Dom04302017

Last update07:47:16 AM

Madonna Feminista Mala

  • PDF

(San Juan, 4:30 p.m.) En diciembre de 2016, durante la celebración de los Billboards Femeninos en Música la cantante Madonna recibió el premio de Mujer del Año. Madonna siempre ha sido una figura radical y controversial dentro del ambiente musical, no sólo por su forma de vestir provocativa si no por la letra de sus canciones transgresoras que incluyen Material Girl, Like a Virgin y Erótica, entre otras.

Al recibir este reconocimiento, Madonna da un discurso digno del premio que está recibiendo, sino también desde mi perspectiva, merecedor de un Nobel por la lucha a favor de las mujeres. Madonna con su forma y estilo crudo de llamar las cosas por su nombre, sin tapujos ni complejos relata la historia de su carrera por 34 años. Ella habla de su supervivencia en una industria llena de misoginia, sexismo, intimidación constante y de abusos implacables hacia la mujer. Ella hace críticas fuertes a la mujer misma, pero también lanza un reto para que cada mujer aprecie su propio valor, aprenda y colabore con otras mujeres.

En su discurso Madonna habla de sus vicisitudes como una adolescente en Nueva York. Relata cómo las agresiones que sufrió en ese entonces la convirtieron en la mujer atrevida que pasó a ser. Aclara que esas experiencias le recordaron que es vulnerable y que en la vida lo que sostiene a uno es creer en uno mismo.

Al comienzo de su carrera Madonna solo buscaba destacarse como artista. En sus canciones no pensaba en términos de género hombre / mujer. Aunque fue inspirada por mujeres, su mayor musa e inspiración fue David Bowie ya que él encarnaba el espíritu masculino y femenino. A través de las formas de Bowie ella pensó que en la industria de la música no había reglas. Sin embargo, se da cuenta que para las mujeres sí las había. Las mujeres que no jugaban el juego, eran mal vistas. La mujer tenía que cumplir con los estereotipos masculinos. No podía ser inteligente, tener opinión y menos aún, compartir sus fantasías sexuales con el mundo. La mujer tenía que ser lo que el hombre quería que fuese o tenía que ser como otras mujeres se asumían ante el estereotipo impuesto por el hombre.

Por sus actitudes retantes a la imagen de la mujer establecida por la industria musical fue criticada duramente. La llamaron puta, bruja y hasta la compararon con el diablo mismo. Entender que los hombres y las mujeres no tienen la misma libertad la afectó emocionalmente. Madonna también fue duramente criticada por sectores feministas. La escritora Camille Paglia dijo que retrasaba al colectivo femenino por cosificarse sexualmente. Entonces se preguntó, ¿ser feminista implica que no se puede tener sexualidad o hay que negarla? Madonna se entendió como otro tipo de feminista. Madonna se auto declaró feminista mala.

El discurso elocuente de esa “feminista mala” me conmueve, me deja sin aliento y me hace pensar que al día de hoy en países del llamado primer mundo se sigue tratando a las mujeres como si fuéramos menos. El discurso de Madonna es un discurso vigente que debe ser escuchado por todas aquellas personas sensibles que adelantan el caminar de la humanidad, y debe servir de advertencia para los que lo entorpecen. Avisados quedan, lo que no nos mata nos hace más fuertes.