altPuerto Rico, flotando como un mantecado derretido simulado, que no es real. El ímpetu está y también la firmeza de propósito. Sobrevuela un avión B 52, como si hubiera bombardeado el interior de un pueblo bueno, que no se lo merece. Un pueblo que sonríe con labios de sonrisa chatarra inyectada. Hay que volar. Hay que reinventar. No quedarse en el mantecado derretido. ¿Será la simulación de unas bombas arrojadas para ahuyentar más y más? Firmeza de propósito. Mis sobrinos sonríen y quiero perpetuar eso. Entonces, las fórmulas probadas de modelos que funcionan, están ahí. La riqueza del sol, del agua, de la gente, del calor, las sonrisas genuinas, las manos para crecer y reinventar. Cambio de paradigma... disfrutando el paracaídas con un aterrizaje seguro en tierra firme y fértil. ¡Tanto que queremos a Puerto Rico! Y, ¿mis amigos de la diáspora próspera dónde están? ¿Ayudarán a su isla? ¿Se olvidaron de su Puerto Rico? Se piensa que la distancia es una lupa. Para ver la distancia con claridad. Deuda de gratitud. Amor por el terruño y lo que te dio vida. Todo bien. Con la postura bien puesta. Así continuamos con la entrega y el orgullo de pertenecer a esta isla llena de colores... Vibrantes de música, vida y niños que van a sonreír.

Leer más...

Reflexionando sobre la cultura tenemos que aceptar que hay ideas que se convierten en pura retórica. Tenemos todas las libertades culturales en Puerto Rico, esa es retórica, una mentira que se convierte en un lugar común. A medida en que el neoliberalismo se impone como una verdad sobre la realidad se va articulando una estrategia del miedo como instrumento de gobierno. Esa es la verdadera cultura que hemos ido creando. Incluso entre los grupos de izquierda, si es que quedan en Puerto Rico, esa apocalíptica del miedo se ha instalado. Esa perspectiva se transforma en una forma de imponernos las soluciones a los problemas, reales o inventados.

Leer más...

alt“Llegó aquí entonces la palabra, vinieron juntos Tepeu y Gucumatz, en la oscuridad, en la noche, y hablaron entre sí Tepeu y Gucumatz. Hablaron, pues, consultando entre sí y meditando; se pusieron de acuerdo, juntaron su palabra y su pensamiento.” Popol Vuh, Las antiguas historias del Quiché.

Juntar la palabra y el pensamiento.

Ponernos de acuerdo.

Hacer las paces con la vida.

Abrir caminos, descalzos.

Mover las ramas del medio.

Sujetando el hacha por su barnizado astil.

Suavizar el terreno, humedecerlo.

Leer más...

altDedicado al motivo del cambio y al haber abrazado las luciérnagas brotando del agua.


Del robusto árbol de raíces profundas y saludables, crece la preciada madera.

Moldeable madera la cual parte y la quiebran. ¿Cuéntame tú por qué la gente parte o se queda?

Leer más...

altCenicienta Cibernética sentada con calma, persiguiendo el cenit de la sabiduría.

Información en transmisiones de ondas eléctricas que te mantienen en la silla, en la celda cautiva.

Serenata de bips, mientras acaricias tus cabellos castaños.

Leer más...

Más artículos...