de 2017 el PNP se inventó un plebiscito con las tres fórmulas clásicas de estatus: estadidad, independencia y el ELA “como está”. La opción de la estadidad obtuvo una mayoría de votos de 97.18%. Visto así, parece una victoria abrumadora. Pero hay un pequeño detalle. Solo votó el 23% del registro electoral. Nótese bien: no el 23% del País, sino el 23% de los incluidos en el registro electoral. Si hacemos un ejercicio de redondeo, puede decirse que votó una cuarta parte (25%) del registro electoral. De esa cuarta parte, casi el 100% votó por la estadidad. Así, ese 97% es solo un poco menos de la cuarta parte del registro electoral.

En 2020 el PNP volvió a las suyas y, tomando el toro por los cuernos, propuso y efectuó un plebiscito de estadidad Sí o No. Lo convoyó con las elecciones generales para disimular el chasco de 2017, cuando solo salió a votar la cuarta parte estadista del registro electoral.

Leer más...

Más artículos...