Mié09202017

Last update04:05:48 PM

¿Un plebiscito colonial para qué?

  • PDF

alt(San Juan, 11:00 a.m.) Ante el plebiscito propuesto por el Partido Nuevo Progresista (PNP) para el 11 de junio de 2017, hay personas que desconocen la conexión entre la crisis económica, la inferioridad política y el deterioro moral de la sociedad. Querer resolver la crisis económica sin atender el sistema político colonial es como arar en el mar. Tratar de enderezar la condición de inferioridad política frente a EE.UU. mediante los vicios ocultos del partidismo es pretender lograr cambios verdaderos siguiendo los mismos senderos que han demostrado ser inadecuados en el pasado. Las consultas plebiscitarias coloniales, por su naturaleza deficiente, no podrán dar solución al problema político, económico y social de la colonia.

¿Cómo podrá un pueblo tomar una decisión sobre su estatus político dentro de un sistema jurídico impuesto por el imperio del cual debe de liberarse? Para que una consulta sobre libre determinación tenga validez en Derecho Internacional Público, el pueblo tiene que tener la capacidad de hacer valer su decisión. No hay libre determinación en la estadidad porque la admisión como estado de EUA depende solo de ellos.

En la libre asociación, no obstante, se puede negociar un tratado, siempre y cuando sea entre soberanos, quiere decir, que Puerto Rico tiene que ser libre para poder asociarse legítimamente. Para que una libre asociación o integración de un país a otro sea aceptable en Derecho Internacional tiene que ser entre iguales.

Además, la Organización de las Naciones Unidas requiere que el país interventor, culpable de colonialismo, tiene que desocupar el país invadido para que esté en condiciones de ejercer su derecho humano a la libre determinación. Los puertorriqueños tenemos que luchar por nuestra liberación nacional, pero EE.UU. tiene que aceptar su responsabilidad y permitir nuestra libre determinación.

Se necesita un cambio radical de actitud, metodología y metas, tanto en la colonia como en el Imperio, para que podamos alcanzar la libre determinación e independencia a que tenemos derecho como pueblo.