Vie01242020

Last update01:28:56 PM

Justicia Social

Contra la pared Carlos Díaz Olivo

  • PDF

alt(San Juan, 10:00 a.m.) Según fuentes de entero crédito, las cuales mantenemos anónimas en este momento, existen múltiples señalamientos contra el Lcdo. Carlos Díaz Olivo, por alegados abusos cometidos contra terceros, como parte del desempeño de su práctica legal como abogado en el ejercicio privado de la profesión y en casos donde el es abogado de una de las partes. Según nuestras fuentes, el Lcdo. Díaz Olivo utiliza sus plataformas mediáticas, tanto a través de sus programas de radio en WKAQ, o las columnas de prensa que éste tiene bajo el sello editorial Grupo Ferré Rangel.

La controversia, su capítulo final, surge ante la resolución emitida en el día de ayer por el Tribunal Supremo Puerto Rico, en el caso de In re Carlos Díaz Olivo, donde el Juez Administrador del Tribunal de Primera Instancia de Bayamón, le radicó una querella al Lcdo. Díaz Olivo por el lenguaje que éste utilizó contra la judicatura de dicho foro. En la resolución del caso, número 2019 TSPR 100, el Tribunal Supremo emitió una “amonestación” al Lcdo. Díaz Olivo y lo apercibió de que de seguir su comportamiento irrespetuoso para con los tribunales, éste podría ser sancionado con un desaforo, es decir separación del ejercicio de la práctica legal en Puerto Rico.

Lo interesante es que como servidor público que es, Díaz Olivo está regulado bajo las disposiciones de la Ley de Ética Gubernamental de Puerto Rico. De esta forma, surgen nuevas preguntas una de ellas, si Díaz Olivo cumple a cabalidad con sus obligaciones en la Escuela de Derecho de la Universidad de Puerto Rico, bajo la Ley 100 de 1956, que permite que los empleados públicos puedan realizar trabajos privados durante horas que no comprometan el servicio. Según otra de las fuentes citadas, existe malestar en la Escuela de Derecho, pues los horarios de los programas de radio de Díaz Olivo confligen con sus horarios lectivos.

Leer más...

Abel [confiesa] ¿dónde está Caín?

  • PDF

alt(San Juan, 11:00 a.m.) En la mañana de hoy volvieron a arrestar al senador Abel Nazario, pasado vicepresidente del Partido Nuevo Progresista, y miembro del cuerpo legislativo que controla su partido bajo la presidencia de Tomás Rivera Schatz. Es la segunda vez que lo arrestan en dos años. La primera fue en el 2018.

Sin lugar a dudas que Abel, nombre bíblico de Nazario, tiene un contrapunto, también sagrado, que es Caín. Abel era el bueno. Caín el problemático. Ante este cuadro religioso, uno se pregunta si el que está preso por segunda vez era el bueno, ¿dónde está el malo?

El PNP recibe otra estocada. Se enfrentan si todo continúa como va a la búsqueda de un milagro religioso, una aparición y revelación que los pueda dejar en la gobernanza del país. Algo nos hace pensar, que el cuadro político de mayor peso, tanto Jennifer González como Tomás Rivera Schatz han comprendido que la suerte está echada en contra de ellos, y ninguno quiso asumir la candidatura a la gobernación.

Leer más...

Hemos vuelto a la contienda bi-partidista, ¿o PNP o PPD?

  • PDF

alt(San Juan, 10:00 a.m.) Que no haya duda, que el mes de julio de 2019, sí pasó. Nosotros logramos que el incumbente Ricardo Rosselló renunciara a su puesto. Lo que no logramos fue cambiar el rumbo de vida en Puerto Rico. Hoy, a menos de un año de las elecciones del 2020, hemos caído en la senda del bi-partidismo electoral, y todo indica que de ahí no podemos salir.

Es patético, que la prensa comercial y los sistemas mediáticos se dediquen a devolvernos a la “normalidad” entre, por dar un ejemplo, Jennifer González, Eduardo Bathia y Carmen Yulín Cruz. Es simplemente patético. Pero la solución hoy, la de país, tampoco es indicarnos que tenemos más opciones de partidos políticos, entre el Partido Independentista Puertorriqueño (PIP) y el emergente Movimiento Victoria Ciudadana (MVC). De eso nunca trató julio 2019. Trató de pensar una nueva forma de dirigir este país, sin corrupción, sin nepotismos, sin favoritismos.

Leer más...

La UPR está de moda… a conveniencia del PNP

  • PDF

alt(San Juan, 9:00 a.m.) Si algo el discurso neoliberal, es decir ese que promueve privatizaciones, del Partido Nuevo Progresista (PNP) ha reconocido es que la Universidad de Puerto Rico (UPR) tiene muchos detractores, en particular todos aquellos que se oponen que el dinero público se invierta en la educación superior. En este sentido, desde los neoliberales y capitalistas de a pie, hasta los directivos de las universidades privadas, todos se oponen a que el estado continúe subvencionado a la entidad pública. La privatización es el fin, el norte. De momento, el obstáculo principal son los beneficiarios de una universidad pública, estudiantes, ya sean jóvenes o mayores, que pueden pagar los créditos de este centro docente.

Ahora bien, el futuro de la UPR es incierto, en la medida que otro detractor, la Junta de Supervisión Fiscal, impone medidas correctivas en la aportación pública a la institución, y también le controla el gasto. EN esta medida, la UPR atraviesa una encerrona, y la opinión pública se tambalea en apoyarla o no.

Con este cuatro, es que viene el desarrollo de una campana mediática en contra de la universidad. Todo comenzó este semestre en con el caso, perdido en el espacio mediático del país de la Oficina del Panel del Fiscal Especial Independiente y la acusación contra el pasado presidente Urayoan Walker y el pasado rector de Río Piedras, Carlos Severino. De este caso nadie se acuerda, salvo cuando nos recuerdan; el mismo tuvo vista ayer, y resuelta por testimonios y declaraciones juradas, que aparentemente nunca hubo caso contra los implicados en el llamado escándalo de las Becas Presidenciales.

Leer más...

Vivir sin ella…. la cultura de la corrupción

  • PDF

alt(San Juan, 9:00 a.m.) Nos damos por vencidos. No es posible vivir en Puerto Rico sin la cultura la corrupción. Los escándalos de esa semana que involucran a los familiares de la gobernadora Wanda Vázquez Garced y de la secretaria de la gobernación, Zoé Laboy, nos dejan con la amarga sensación de que todo está perdido.

Las hijas de Vázquez Garced, así como el hijo de Laboy, beneficiarios directos de las relaciones familiares de sus progenitoras. A partir de la existencia de sus madres, estos jóvenes emergentes todos gozan, con muy poca experiencia profesional, no así educación formal, de jugosos contratos en el gobierno, que cada uno ronda de una forma u otra, en los 100 mil dólares o más.

Leer más...

Más artículos...