altLas Antillas Hispánicas están constituidas por Puerto Rico, Cuba y República Dominicana. Al 4 de junio de 2020, en las Antillas Hispánicas se han confirmado 21,760 personas contagiadas con Coronavirus (COVID-19). El mayor número de personas con Coronavirus se ha dado en la República Dominicana, con un total de 18,319. De estas 18,319 personas, 520 ya han fallecido al 4 de junio de 2020. Por su parte, en Cuba y Puerto Rico se han confirmado 2,119 y 1322 personas contagiadas, respectivamente, habiendo fallecido 140 (61 personas certificadas por Covid-19; 79 personas por muertes sospechosas no certificadas; esta división es distinta para Cuba y República Dominicana que solo incluyen muertes certificadas por Covid-19) personas en Puerto Rico y 83 en Cuba.

En Puerto Rico el total de personas fallecidas con Coronavirus representan el 10.59 por ciento del total de los casos confirmados, mientras que en Cuba y la República Dominicana, el total de personas fallecidas representan el 3.92 y el 2.84 por ciento, respectivamente, del total de los casos confirmados. Las personas fallecidas dentro de las Antillas Hispánicas al 4 de junio de 2020 representan el 3.42 por ciento, el 5.79 en los Estados Unidos y el 5.93 por ciento a nivel mundial. Las personas recuperadas han sido 14,163 en las Antillas Hispánicas, de las cuales 11,474 personas corresponden a la República Dominicana, 1,839 personas a Cuba y 850 personas a Puerto Rico.

De los datos previos, se desprende que al 4 de junio de 2020 si bien en la República Dominicana se concentra la mayor cantidad de personas que han dado positivo a Coronavirus en las Antillas Hispánicas (84.19 %), es en Puerto Rico (10.59 %) y Cuba (3.92 %) donde se concentra el por ciento mayor de personas fallecidas con Coronavirus por país hispano-antillano. También, a base de los datos previos, se puede ver que en la República Dominicana se han identificado no menos de 13.86 y 8.65 veces, respectivamente, el número de personas con Coronavirus que en Puerto Rico y Cuba.

Leer más...

alt(San Juan, 1:00 p.m.) Hemos apoyado todas las protestas realizadas en Puerto Rico a favor de la memoria de George Floyd. No es posible oponerse a nada. Ahora bien, nos tenemos que oponer a que la Guardia Nacional de Puerto Rico, sea federalizada y enviada a participar como fuerza represiva en la situación de conflictividad social que viven los EE.UU. a la luz de la muerte de Floyd, hace ya 10 días. En este sentido, es curioso que José Reyes, el Ayudante General de la Guardia Nacional de Puerto Rico, confirmó que el presidente de los EE.UU. está jugando con la idea de movilizar a tropas de Puerto Rico en dirección a contener los conflictos en dicho país.

No es posible apoyar a José Reyes en Puerto Rico. Pero no es posible, desde una mirada ideológica: nuestra solidaridad no es contra el pueblo americano que lucha contra la represión racista por parte de la policía. Nuestra solidaridad es a favor de dicho pueblo y en contra del racismo institucional que viven los policías.

Por lo tanto la noticia de ayer no es si Alexandra Lúgaro descubre que es blanca y que ha vivido un mundo de privilegios.

Leer más...

alt(San Juan, 1:00 p.m.) La decisión del Tribunal Supremo de Estados Unidos de validar la dictadura de la Junta de Control impuesta a Puerto Rico, emitida horas antes de que el presidente anunciara la represión militar de las protestas, coloca esta colonia caribeña en una situación muy delicada y ayuda a despertar una historia olvidada por muchos.

La validación judicial del experimento con la dictadura en esta colonia sirvió de curioso preámbulo al anuncio presidencial que inició formalmente el camino hacia la sustitución del régimen democrático por la ley marcial para regir todo el territorio nacional de EEUU.

Pero, además, pone de manifiesto el olvido de la historia como arma política.

En su decisión, el máximo tribunal estadounidense estableció que la Junta fue impuesta a Puerto Rico en virtud de los poderes plenipotenciarios sobre los llamados territorios -eufemismo para no decir colonias- y que, por lo tanto, los miembros designados por la Casa Blanca no tienen ni siquiera que pasar la evaluación del Senado de los propios EEUU.

En su decisión, el Tribunal optó, otra vez, por hacerse de la vista larga sobre los casos de principios del siglo XX, que determinaron que Puerto Rico “pertenece a, pero no es parte de” EEUU. Ese obviar el asunto fue hecho a pesar de que los demandantes contra la Junta -en especial la Unión de Trabajadores de la Industria Eléctrica y Riego- plantearon que esa jurisprudencia imperial era la base del problema.

