Sáb04042020

Last update09:37:08 AM

Justicia Social

Ante el Covid-19 [y pérdida de derechos] no fomentemos la dictadura por el miedo

  • PDF

altMe sorprende ver cómo muchas personas, demasiadas, están pidiendo a gritos una ley marcial para combatir el COVID-19, y tantas personas avalando la privación de derechos civiles en nombre de la pandemia. Mucho más me sorprende, que la mayoría de esas personas fueron virulentos críticos de la “falta de libertades o derechos civiles” en Cuba, Korea o Venezuela. Tan críticos que incluso apoyan que Estados Unidos los invada bajo esa excusa. Ahora sin embargo, están dispuestos a entregar los derechos que tanta sangre ha costado ganarlos, y de los que han disfrutado tanto, sin parecer comprender las consecuencias de lo que están pidiendo. Nada justifica que se eliminen los derechos humanos, civiles y constitucionales. Ni siquiera la pandemia.

Pandemia se define como una enfermedad epidémica que se extiende a muchos países, que ataca a casi todos los individuos de una localidad o región. Por lo tanto, no hay duda de que hay que tomar medidas para frenarla y eventualmente controlarla. Pero esas medidas deben ser medidas de salubridad previas y sostenibles, que pueden incluir el llamado “distanciamiento social” como medida profiláctica por determinado tiempo. Sin embargo, la entrega de derechos civiles NO es una medida de salubridad.

Medidas de salubridad previas son: 1. tener un sólido sistema de salud pública, con todo lo que ello implica (hospitales, medicinas, equipo, personal adiestrado, seguro de salud universal, educación preventiva, etc.); 2. tener una comunidad saludable y educada, que incluye que tenga acceso a la medicina preventiva, a la educación en salud, al seguro de salud universal y acceso al sistema de salud mencionado. Medidas de salubridad sostenible es que exista el presupuesto y los procedimientos para mantener al día y sólido el sistema de salud durante todo el tiempo y, en especial, en los momentos de emergencia o pandemia.

Leer más...

Puerto Rico está ganando la batalla contra el Covid-19

  • PDF

alt(San Juan, 1:00 p.m.) No es prematuro reconocer que hemos controlado el desarrollo de Covid-19 en Puerto Rico. Es tendencia de las estadísticas la que lo marca. La tendencia hoy de las estadísticas reflejan que ya a pruebas realizadas, casi 3500, el 70 por ciento de los evaluados está dando negativo al coronavirus. Esta es la mejor noticia que en conferencia de prensa en el día de hoy nos pudieron haber dado los miembros del Comité Especial Médico de la gobernadora Wanda Vázquez Garced.

Liderada la conferencia por el profesor y rector de la Universidad de Puerto Rico Recinto de Ciencias Médicas, este explicó que el virus se está manteniendo en un crecimiento sostenido de contagio, que nos posiciona como una de las jurisdicciones con menos contagio en los EE.UU. Importante aún, hemos logrado que la tasa de mortalidad se mantenga controlada, pese a que al día de hoy han muerto 15 personas, para un promedio de 1.8 personas al día.

Lo importante es que esta batalla la estamos ganando solos entre los boricuas. Para esto, al día de hoy, el gobierno de Puerto Rico ha contado de forma única y exclusiva con los recursos nacionales. Nada de americanos o hablar en inglés. Somos nosotros que nos hemos defendido y hemos logrado impulsar un modelo boricua que está provocando su efectividad, donde se han combinado todos los recursos sociales existentes en el país.

Leer más...

El coronavirus y las [buenas] estadísticas: ser soberanos y libre a Puerto Rico

  • PDF

alt(San Juan, 1:00 p.m.) Puerto Rico da hoy una cátedra, a partir de un gobierno pobre, con muy pocos recursos, colonial y abandonado por la metrópoli [Washington] de lo que sus mujeres y hombres pueden hacer si tienen la voluntad correcta. Pueden actuar de forma soberana, es decir, tomar control de sus vidas, y encauzar el país. Hoy vivimos un experimento social de soberanía que no es cualquier cosa. Hemos hecho algo distinto, hemos tomado control de nuestras vidas, de nuestra comunidad, y de nuestro país. Por lo tanto, ¿qué nos provoca tanto miedo de articular que el gobierno de Wanda Vázquez Garced, o la de la alcaldesa Carmen Yulín Cruz, ha tomado decisiones soberanistas, que nos acercan a la independencia y no a la estadidad?

La izquierda y el independentismo en general, no pueden vivir en la lógica de las narrativas de la derecha y de los mercaderes del neoliberalismo. Por el contrario, tienen que asumir un discurso propio que sea hegemónico. Esto lo pueden hacer, en la lógica de la ciencia política mas básica, a partir de colonizar a su oponente. Entonces, ¿qué nos impide reconocer que el gobierno de Puerto Rico ha controlado la pandemia en la isla, desde su soledad y pequeñez, lo ha hecho bien? Pero es reconocerlos no para validad su discurso de gobernanza, sino para impulsar a partir de ahí, un proyecto nacional soberano que incluya lo positivo que en esta ocasión han hecho nuestros gobernantes.

