(San Juan, 12:00 p.m.) A un año del comienzo de la presente pandemia por Covid-19 también conocido como coronavirus las vacunas son tan demonificadas como esperadas. En la isla, el temor de la vacuna es más que lógico, puesto que existen generaciones que enfrentaron el convertirse en conejillos de India para la industria farmacéutica estadounidense. La encrucijada que enfrentamos ser o no ser (conejillos de India). ¿Qué define una vacuna eficiente?

En un artículo de revisión titulado; What defines an efficacious COVID-19 vaccine? A review of the challenges assessing the clinical efficacy of vaccines against SARS-CoV-2 Susanne H Hodgson DPhill y compania se dieron la tarea de presentar al público los parámetros que definen una vacuna eficaz. 

Primero que todo para saber si la vacuna es o no eficiente hay que evaluar y analizar al patógeno (virus), las consecuencias de la infección (acumulación de líquido en pulmón, por ejemplo) y las dinámicas de transmisión (microgotas de la saliva en el aire, por ejemplo). Simplificado un poco más, primero hay que ver si existe un tratamiento o hay que crearlo para luego realizar pruebas en otras especies. La comunidad científica le llama a esto “Etapa de Exploración” y “Etapa Preclínica”.

Leer más...

(San Juan, 12:00 p.m.) Los resultados de las recientes elecciones generales han tenido como consecuencia, entre otras cosas, una actitud espontánea de colaboración sin precedentes entre alcaldes prevalecientes, salientes y electos con miras a ayudar a sus constituyentes, lo que forma parte de su deber ministerial y lo que se espera de ellos.

Esta postura ha resultado en dar prioridad y sentido de urgencia al tema de los sobre $25 mil millones a punto de perderse y a los cuales el país tiene derecho, bajo el Programa 428 de Asistencia Pública de FEMA, con el aval del COR3 (Oficina Central de Recuperación, Reconstrucción y Resiliencia), para la reparación y reconstrucción de edificios públicos, estructuras sin fines de lucro, utilidades, parques y carreteras, entre otros, luego de los daños causados por los huracanes Irma y María.

Estos fondos deben ser los justos y negociados por los alcaldes aún en sus poltronas, junto a los elegidos por el pueblo, según dispone la ley que crea la Agencia de Asistencia Pública Federal, que establece como mecanismo para acelerar los procesos de la recuperación de los daños sufridos por los desastres.

Igualmente, líderes comunitarios se están uniendo para instar a sus pares a que, con sentido de urgencia, continúen las gestiones o soliciten la ayuda para que este dinero sea finalmente obligado y que, como hemos dicho, es un derecho adquirido y ya ha sido asignado a Puerto Rico.

Leer más...

(San Juan, 12:00 p.m.) Digamos que las palabras que todo está bien. No, no lo está. De alguna forma pareciera que todo empeora mientras nos acostumbramos a un nivel más de supervivencia. La población joven que está adquiriendo títulos universitarios y esa que ya los tiene están optando por migrar. El destino más pensado: “donde sea, menos aquí”. Si todo sale como esperan; no desean regresar. ¿Cómo gobernar a Puerto Rico si no hay puertorriqueños?

Para personas que se autodenominan patriotas dar el famoso salto al charco es una decisión desesperada pues lo ideal es quedarse aquí; para ellas.  ¿Qué puede ser más desesperante que nuestra condición actual? Si les preguntas a quienes ya se decidieron una mayoría dirá: “que todo siga como va”.

El apoyo a lo autóctono es casi nulo gubernamental y socialmente. Sin ese apoyo es imposible que empresas de aquí surjan y se mantengan hasta lograr la codiciada independencia económica. Independencia que en tiempos como los que vivimos, donde una pandemia celebra su segunda despedida de año con nosotros, resulta más beneficiosa que cualquier tratado internacional.

Puerto Rico, ¿cuándo comenzaras a velar por tu pan, techo y salud?

Leer más...

(Madrid, 10:00 a.m.) El sábado 7 de noviembre se confirmó que el presidente yanqui Donald Trump perdió las elecciones, aunque él sigue diciendo que le hicieron fraude. Esto se da en medio de la pandemia y en la crisis más grave del capitalismo mundial.

Desde la UIT-CI compartimos el festejo de los trabajadores, el movimiento antirracista, el movimiento de mujeres, el movimiento ambientalista y la mayoría del pueblo estadounidense, así como en otros países. Salió derrotado el presidente y multimillonario derechista, imperialista, racista y misógino que negó el coronavirus, desmanteló el sistema de salud, defendió a la policía asesina de George Floyd y sometió a los pueblos del mundo con sus planes de saqueo a favor de las grandes transnacionales y los banqueros. Trump era el presidente del capitalismo imperialista que solo ofrece hambre, desigualdad social y es una amenaza para el planeta con la destrucción ambiental, llegando al extremo de negar el cambio climático producido por el uso irracional de recursos que hacen las transnacionales y los gobiernos capitalistas.