Leer más...

alt(San Juan, 1:00 p.m.) La primera imagen después de la nieve era la del indio americano y la última las dos banderas al son de los dos himnos, todo en blanco y negro. Acudían los vecinos porque en la calle donde vivíamos, el nuestro era el único televisor que un día aterrizó en la sala comedor con sus antenas coronándolo, un luminoso insecto metálico que nos miraba y mirábamos. Recuerdo como nos teñía de una luz azulada como de luna, de pie algunos, otros sentados y los más cercanos recostados sobre el linóleo florido hipnotizados frente aquel cine pequeño y doméstico que prendíamos y apagábamos a voluntad.

Comedias y shows de variedades, telenovelas y noticieros, el pronóstico del tiempo en un español con marcado acento gringo establecían el soñoliento acontecer cotidiano de un Santurce esperanzado y promisorio. La televisión entonces, y ahora, interrumpía su programación dejando en suspenso la solución del crimen o la culminación del romance para anunciarnos que Ace lo hace mejor y que Rheingold es la más rubia de las cervezas.

Y un buen día, la pantalla se iluminó con la señal del canal 6, la televisora del pueblo de Puerto Rico, de nosotros, sí, o por lo menos eso decía y todavía dice el letrero y la engolada voz del locutor que presenta la cartelera cultural libre de anuncios comerciales, aunque no de promesas.

Leer más...

alt(Madrid, 11:00 a.m.) La frivolización del coronavirus por parte de Trump así como su dilación en la adopción de medidas quirúrgicas en los principales focos de transmisión del coronavirus de EEUU ha derivado en una auténtica pesadilla con sus consiguientes efectos colaterales en forma de reguero de muertos (más de 100.000 fallecidos), colapso de los servicios médicos, paralización de la actividad productiva y entrada en recesión de la economía estadounidense. Asimismo, el hundimiento del precio del petróleo habría provocado cerca de 200 declaraciones de quiebra de empresas dedicadas al shale con una deuda acumulada de cerca de 120.000 millones $ que afectará posteriormente a la cuenta de resultados de grandes bancos como JP Morgan, Bank of America, Citigroup y Wells Fargo y que podría desembocar en un futuro mediato en una nueva crisis financiera.

Por otra parte, la inacción de las empresas habría desencadenado un incremento estratosférico del paro hasta los 24 millones de parados, lo que aunado con el previsible crash bursátil de Wall Street terminará por diluir los efectos benéficos de la política económica de Donald Trump y provocar la desafección del segmento poblacional de sus votantes (40% del electorado) en las próximas elecciones Presidenciales de Noviembre. En efecto, los últimos sondeos de opinión manifiestan un repudio mayoritario de la sociedad estadounidense ante la gestión de Donald Trump de la pandemia del COVID-19 y una preocupante caída de su popularidad en vísperas de las Elecciones Presidenciales en las que Joe Biden le aventajaría ya en 5 puntos.

El auge del movimiento “Black Lives Matter” (Las vidas negras importan) y la explosión de violencia urbana en la ciudad de Minneapolis tras la brutal muerte por asfixia de un indefenso George Floyd en una nueva actuación desmesurada y con claros tintes racistas de las fuerzas de orden público, provocó que las áreas metropolitanas con altas tasas de población afroamericana (New York, New Orleans, Washington, St-Louis, Los Ángeles, Atlanta, Cleveland y Chicago), estallasen en masivas movilizaciones donde se entremezclarían las demandas sociales con las de segregación racial, no siendo descartable la reedición de la Marcha pacífica sobre Washington (Martin Luther King,1963).

Leer más...

alt(San Juan, 10:00 a.m.) George Floyd fue asesinado a manos de varios policías de la ciudad de Minneapolis, Minnesota. La práctica de racismo, en el mundo post-colonial, se ha concentrado en la relación del mundo blanco hegemónico, contra el mundo negro, fruto de la opresión y dominación económica por vía de la esclavitud. Este problema no se resuelve con la muerte de Floyd, ni el encarcelamiento de David Chauvin, el policía que lo asfixia hasta su muerte. El problema del racismo se transforma a partir de la educación, cambios culturales, y la corrección de la desigualdad económica producto de la esclavitud.

En este contexto, el problema es que las luchas de los afroamericanos, en su contexto nacional, no son similares, a las luchas de los afro-boricuas en el contexto nacional isleño. Somos dos naciones distintas con experiencias distintas en torno a la esclavitud. No obstante, en adición al dolor y la opresión que nos vinculan como hombres y mujeres negras que vivimos en la etapa post-esclavista, lo importante hoy es afirmar que las formas de colonialidad del poder [y dominación] se ejercen por vía del poder metropolitano de Washington. En esta medida, se trata de la misma fuente de poder, provocadora de la desigualdad. Por lo tanto, superar a Washington significa para los afroamericanos en los EE.UU. alcanzar la igualdad. Pero en el caso de Puerto Rico, significa vivir de forma libre y soberana frente a Washington.

