Los soberanistas vuelven a levantar cabeza en el seno del PPD. Para un historiador, resulta paradójico hacer esa afirmación. La dialogía y las tensiones entre los soberanistas y los colonialistas en esa organización es, desde mi punto de vista, una marca genética de la misma.

El PPD de 1938 era una organización soberanista e independentista cuyo liderato había sido fichado como radical y peligroso por el Buró Federal de Investigaciones (FBI).  Por lo menos eso se deriva de la lectura del expediente 100-5745, abierto en 1940, a fin de controlar las actividades  de Luis Muñoz Marín. Guy Hottel, agente especial a cargo de la indagación, describía a aquel líder como “the ranking official of the Communist Party in the West Indies and the Caribbean Sea area”.

Leer más...

Se habla en estos días de la posibilidad de experimentar con escuelas Montessori para reformar la educación en el país. Me parece bien que se dé a nuestros niños la oportunidad de aprender según sus capacidades, sus curiosidades y sus intereses, que es básicamente lo que sugiere y pretende lograr el método Montessori. Sin embargo, tenemos otros modelos pertinentes a nuestra realidad caribeña y latinoamericana, entre ellos el método Hostosiano que busca potenciar la razón en cada ser humano, para que aprender sea un proceso liberador,  superando los rezagos de un entorno cultural y político que busca perpetuar la dependencia y el sometimiento que inculca el coloniaje.

Leer más...

Investigaciones sobre la dinámica de los movimientos sociales en el mundo para neutralizarlos y erradicarlos con el fin de garantizar la hegemonía de Washington, confirma la prioridad del gobierno estadounidense para desarrollar actividades de manipulación masiva.

Leer más...

Quizás el mítico origen –de esto que se ha dado en llamar “el amor en tiempos de wassup”- sea el ICQ (Internet Chat Query, o I seekyou) noventoso con los mensajitos de anotación palpitando cuando abríamos el programa como símbolo de que alguien nos había escrito. Como su nombre lo indica, podíamos buscar a alguien –el “gato” Gaudio, al “cuino”Scornik (compañero de composición de Calamaro)-, encontrarlos, enviarles un mensaje y, si respondían, entablar una conversación pasando por alto no sólo las determinaciones espacio-temporales sino incluso biográficas: ¿qué podían hablar un adolescente con un tenista que acababa de perder la final de un abierto alemán por dos millones de dólares con otro tenista argentino, Franco Squillari?

Leer más...

La comparecencia de víctimas del conflicto armado en Colombia en los diálogos de paz de La Habana, constituyó un paso crucial en el reconocimiento de sus derechos y brindó un espaldarazo al proceso iniciado en el 2012 para poner fin a la guerra. Los integrantes del primer grupo de afectados por la dilatada confrontación que acudieron a la mesa de conversaciones el pasado fin de semana, calificaron de trascendental la reunión con las guerrilleras FARC-EP y el gobierno de su país.

Leer más...

Un grupo de ciudadanos y organizaciones culturales del suroeste de Puerto Rico han iniciado esfuerzos para formar un fideicomiso para adquirir la mayor colección arqueológica privada de Puerto Rico y establecer un museo para su exhibición, asegura Nancy Vargas Acosta, presidenta del Centro de Estudios e Investigaciones del Suroeste, CEISO.

Leer más...

Todo lo que hacemos, consciente o  inconsciente, tiene su tiempo y espacio. La vida entera es un proceso, nada es instantáneo, todo requiere tiempo, espacio, trabajo. Todo en el vivir tiene sus etapas y sus fases.

No podemos llegar al final de las cosas sin haber hecho el camino, al otro lado del puente se llega después que atraviesas el río. Puede que estemos deseando con todo nuestro ser que algo suceda, o puede ser algo que no queremos que suceda, todo es un proceso.

Leer más...

La llegada de africanos a Cuba tuvo una duración de casi cuatro siglos basada en la trata esclavista, que en sus comienzos fue en pequeñas cantidades en correspondencia con las necesidades de la economía colonial. El arribo de pobladores del llamado continente negro a la isla alcanzó sus cotas más elevadas en la primera mitad del siglo XIX, con el propósito de satisfacer la demanda de fuerza de trabajo en plantaciones azucareras y cafetaleras.

Leer más...

Más artículos...