(San Juan, 11:00 a.m.) La decisión del gobierno de Argentina de votar a favor de una resolución en la ONU contra Venezuela promovida por los enemigos de la Revolución Bolivariana, es algo inadmisible. Ese gobierno se ha rendido irresponsable y cobardemente a los gobiernos perversos del Grupo de Lima y al régimen neofascista de Donald Trump. Cuando la historia le ofrecía la gran oportunidad de crecerse solidariamente ante la agresión de la que ha sido la Venezuela Bolivariana durante años, el presidente Alberto Fernández se ha empequeñecido vergonzosamente.

No ha habido malos entendidos ni confusiones. En una coyuntura histórica en la que la defensa esencial de la Revolución Bolivariana es la medida que determina el respeto a la soberanía, la independencia y la dignidad de todos nuestros países, el gobierno argentino ha optado por la indignidad y por la peor de las complicidades. Vergüenza ajena es lo que provoca esa acción bajuna de pusilánimes que en esta ocasión han entregado el alma al diablo.

La Revolución Bolivariana de Venezuela no la dirigen ni la forjan ángeles ni querubines. Todo lo contrario.  Es el esfuerzo de hombres y mujeres capaces de realizar genialidades así como de cometer errores. Son enormes las dificultades y limitaciones materiales que enfrenta ese pueblo desde la osadía de Hugo Chávez Frías y los suyos de ganar unas elecciones en 1998 y concebirla como punto de partida de un proceso revolucionario radical y profundo que impactaría toda Nuestra América.

Leer más...

(San Juan, 12:00 p.m.) En la política de la delincuencia y el oportunismo depredador, se conjuga el individualismo del canalla y la carroña de los políticos de carrera.  También en la vida privada, del mundo consuetudinario, están los acérrimos defensores del yo y su omnipotencia.

Personajes como Donald John  Trump, Jair Messías Bolsonaro, presidente de Brasil, y el célebre gobernador de un fin de semana; el   cándido exabogado de la Junta de Saqueo Fiscal, Pedro Rafael Pierluisi Urrutia, cumplen con ese modelo de comportamiento.  Quizás haya que leer a la filósofa española Adela Cortina cuando dice: “Existe una dimensión ética en el ser humano, a la que ninguno puede renunciar” Será posible este postulado en nuestra sociedad y en el manchado mundo de la política colonial. El cálculo pecuniario y la gansería parecen ser el norte de la conducta social. El robo descarado de los bienes públicos y la desfachatez de los implicados se ha vuelto una norma. Dan la impresión de que justifican la audacia de su felonía. El orden del colonialismo distorsiona e insensibiliza la conducta del ser humano. No puede haber evolución moral, de la conciencia social, dentro del neoliberalismo egoísta y depredador. Es un sistema que no propende a la salvación de la humanidad, ni a la búsqueda del equilibrio entre el bien común y los espacios privados. Lo que prima es el “yoísmo” de la arrogancia.  

Leer más...

