Lun02172020

Last update10:07:45 AM

Justicia Social

  • PDF

El Amor en tiempos difíciles

  • PDF

altQuién me iba a decir a mi que descubriría lo que es la verdadera dimensión del amor a los 75 años.

La vida te da sorpresas y a mis 75 años he descubierto el verdadero significado del amor propiciado por una desgracia. No solamente el sur de Puerto Rico recibió el impacto de un movimiento sísmico.

Nosotros en mitad de Hato Rey, en pleno San Juan, vimos nuestro mundo resquebrajarse. Es una historia dolorosamente y amorosamente larga así que comencemos desde el principio.

Mi esposo de 5 años de matrimonio y mi compañero de 30 años de vida juntos comenzó a sentir una hinchazón en sus piernas. Luego observamos cómo una vieja herida surgía nuevamente en su pierna. De inmediato hicimos cita con nuestro médico primario. Con hoy y con mañana, la pierna continuó hinchándose y la herida a supurar. Y llegó el día del temblor. Y nos quedamos sin luz, varados en un noveno piso. La oficina de nuestro médico queda en un centro comercial que también se quedó sin luz. De momento nuestro mundito se tambaleó con la misma fuerza que el edificio donde vivimos. No fue hasta que regresó la luz y pudimos llegar a la oficina médica cuando nos enviaron de emergencia al Cardiovascular y empezó nuestro Via Crucis particular.

Puedo afirmar que el servicio y las atenciones que recibimos fueron de primera. Mi experiencia personal con el Centro Medico fue gratamente reveladora. Sin embargo, terrible fue la fue utilizar el famoso tren urbano para desplazarme desde casa al hospital y recorrer sus predios. Un mundo nuevo se abrió ante mis ojos…descarnado y brutal. La vida que se cobija el Centro Medico y del Tren Urbano es, paradójicamente, devastadora. Pululan por sus corredores, cual zombies, los despojados del mundo. Cuanto dolor, cuanta carencia, cuanta desesperación. Cuanta realidad frente a mis ojos absortos por tanta miseria.

Leer más...

  • PDF

  • PDF

  • PDF

Más artículos...