La experiencia de Africa del Sur, transición política que viví del 1991 al 1994 [primeras elecciones democráticas] fue plantear que destruir el pasado, a partir del gobierno, era un error. Construir a partir de lo positivo del pasado era un acierto. La transición de Africa del Sur fue dirigida por ellos mismos y nunca permitieron la injerencia externa. En Puerto Rico hoy, la crisis del coronavirus la controlamos nosotros, y nadie nos está ayudando. ¡Genial!

Leer más...

Los neoliberales, las estadísticas y las noticias falsa-positivas

  • PDF

alt(San Juan, 1:00 p.m.) En un reconocido programa de radio a la hora pico de las 6pm, la periodista Limarys Suárez, le preguntaba al periodista Antulio ''Kobo'' Santa Rosa, a través de su personaje de La Comay, como éste veía el país. La pregunta fue antecedida por el comentario de Suárez, de "que el sistema de salud pública ha colapsado y no sirve" , mientras la contestación de Antulio " Kobo" Santa Rosa fue "aquí hay un revolú que nadie sabe la hora que es con los casos positivos".

Ambos comentarios, en hora pico de noticieros radiales, son falsas. Son fake news o falsa-positiva. Lo interesante es que ambas son parte del proyecto neoliberal de la prensa y sistemas mediáticos dominantes, y corporativos, que desean reflejar que el gobierno de Puerto Rico no sirve. El discurso en alternativa continuo, es el manejo de las privatizaciones o el mundo alternativo de lo privado, como el correcto, el justo y el que dice la verdad. Son dos embustes, los comentarios de Suárez y Santa Rosa, convertidos en verdad.

Primero, Limarys Suárez debería de saber que desde Carlos Romero Barceló (1977 a 1984), el sistema de salud pública de Puerto Rico ha sido vendido u opera de forma privada. La isla tiene 69 hospitales de los cuales 65 son privados. Con esos hospitales privados, con los planes médicos, y con el plan de la reforma de salud, Puerto Rico va a enfrentar al Covid-19. Realmente hablando la crítica debe de ir dirigida a la mediocridad de la salud en Puerto Rico, la cual es controlada por empresas privadas.

Leer más...

La cultura neoliberal nos detiene mientras el gobierno Boricua sí va resolviendo

  • PDF

alt(San Juan, 1:00 p.m.) Defender lo indecible, es también posible. El gobierno de Puerto Rico está siendo exitoso en contener la pandemia del coronavirus. Sin bombos y platillos, un gobierno colonial de la A , a la Z, ha dado cátedra a gobiernos soberanos, libres e independientes del Caribe, el continente americano y a nivel global. Aqui no ha habido fondos federales. Aquí no ha habido un ejército protector. Aquí no hay ni médicos, pues todos se quedaron en los EE.UU. viviendo en el primer mundo. Aquí lo que hay es un gobierno dirigido por mujeres, Wanda Vázquez Garced, como gobernadora, y Carmen Yulin Cruz, como alcaldesa, que de forma curiosa, han desarrollado un modelo de detención, control y prevención, que está funcionando. Nos guste o no, las dos mujeres que nos gobiernan han dado cara y están resolviendo el problema.

Primer premisa: es falso que el gobierno de Puerto Rico ha sido incompetente. Puerto Rico ha establecido un modelo de intervención hibrido entre estado benefactor y neoliberal. El modelo de Puerto Rico se basa en seis niveles: Primer Nivel, la estructura familiar/casa. Este es el primer centro de control y prevención. Segundo Nivel, el servi-carro medico de los municipios. El Municipio de San Juan estableció una pauta que hoy ha sido copiada en todos los EE.UU. Ha sido un éxito, y le ha dado razón de ser a 12 municipios que hoy tienen el mismo programa. Tercer Nivel, la Comisión Medica de la Gobernadora, la cual le ha dado una razón de ser al primer centro docente, la Universidad de Puerto Rico. No hay forma de cuestionar al Dr. Rodríguez Quilinchini o Dr. Salgado, pues son los expertos nacionales en el tema, y han demostrado total control de la situación. Cuarto Nivel, el cual se introduce en la primera modificación al toque de queda, que es la activación de las organizaciones sin fines de lucro. Estas dan comida, apoyo y logística a mucha gente en Puerto Rico hoy. Su participación puede hacer una diferencia. Quinto Nivel, el rol del Hospital Regional de Bayamón y los hospitales privados, como centro de identificación y contención de personas afectadas. Sexto y último nivel, el Centro Médico de Puerto Rico como unidad terciaria de uso final para pacientes que requieran ventiladores y ayuda más intensa.

Segunda Premisa: El toque de queda es una medida cuasi militar. Pero es la única que ha probado que las estadísticas hoy sean positivas. Mas del 53 por ciento de los 2289 personas evaluadas, han dado negativo al virus. Solo 239 han dado positivo. Puerto Rico tiene 1195 dadas de alta. Solo tiene 8 personas fallecidas. En estadísticas Puerto Rico ha controlado la situación, pues la tendencia es a controlar los infectados y mantenerse en 10 por ciento o menos del total de las personas evaluadas. Eso es 50 por ciento por debajo de la estadística global. La única respuesta, de país colonial, pobre y sin recursos, ha sido el toque de queda. El cual ha sido modificado hoy a favor del capital y lo servicios, pero donde la población y su movimiento aun se controla. No obstante esto, los números empiezan a reflejar un horizonte menos trágico para Puerto Rico.

Leer más...