(San Juan, 11:00 a.m.) A menos de un mes para los comicios generales en Puerto Rico, ya es indiscutible la fuerza que ha tomado el liderato de Juan Dalmau, del pequeño, pero influyente, Partido Independentista Puertorriqueño, y cuyo carisma presenta un reto formidable a la vieja política de Washington para mantener el dominio colonial.
Esa fuerza de Dalmau no consiste en que se le adjudique posibilidad alguna de ganar en las próximas elecciones, sino en que es el portaestandarte de un nuevo repunte del independentismo, luego de que muchos dieran por liquidado al PIP tras cuatro elecciones seguidas en tendencia a bajar.
La figura de Dalmau crece en momentos en que se cumplirán 100 años de que un partido con la independencia como objetivo programático ganara las elecciones en Puerto Rico, lo que ocurrió en 1920. Menos de un año después se desató un proceso que se ha caracterizado por maniobras de Washington para eliminar a ese sector político.
La vieja política imperial se concentró primero en proclamar que el dominio de Estados Unidos no tendría fin y en sacar de todo puesto público y hasta de toda profesión a quienes no juraran lealtad a la bandera estadounidense. De ahí pasó al reclutamiento de independentistas para que aceptaran una reforma autonómica, persecución abierta, fomentar la división y, cuando todo eso fracasó, surgieron propuestas políticas para atender los problemas del país sin reclamar el retiro del dominio de Washington.
Las estrategias que comenzaron en 1921 fueron enfrentadas también por sectores radicales y en cuestión de una década ya se cantaba la plena “están tirando bombas en la ciudad de San Juan”, que fue grabada en Nueva York bajo el sello Columbia. El crecimiento de lo que hoy se conoce como “propaganda armada” tuvo su primer gran líder en Don Pedro Albizu Campos, quien a pesar de pasar muchos años encarcelado y bajo torturas, logró un alzamiento armado en 1950 y los ataques a la Casa Blair y el Congreso.
En los años sesenta y setenta, la “propaganda armada” tendría sus máximas manifestaciones con las Fuerzas Armadas para la Liberación Nacional (FALN) y el Ejército Popular Boricua-Macheteros desde finales de los años setenta. Aunque su comandante Filiberto Ojeda fue ejecutado sumariamente en 2005, su sucesor “Comandante Guasábara” sigue al mando de su contingente, de dimensiones desconocidas.
En su más reciente mensaje “desde algún lugar en el corazón de la Patria”, el Comandante Guasábara y el estado mayor de los Macheteros, fijaron clara su posición contra el reformismo sin transformar el sistema, la postulación de candidatos “cómplices” del asesinato de Ojeda, como el caso del ex gobernador Aníbal Acevedo Vilá, y llamaron a la lucha en las calles porque “es hora de la acción”.
Pero el PIP, surgido en 1948, ha mantenido una forma de lucha que sigue un camino muy distinto, concentrado en el reto electoral y decididamente pacifista en momentos claves. En los años de plenitud del proyecto político autonomista capitaneado por Luis Muñoz Marín, el PIP, bajo el liderato de Gilberto Concepción de Gracia, obtuvo casi el 20 por ciento de los votos con más de 100.000 sufragios, luego de lo cual fue bajando en respaldo hasta que el partido parecía languidecer.
En los años setenta, comenzó un segundo renacer del PIP bajo el liderato de Rubén Berríos, quien luego de sufrir cárcel por las luchas para sacar a la armada de EEUU de las islas de Culebra y Vieques, en los comicios del año 2000 logró cruzar otra vez la barrera de los 100.000 votos.
En los primeros cuatro comicios generales del siglo XXI, el PIP volvió a la tendencia a bajar y ya para 2008 comenzaron los experimentos políticos para recoger a sus simpatizantes en propuestas políticas que proclamaran puertorriqueñismo y descolonización sin comprometerse con la independencia. El PIP se ha negado a tales arreglos y ahora ha cobrado mucha fuerza la figura de Dalmau, que ha impactado al país.
Con años de lucha en la universidad y en las calles, Dalmau tiene vastos conocimientos sobre administración pública y experiencia legislativa. Pero, sobre todo, su presencia física que se hace notar y su inteligencia y rapidez en el debate se combinan con la naturalidad con la que lo mismo cita a José Martí, que goza de la música rock y la lucha libre, que igual se ríe con ganas de las comedias y los chistes, que se enfrenta físicamente -como lo ha hecho- a algún marido rufián que golpeaba a su esposa en una playa.
La presencia en el espectro de candidatos a la gobernación para estas elecciones de un político sin cercanía a casos o escándalos de corrupción, que es defensor del feminismo y los reclamos de justicia sobre perspectiva de género sin dejar de ser firme en que busca la independencia de Puerto Rico lo convierten en único en su clase en el liderato máximo de los sectores políticos electorales.
La nueva etapa histórica del PIP y el llamado de Dalmau para su plan “Patria Nueva” ocurren en un momento en el que Puerto Rico pasa por una caída económica que ha cubierto la mayoría de los años del siglo XXI. Ese deterioro ha incluido la sustitución del reconocimiento a la autonomía de la colonia por la imposición de una junta de control por parte de Washington luego de que la deuda con Wall Street se tornara impagable.
Como si fuese resultado de ese deterioro de la administración colonial, el sistema electoral puertorriqueño, cuya historia se remonta a 1869, también está mostrando señales graves de agotamiento. Así, mientras en los comicios de 2000 en Puerto Rico votaron más de dos millones de electores, en 2004 bajó a cerca de 1.950.000, en 2008 a 1.903.000, en 2012 siguió bajando a 1.848.000 y en 2016 la cifra fue de cerca de 1.560.000, bajas todas con sus consiguientes reducciones en los votos por los partidos que defienden la presencia de EEUU.
 
NCM-SJ-CH-NY-05-10-20-11

(San Juan, 12:00 p.m.) Gobernadora suspende temporalmente la aplicabilidad de orden ejecutiva que aumentó el salario mínimo de los trabajadores de la construcción.

San Juan, 30 sep (INS).- La gobernadora Wanda Vázquez Garced determinó hoy suspender temporalmente la aplicabilidad de la orden ejecutiva 2018-033, que aumentó el salario mínimo de los trabajadores de la construcción.

La decisión está incluida en una orden ejecutiva que también pone en vigor las leyes que requieren el uso de cemento producido en Puerto Rico y de acuerdos laborales en proyectos de construcción sufragados con fondos públicos.

La nueva orden ejecutiva va dirigida a suspender temporalmente la OE-2018-033, que emitiera el exgobernador Ricardo Rosselló Nevares para aumentar el salario mínimo de los trabajadores de la construcción a 15 dólares para los obreros de construcción de obra financiada total o parcialmente con fondos del gobierno de Puerto Rico, sus agencias, instrumentalidades y corporaciones públicas.

“La difícil situación que ha experimentado la industria de la construcción se ha agravado aún más como consecuencia de las medidas de cierre y distanciamiento tomadas como respuesta a la emergencia decretada por el Covid-19. A pesar de que la apertura cuidadosa y escalonada de distintos sectores económicos ha permitido la reanudación de los proyectos de construcción, la paralización total que fue necesaria implementar por aproximadamente dos meses ha tenido un grave efecto en esta industria”, sostuvo la mandataria.

