altLa claridad tenue de la mañana se filtraba por las cortinas de la ventana alumbrando la silueta de las caderas desnudas entre sábanas de Zuleika. El aroma de la pasión fruto de una noche de amor saturaba de imágenes alocadas los pensamientos de Ricardo. No podía sacar de su mente la atracción que Tania le provocaba.

Observaba a Zuleika con la culpa que sienten los que son infieles en el amor. El haber hecho el amor en la noche con Zuleika mientras imaginaba a Tania en sus brazos lo hacia merecedor del viento y la tempestad, que castigaba a los lujuriosos para los que el instinto carnal prevalecía sobre la razón, en el segundo círculo del infierno de Dante.

Leer más...

altA mi hijo

[Nota de la autora: Encontré esto entre mis documentos, lo escribí cuando miguel cumplió 4 años en el verano de 2005, luego de ambos escribir su nombre en la arena, el maurillo lo borró y él le dijo adiós a su nombre con los ojitos aguados. Luego, esta epístola se publicó en el nuevo día en enero de 2006. Este verano ya cumple 18 años, irá a la Universidad de Puerto Rico, a seguir construyendo sueños….]

Leer más...

altLa luna está casi llena la ven los ojos del mar las Perseidas ya se acercan todos las quieren mirar.

El doce de agosto dicen que en la noche se verán las Perseidas y la luna qué noche espectacular

Si las luces de mi pueblo las pudieran apagar yo sería tan feliz las podríamos mirar.

altencerrada

mármol sueños de alas

útero tornasol de sangre caricia

anémona del bosque mar de veneno

todas las ellas refugiadas en mí

una noria de voces que va sembrando paredes

Leer más...

Más artículos...