Jue05252017

Last update05:50:13 PM

Panamá ante la Segunda Guerra Mundial

  • PDF

alt(San Juan, 11:00 a.m.) La Segunda Guerra Mundial, fue un conflicto bélico entre las potencias del eje: Alemania, Italia y Japón y los aliados, liderado por Estados Unidos, Reino Unido, Rusia y otras naciones que le declararon la guerra a las potencias del Eje Alemania, Italia y Japón.

Estados Unidos consideraba la Zona del Canal de Panamá como su propio territorio, después de su territorio continental. La posición geoestratégica del Canal, le brindaba al imperio estadounidense una gran ventaja, porque podía pasar sus tropas y armamento desde el Océano Atlántico hasta el Océano Pacífico, donde se encuentra localizado Japón. En preparación para la guerra, Estados Unidos fortificó la Zona del Canal y comenzó una ampliación del mismo, la cual no pudo terminar porque los recursos se destinaron al conflicto bélico. Muchas de las decisiones claves tomadas para la preservación de la seguridad de Estados, fueron hechas entre los años 1939-1941. También, Estados Unidos realizó acuerdos con países latinoamericanos, para estar juntos en la inminente Guerra. En el caso de Panamá, subyugada a su política exterior, ésta le declaró la guerra a las potencias del Eje, aunque nunca peleó.

En una Conferencia de la Unión Panamericana de los Ministros de Relaciones Exteriores, celebrada en este país en el año 1939, convocada por Estados Unidos, se adoptó una Declaración General de Neutralidad que luego se conoció como de Declaración Panamá.

En ésta se dispuso, que: “Como medida de protección continental, las Repúblicas Americanas, siempre que mantengan su neutralidad, tienen el derecho indiscutible a conservar libres de todo acto hostil por parte de cualquier nación beligerante no americana, aquellas aguas adyacentes al continente americano que ellas consideran como de primordial interés y directa utilidad para sus relaciones, ya sea que dicho acto hostil se intente o realice desde tierra, desde el mar o desde el aire.” A fin de preservar la seguridad en el hemisferio, los países americanos establecieron una zona [de exclusión] en torno al continente, a una distancia de 300 millas como mínimo desde la costa. Obviamente por su debilidad, estos países no pudieron cumplir con esta medida.

De los países latinoamericanos, Panamá fue el país que más peligro corrió de un ataque japonés. Por su parte, Brasil participó con un contingente de 25,000 soldados enviados al frente de batalla. Estados Unidos en anticipación al conflicto armado, solicitó al presidente de Panamá, Arnulfo Arias la cesión de terrenos donde instalar 134, sitios de defensa en todo el territorio panameño. Ante la negativa de Arias, Estados Unidos, decidió derrocar su gobierno e instalar un presidente aliado o que respondiera a sus intereses. A partir del año 1939, Estados Unidos aumentó drásticamente la cantidad de soldados en la “Zona” hasta cerca de 70,000 militares.

En 1942 se firmó el “Tratado de Bases”, que cumplía con lo que Estados Unidos requería. Aunque este tratado se firmó después que Estados Unidos entró a la guerra, es fundamental para la historia de Panamá durante la Segunda Guerra Mundial.