Que festejemos la derrota de Trump no implica apoyar o tener alguna expectativa en Joe Biden, quien ganó en nombre del otro partido patronal imperialista, el Partido Demócrata. Biden fue el vicepresidente del gobierno de Obama, no solo no solucionó los problemas de los trabajadores, los afrodescendientes o el pueblo pobre, sino que ante la crisis capitalista de 2008 salvó a los bancos y las multinacionales e impulsó también los planes de hambre en el resto del mundo. Por eso la clase trabajadora y los pueblos del mundo no deben depositar ninguna esperanza en Biden, pero sí en las y los trabajadores, en el movimiento antirracista y de mujeres en lucha de los Estados Unidos que enfrentaron a Trump en las calles.

Leer más...

(San Juan, 1:00 p.m.) Ya lo habíamos dicho, el Movimiento Victoria Ciudadana ha movido el “palo”  de las elecciones.  Esto pasó debido, entre otra razones, que todas las otras fuerzas políticas estaban anquilosadas o conformes con el proceso electoral. Vino MVC y lo ha alterado todo. Ni bueno ni malo, pero han creado un momento particular que no conocíamos, y el cual nos podemos disfrutar al descubrir que el proceso electoral de Puerto Rico es muy defectuoso, lo cual hace defectuoso a su vez nuestra vida democrática.

El manejo de papeletas de forma ineficiente, ya sea porque no se cuentan, se pierden, o se esconden, no es nuevo. Simplemente, MVC lo ha tomado para profundizar en su argumento que es producto del bipartidismo.  Ante esto, ha forzado por la vía judicial y por la presión social, que se cuente “hasta el último voto”.  Esto no ocurre salvo que sea un margen estrecho, pues las elecciones en Puerto Rico viven del discurso de concesión, por el cual el perdedor concede y nadie mas cuenta nada.  Hoy esto ha cambiado.

Ahora bien, donde MVC ha sido más efectivo lo ha sido en desenmascarar el voto ausente y adelantado.  Habiendo ganado en el día de ayer en los tribunales, el acceso a las listas y procedimiento, ahora yace en ver el resultado para probar si hubo un fraude, masivo o no, que afecte el resultado final de las elecciones.

Leer más...

(San Juan, 12:00 p.m.) El resultado de las recientes elecciones ha provocado un sentimiento general de alegría y esperanza. Sentimiento que surge del aparente deterioro del bipartidismo y el crecimiento de fuerzas y movimientos alternativos, entendiendo por esto como aquellos partidos y movimientos distintos a los dos partidos principales y con programas o propuestas de gobierno y contenido social diferentes. Pero la esperanza no surge por el mero hecho del crecimiento de esos movimientos alternativos, sino por la expectativa de cambio en los estilos de gobernanza. De modo que se espera, entre otras cosas, un mejoramiento en los estilos políticos, así como la baja en la corrupción, y la aprobación de legislación a favor del país y no de unos pocos bolsillos.  Así pues, se habla del “mensaje” del pueblo a quienes tradicionalmente han ostentado el poder, entiéndase los partidos PPD y PNP.

Hemos escuchado voces de ambos de estos partidos principales en acto de constricción, por el cual reconocen que deben “reflexionar” dentro de sus colectividades, y “escuchar” el mensaje para hacer los “ajustes” pertinentes en los estilos de hacer política, en aras de fortalecer sus partidos para las próximas elecciones. El discurso es más o menos el mismo de parte de ambos y de igual contenido superfluo. Y digo superfluo porque a ninguno he escuchado decir que esa reflexión conlleve apartarse de sus políticas neoliberales, desistir de la contratación a los amigos del alma, reevaluar su posición sobre la privatización de servicios públicos o la defensa del medio ambiente; tampoco hablan sobre la defensa de las pensiones, o sobre proyectos diferentes de salud, educación, equidad de género o justicia social. Mucho menos sobre la auditoria de la deuda pública. Sobre esos temas cabalgaron los movimientos alternativos para llegar donde llegaron. El “mensaje” claramente no fue el mero rechazo al bipartidismo.

La idea de la “reflexión” de estos partidos principales va dirigida a ver cómo logran obtener nuevamente la hegemonía, no para ajustar su filosofía de la res publica. No van a hacer alianzas a no ser que no tengan otro remedio. Para muestra un botón basta: ya se están repartiendo los puestos directivos del Senado y la Cámara, sin contar con nadie externo a sus colectividades, ya sea porque sienten que tienen la mayoría, o por sus expectativas de lograrlo. De no tenerlas, entonces hablan de alianzas. Y para colmo, sus líderes electos o propuestos, son los mismos que llevan allí décadas y que fueron parte de los gobiernos responsables de la quiebra del país, o de los actos de corrupción que tanto han descarnado al país. Es evidente que todavía no sienten ni actúan como que haya un cambio, o un nuevo mandato, o quizás no han entendido el “mensaje”.