En este sentido, cualquier protesta contra el racismo hoy, debe de promoverse, pero enfocarse contra la fuente originaria del poder [promovente de la desigualdad] que es Washington. No es Wanda Vázquez Garced. Ella es simplemente una interlocutoria de paso en el quehacer nacional. Washington es nuestro objetivo a superar, es el ente que promueve el racismo en Puerto Rico.

Leer más...


Escuelas alemanas obtienen mala nota en educación digital ...(San Juan, 10:00 a.m.) El año 2020 desde su comienzo ha sido uno de cambios trascendentales. Entre las áreas del saber que han presentado grandes retos se encuentra la educación. Se incorporó a nuestro sistema educativo la educación a distancia. El proyecto surgió de la necesidad de masificar la educación, lo que exige abaratar la inversión que supone el modelo de enseñanza tradicional Se emplean plataformas virtuales, libros digitales, apuntes en línea (online), acceso a tutores, videos, material visual por internet, etc. Lo más complicado del proyecto educativo es que requiere una rápida conexión a internet para facilitar las descargas.


Me pregunté, cómo ha sido está experiencia para estudiantes y maestros en tiempos de covid-19 Tuve la oportunidad de entrevistar a dos grandes amigos quienes me narraron sus experiencias. José E. Cardenales Colón es maestro del sistema público en el área de las Bellas Artes en Aibonito y Luis Joel Suárez es estudiante graduando de la Escuela de Artes Plásticas de Puerto Rico.


AM- José nos narró cómo fue su primera experiencia como educador en el Departamento de Educación.


J C -Entre las diferentes experiencias que he vivido, ser maestro me ha enseñado a ser resiliente ante los múltiples escenarios que como educador debo enfrentar. El sistema educativo de Puerto Rico ha atravesado un sinnúmero de retos partiendo de distintas vertientes, las más impactantes hasta el momento, enfrentarnos a los quehaceres educativos luego de una cadena de terremotos y, la más reciente, la situación en cuanto al SARS- CoV-2 (COVID-19). Ambas situaciones han retado a los educadores a establecer nuevos parámetros en cuanto a proveer una educación objetiva.


AM –¿Qué le pareció a usted la Educación a Distancia en tiempos del covid-19 y cómo se sintió impartiéndola?


JC- En cierto modo, la educación de manera virtual proporcionó a los estudiantes algunas de las herramientas necesarias para poder cursar sus grados académicos, pero, la información debía ser sumamente diluida debido a la cuarentena, las situaciones emocionales (tanto del estudiante, sus familias, los maestros, la administración, entre otras personas envueltas en el proceso de enseñanza), el distanciamiento social y todas las restricciones para enfrentar la situación. Como maestro, en varias ocasiones me sentí frustrado porque no es lo mismo planificar una clase presencial versus planificar un módulo. En una clase presencial el estudiante está en contacto directo con sus educadores, lo que facilita el proceso. Mediante la creación de clases virtuales y sin los debidos equipos tecnológicos, se pierde esa conexión necesaria en la educación formal. La comunicación deja de ser multisectorial (entre los maestros, estudiantes y encargados) y pasa a ser unidireccional (maestros con los encargados de los estudiantes), cada uno con sus distintas opiniones y situaciones.


AM – ¿Cómo los padres se integraron en el proceso de implantar la Educación a Distancia?


Los encargados no están acostumbrados al estilo de enseñanza de un salón de clases y muchas veces, no comprendían el material asignado. Esto provoca que los encargados, con mayor frecuencia, busquen las alternativas necesarias para comprender sus dudas. En varias ocasiones recibí llamadas luego de las horas laborables (diez de la noche en adelante) para contestar dudas simples o que se contestaban leyendo las instrucciones del material asignado. Entendemos que varios encargados, madres y padres también trabajan y las horas lectivas del estudiante se veían subordinadas al tiempo libre de sus familiares. En otras palabras: los maestros debíamos crear material para los familiares del estudiante, quienes eran los educadores en casa durante el proceso de la cuarentena sin dejar de cumplir con las labores administrativas según el magisterio.


AM- Por otro lado quise ver el sentir de un estudiante de Bellas Artes con la Educación a Distancia y le pregunte al buen amigo y exalumno, Luis Joel Suárez-Burgos estudiante Universitario de Artes Plásticas


AM – Luis cómo te fue con la Educación a Distancia


LS- Antes las adversidades que se nos presentan ser estudiante universitario durante una pandemia no fue cosa fácil, ya que, durante estos hechos que persisten hasta el día de hoy, yo siendo candidato a graduación para la obtención de un grado de bachiller tuve que continuar con mis estudios de manera remota.