Leer más...

(San Juan, 1:00 p.m.) El gobierno dominicano mantendrá una política abierta de colaboración con Haití, pero no hay ni podrá haber una solución dominicana a la situación humanitaria ni a los problemas que padece la vecina nación, advirtió el ministro de Relaciones Exteriores, Roberto Álvarez, al participar en la mañana de este martes en la reunión virtual del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

Dijo que para República Dominicana es de suma importancia la crisis social, de salud y política que se vive en el vecino Haití, debido al estancamiento de la celebración de elecciones y la falta de consenso en una agenda política común que defina un nuevo ciclo electoral.

“Advertimos de una salida prematura de la oficina (Oficina Integrada de Naciones Unidas en Haití) sin antes haber alcanzado condiciones adecuadas para ello. Esta compleja crisis política y económica ha degenerado en imposibilidad de buena gobernanza y es de profunda preocupación para República Dominicana”, precisó.

El Consejo de Seguridad de la ONU conoció hoy el informe sobre Haití preparado por Helen La Lime, representante del secretario general de ese organismo hemisférico y, además, se conoce la posible extensión del mandato de la Oficina Integrada de las Naciones Unidas en el territorio haitiano.

Leer más...

(San Juan, 12:00 p.m.) He tratado de escribir una notita, sobre las reacciones de diferentes sectores, machos, masculinos, macharanes, sectores religiosos, fundamentalistas y no tanto otros, pero que corren, en la misma lìnea, sobre lo asombroso, lo terrible, lo escandaloso, increible, lo inaceptable de las declaraciones de la Lcda. Lugaro, sobre la prostituciòn y su posible legalizaciòn..... me han salido tan fuerte, en ocasiones destenpladas y corajientas, estilo Bo Obrero y las he borrado, 3 veces, para no herir sucestibilidades de amig@s y no tan amigos, que se cobijan, en la sabana ancha de la hipocresìa, en este tema. Deje fuera, los sapos y culebras, lo deje de mano, para hablar de la hipocresìa, que encabeza la cita inicial.

"El ùnico vicio que no puede ser perdonado, es el de la hipocresìa. El arrepentimiento del hipòcrita, es hipocresìa en sì misma"

Me criè y vivi, desde niño, hasta graduarme de universidad, en un arrabal, que ademàs era un prostìbulo, prohibido y excluido por los federales, " off limit", donde la policìa militar, los MP, hacian rondas, los guardias de acà iban a braviar para amedrentar, nadie les hacia mucho caso. El que màs y el que menos, conocìa sus prejuicios, y falta de objetividad, lo expresara o se lo callara.

Otros sectores del pueblo, estimatizaban y excluìan mi sector, mi barrio, esto incluye con marcada expresiòn los religiosos.

Leer más...

(San Juan, 1:00 p.m.) La directora ejecutiva del proyecto Matria, Amárilis Pagán Jiménez, dijo hoy que la “tristeza y la rabia nos vuelve a arropar” ante el asesinato de Michellyn Ramos Vargas.

La muerte de la mujer trans fue reportada esta madrugada en el municipio de San Germán.

“Hacemos un llamado urgente al gobierno para que haga su trabajo e investigue este y los otros cinco transfeminicidios perpetrados este año”, dijo la portavoz.

La activista enfatizó en que “estamos ante una situación sin precedentes en la Isla: seis personas transgénero asesinadas en nueve meses sin que se haya resuelto la mayoría de los casos, sin que se haya informado de las investigaciones que se realizan para dar con los culpables y sin que al gobierno parezca importarle”.

Leer más...

(Ciudad Panamá, 1:00 p.m.) El 11 de septiembre se recuerda uno de los peores atentados terroristas de la historia, pero no fue el de las “Torres Gemelas” de Nueva York, sino el golpe de Estado militar contra el gobierno democráticamente electo de Salvador Allende en Chile, en 1973. Decenas de miles de muertos, heridos, presos políticos y el aplastamiento de las libertades democráticas por parte de los militares encabezados por Augusto Pinochet.  

Cada 11 de septiembre recordamos esos terribles aviones, pero no los de las “Torres Gemelas”, sino los que vimos en televisión bombardeando La Moneda, la casa presidencial chilena, en cuyo interior moría uno de los hombres más honrados y dignos de América Latina, el presidente Salvador Allende. 

Ese crimen de lesa humanidad fue cometido no solo por los militares, sino con la complicidad y participación activa de la derecha política chilena, los momios, el empresariado agrupado en diversos gremios y cámaras, y sobre todo con el financiamiento y asesoramiento del gobierno de Estados Unidos encabezado por su presidente Richard Nixon y su secretario de Estado Henry Kisinger. No solo Pinochet y sus oficiales se embarraron de sangre sus manos, sino todos esos sectores que hemos señalado y que suelen disfrazarse de “paladines de la democracia”. 

Leer más...

Más artículos...