Ya para principios de los años 80, a mis tiernos 20 años, estaba cansado de tanta inestabilidad en mi vida. Había estado de institución juvenil en institución juvenil. Además de estar hospedándome en distintas apartamentos de hombres mayores, cuyo único interés era usarme sexualmente.

En Nueva York estaban arrasando las drogas y se hablaba de un virus canceroso que se transmitía sexualmente. Con esos 20 añitos y un pasaje de ida, recuerdo haber venido a Puerto Rico con mi amiga puertorriqueña Aída Ruiz.

San Juan era una meca gay en los 80 y me encontré con situaciones similares a las que le estaba huyendo. Terminé en la casa de mi abuela en Río Piedras y fuera del clóset. Mi estilo de vida contrastaba con el de todo el mundo a mi alrededor.

Leer más...

El 21 y 22 de julio de 2021, se celebró en la Ciudad de Guatemala virtualmente, el IV Congreso Internacional Nuevo Reencuentro con Enrique Gómez Carrillo y su obra, auspiciado por la Universidad Mesoamericana y la Asociación Enrique Gómez Carrillo, ambas con cede en el país centroamericano.

Enrique Gómez Carrillo fue un escritor que nació en Guatemala el 27 de febrero de 1873, y murió en París el 29 de noviembre de 1927, con apenas cincuenta y cuatro años. Es autor de una vasta obra literaria que sobrepasa los ochenta libros. Murió muy joven, pero vivió intensamente la bohemia parisina y la línea decadente, dentro del movimiento literario conocido como el Modernismo. Apenas tenía veintidós años cuando comencé, en 1986, mis estudios de maestría en el Departamento de Estudios Hispánicos de la Universidad de Puerto Rico. En el 1987, me matriculé en el curso Literatura Guatemalteca del Siglo XX, dictado por el Dr. Ramón Luis Acevedo, y fue así, que conocí algunas crónicas de Enrique Gómez Carrillo, un total desconocido para mí. El doctor Ramón Luis Acevedo, había sido profesor visitante en la Universidad de San Carlos (la USAC) en Guatemala, invitado por su amigo el académico y gran crítico literario guatemalteco, el Dr. Francisco Albizúrez Palma (1935-2014) q.e.p.d. De esa amistad, surgió la idea de dictar cursos graduados en la Universidad de Puerto Rico, sobre la literatura centroamericana.

Leer más...

“Con el ruido de motores (semilla), guaguas, grúas y demás (semilla), conocí a una jardinera (semilla), en un techo de la ciudad…En la jungla de concreto, hay tomates que se dan, en el hormigón armado hay semillas que regar.”

                                                                          (Jardinera – Rita Indiana y Los Misterios)

 

 

Leer más...

Los colores suelen utilizarse en la literatura para describir personajes, objetos, lugares, estaciones del año, estados anímicos; pero, básicamente es en el arte, donde más perspectiva tienen, porque no podría haber expresión artística sin color. En un curso de simbología, Nadia estudió a Juan Eduardo Cirlot y su Diccionario de símbolos, que sigue siendo una de sus biblias. Allí descubrió que hay colores cálidos como el rojo, anaranjado, amarillo y el blanco. También están los llamados fríos que incluyen el azul, añil, violeta y el negro. Es decir, según Cirlot, los colores cálidos corresponden a procesos de actividad e intensidad. Por su parte, los fríos significan pasividad y debilidad.

Leer más...

Tras la muerte de la joven hija de una amiga se cuestionó ¿cuál había sido el detonante que la llevó a tomar esa fatal decisión con apenas diecinueve años? A esa edad se supone que uno es feliz y no tiene problemas. A esa edad se comparte con amistades, se trazan metas, uno se enamora y desamora fácilmente. A esa edad no hay tiempo para pensar en la muerte porque simplemente se vive. Pero ese no fue el caso de la hija de su amiga a quien quería como si fuera suya.

No quiso comunicarse con Maricarmen porque no sabía cómo podía abordarla; era su única hija y acababa de perderla. Sorprendentemente, fue ella quien la contactó, porque deseaba saber qué puede ser un detonante para que una joven tan llena de vida, decidiera ponerle fin a su existencia. Ángela sabía por qué su amiga la llamaba y la dejó desahogarse; primero fueron palabras de rabia, luego de dolor e impotencia y al final, de aceptación.

Leer más...

Este es un cuento del hermano de Luis Palés Matos, muy interesante, que trata el tema de los mosquitos. “La aventura de Fray Gonzalo”, de Vicente Palés Matos del libro Viento y Espuma (San Juan, Puerto Rico 1945)

De la Hispanola llegó Fray Gonzalo de Betanzos a casa del adelantado Ponce de León en Caparra, a principios del año 1519, delegado por los Padres Jerónimos para que – “ficiera una narrapcion de lo acomptecido con los indios; del trato d’ellos por los crisptianos e del modo de mover a los moradores d’esa Isla la Sancta Fe Católica.”

Leer más...

En Barcelona, los catalanes aceptaron que la Casa Vicens, la primera obra construida por el maestro Antoni Gaudí, entre los años 1883 y 1885, declarada Patrimonio de la Humanidad, se convirtiera en un Airbnb: “Pues bien, ahora, Airbnb anuncia que, por primera vez en mucho tiempo, dos personas podrán pasar una noche inolvidable en la histórica casa Vicens.” Como parte de la oferta turística, que Cataluña tiene para ofrecer en tiempos de pandemia, los interesados podrán pernoctar en la casa ubicada en el barrio de Gracia, diseñada por Gaudí, para Manel Vicens i Montaner, un corredor de cambio y bolsa.  Mientras tanto, en Puerto Rico, los llamados “patriotas de la cultura” o “defensores del patrimonio arquitectónico” se oponen a las restauraciones privadas de nuestras joyas históricas. Edificios que están en manos de un gobierno en bancarrota, al que no le interesa remodelar estos tesoros, que pueden encontrarse en cualquier rincón de la isla, pero que solemos ver en el Viejo San Juan, Santurce y Río Piedras.

Leer más...

Poemas [de Hugo Margenat] llenos de fuerza en muchos de los

cuales se funden patria y mujer para construir

un motivo poético y estético de primera

importancia en la producción del poeta.

Alma I. Acosta Cartagena

 

Y no hay poder como la carne

política de Dios.

Yván Silén

 

[…] y recuerdo el espeso y lento almíbar

del dulce de papaya que confeccionaba mi madre.

Edgardo Nieves Mieles

 

En Río Piedras admiré la piña de Nick Quijano […]

Julio Ramos

Leer más...

Más artículos...