AM – ¿Cuál fue su mayor reto ante la Educación a Distancia?


LS- Uno de los retos más difíciles fue poder terminar mi trabajo de investigación (Tesina), difícil por el hecho la carencia de los recursos necesarios para el escrito, pero lo que comenzó como una responsabilidad tenía que continuar. Por lo tanto, di pie en marcha y con la ayuda de compañeros, familiares y profesores, se modificó la forma de investigar existente a una que fue remplazada por entrevistas vía correo electrónico e incluso recursos digitalizados y encontrados en plataformas de “Internet”. Ahh!! y más divertido, sin olvidar algo que muchos pueden considerar viejo o aburrido, pero que resultó de mucha ayuda, una variedad de enciclopedias viejas en los tablilleros de mi casa. Durante el proceso existe estrés, distracciones y dudadas mucho más cuando se presentan las peores dudas y de los únicos medios para aclararlas con expertos del tema era por video llamada, mensajes de textos o correos electrónicos.


LS- Pero, no todo fue un dolor de cabeza, existe la perseverancia que es muy importante, durante esos momentos de ansiedad resultó perfecto meditar y tomarse un momento, ambas acciones de mucha ayuda, ya que facilitaron la fluidez del pensamiento acompañadas de ideas. Debo aclarar que siendo estudiante que se encuentra en su último año de universidad ante una pandemia debo decir, que la situación del Covid-19 trajo sus ventajas y desventajas, tanto individual y colectivamente, se nos presenta un momento de cambio y reflexión. Solo puedo decir que en esos momentos que sepas que estas ansioso, perdido o en depresión, recuerda que más importante que un título de universidad es tu salud. Una persona que conocí durante mis años de “La High School” siempre me decía que la vida es una balanza y que es muy importante no perder el equilibrio de ella, teniendo en cuenta la salvedad que no estás solo porque todas las personas bellas que te rodean son tu apoyo.


Tomará meses antes de que el sistema vuelva a la enseñanza en el salón de clases debido a la inseguridad generada por la pandemia. Además, debemos ser precavidos con la educación a distancia porque puede ser una patraña del Departamento de Educación (DE) para eliminar plazas magisteriales. El DE puede crear unidades curriculares que sean enviadas a los correos electrónicos de los estudiantes y evaluadas electrónicamente por un sistema automatizado. Estamos transitando por aguas turbulentas que trastocarán las formas tradicionales de enseñanza. No me opongo al progreso educativo, pero se ha comprado que los estudiantes aprenden mejor cuando están en una comunidad escolar. No debemos olvidar que una parte integral de la escuela es crear ciudadanos hábiles para la sociedad. Negarles la interacción a los párvulos con otros estudiantes y los profesores es limitarlos en el desarrollo de su inteligencia emocional. Es importante no solo adquirir conocimientos sino el desarrollo de las destrezas requeridas para convivir armoniosa y activamente en la comunidad.


alt(San Juan, 11:00 a.m.) Muere por coronavirus Allen Daviau, el director de fotografía del Spielberg más íntimo fue cinco veces candidato al Oscar. Junto a Spielberg trabajó en E. T., el extraterrestre, El color púrpura y El imperio del sol, tres de los filmes más cercanos al alma de Spielberg, y colaboró en otras ocasiones con él en Encuentros en la tercera fase, en su segmento de En los límites de la realidad, en Indiana Jones y el templo maldito. Pero su firma, reputada, también estuvo en la fotografía de películas como El juego del halcón, Congo, Sin miedo a la vida, El cielo... próximamente, La cara del terror, Avalon o Bugsy, que supuso su última nominación a los premios de la Academia.

Uno de los primeros en lamentar su fallecimiento fue el mismo Spielberg, que en un comunicado comentó: “Allen fue un artista maravilloso, pero su calidez y su humanidad eran tan potentes como sus lenters. Fue un talento único y un bello ser humano”. Según The New York Times, Spielberg conocía su enfermedad y le había enviado una carta que le leyeron a Daviau varias veces en los días previos a su fallecimiento.

Nacido en Nueva Orleans en 1942, Daviau creció en la zona de Los Ángeles. Cuando empezó a ver televisión en color con 12 años descubrió su fascinación por lo que veía y la tecnología que lo producía. Por eso empezó a trabajar en tiendas de fotografía y laboratorios de revelado, donde aprendió los entresijos técnicos de la profesión. La parte artística la desarrolló en el rodaje de vídeos musicales para The Who y Jimi Hendrix. En 1967 sus pasos se cruzaron con Spielberg, que sentía que le faltaba algo en su cine, y con él colaboró en Amblin (1968), mediometraje que reflejaba en parte el mismo espíritu hippie de Daviau, y que posteriormente daría nombre a la productora del cineasta.

Leer más...

Más artículos...