            ¿Y qué sucede a nivel municipal? ¿Cuál ha sido el “mensaje” del pueblo? Bueno, no quisiera ser el de la nota discordante, pero allí el bipartidismo aún se mantiene en su máxima expresión. De los 78 municipios, 77 se los reparten el bipartidismo; solo en uno se elige a un alcalde fuera de los dos partidos principales, pero también fuera de los movimientos o partidos alternativos. Es más bien un fenómeno personal que va recuento con la probabilidad de que revierta a uno de los dos partidos principales. Dentro del meollo revalidaron cómodamente los caciques de pueblos como Bayamón, Carolina, Cayey, Mayagüez, entre otros. Los municipios que tuvieron “cambios” de administración lo hicieron entre uno y otro, es decir, el que era PPD ahora es PNP y viceversa. Es significativo lo que pasó en varios municipios afectados por los terremotos, como Cabo Rojo, San Germán, Lajas, Guayanilla y Ponce. Todos cambiaron de alcalde, pero entre esos mismos dos partidos, a pesar de que igual fueron abandonados por ambos en los momentos de crisis. Hay que ver cómo caló en ellos el “mensaje” y si vamos a verlos nuevamente refugiando con pingües contratos a los políticos derrotados.

           Ante esa situación, son los movimientos alternativos los que están llamados a reflexionar. Después de la tormenta de alegría, viene la calma de la reflexión con miras a enfrentar un futuro receloso. No esperen ser acogidos con brazos abiertos. El bipartidismo sigue en control y su evidente intención es mantenerlo y, en todo caso, recuperar la hegemonía. No hay duda que han sufrido un deterioro en el respaldo de votos a nivel nacional, pero sus alianzas serán las que les convenga a ellos, no necesariamente al país, y muchos menos a quienes le han restado votos. El reto y el esfuerzo será titánico para los partidos y movimientos alternativos, no sólo para mantener los pocos –aunque importantes- espacios que han ganado, sino aún más para poder crecer y perdurar.

Leer más...

(San Juan, 1:00 p.m.)  Ayer buscaban Gremlins en la bóveda  de la JAVAA en el Coliseo Roberto Clemente. Hoy se busca a un ente externo, la Oficina del Inspector General del gobierno de Puerto Rico, para determinar que pasó con los votos adelantados y ausentes, que todo indica que hubo más emitidos y enviados de los que se recibieron de vuelta. En fin, que hay, como se habla en voz de Francisco Rosado Colomer, “muchas irregularidades”, aunque siempre se precisa que no hay fraude electoral.

Lo que estas elecciones han demostrado es que al prestarle más atención al proceso del conteo de votos, descubrimos que la practica electoral en Puerto Rico es primitiva y artesanal.  Que todo se hace “como en los tiempos de antes”  y hay poca sofisticación en los procesos.  En esa medida, todo suena irregular, pese a que algunas cosas suenan a fraude.

Los dos modelos electorales por excelencia en el mundo hoy son el Frances y el Venezolano. Son los que se utilizan para provocar una calidad electoral (proceso de votación y conteo) de eficiencia.  Tal vez Puerto Rico podría asumir como ejemplos lo que pasa en dichos país.

Leer más...

(San Juan, 1:00 p.m.)  La gran victoria electoral en los EE.UU. no se le puede acreditar a la candidatura del demócrata Joe Biden, y su vicepresidente, Kamala Harris. Habría que acreditársela también a los sistemas mediáticos de dicho país, las llamadas cadenas de noticias/televisión que son las que declararon la victoria de uno y la derrota del otro candidato, el incumbente Donald Trump. 

Pero los sistemas mediáticos, así como las grandes cadenas de comunicación en línea, no se han quedado atrás en definir, quien puede opinar, que no se puede opinar, y cual es la tendencia a seguir. Se han convertido hoy, tanto la televisión como las plataformas de redes sociales, en el poder real detrás y frente del trono, que determinan que pasa y que no pasa en dicho país. En otras palabras se han convertido en el poder de censura en los EE.UU.

Es curioso que la colonia/territorial de Puerto Rico siempre es un lugar más avanzado que la metrópoli.  Por lo tanto, ayer en la principal cadena de televisión/noticias de ultra derecha, un analista comunicador le apagó el micrófono a la jefa de prensa de la Casa Blanca, pues la misma había hecho conjeturas sin fundamento de que había habido fraude electoral en las elecciones en los EE.UU. 

Leer más...

Más artículos...