Mar05302017

Last update03:57:51 PM

“Están dando palos” a un pueblo que pide una auditoría de la deuda pública

  • PDF

(San Juan, 7:00 p.m.) El país finalmente tomó control de la crisis fiscal por la cual estábamos atravesando, y la cual nos ha dejado administrados por una Junta de Supervisión Fiscal y el llamado Plan Fiscal. Ante esta situación, organizaciones de la sociedad civil bajo la Cumbre Social y el Frente Ciudadano para Auditoria de la Deuda. Estas organizaciones convocaron a una protesta hoy en la entrada del Capitolio, la cual terminó como el rosario de la aurora.

Ante la crisis nacional, el Partido Nuevo Progresista (PNP) decidió revocar la legislación vigente que crea una Comisión para la Auditoría Integral de la Deuda Pública. En el día de ayer, sin vista públicas o proceso de discusión, el Senado de Puerto Rico, aprobó a viva voz derogar la ley que creó la Comisión. Más aún, y de forma controversial, decidieron en su proyecto de ley, ahorrar el dinero que existe aún consignado para esta comisión y donárselo a la Universidad de Puerto Rico.

Dicho lo anterior, los manifestantes que comparecieron hoy convocados por el Frente Ciudadano para la Auditoría de la Deuda, exigió espacio para entrar a la Cámara de Representantes, donde hoy se ventilaba el proyecto de ley del Senado, y el acceso les fue negado. Esto provocó una reacción popular que condujo a un enfrentamiento entre los manifestantes y la policía. La confrontación terminó con gas pimienta contra los manifestantes y por otro lado la reacción violenta de los manifestantes contra los policías.

En Puerto Rico hoy la lucha contra la Junta de Supervisión Fiscal, recrudeció con la protesta frente al Capitolio, como también el paro decretado de 48 horas por parte de los estudiantes del Conservatorio de Música de Puerto Rico. El Conservatorio es otro centro de educación superior que es parte del sistema del gobierno de Puerto Rico.

La situación hoy en Puerto Rico es de mucha tensión, donde todo indica que la población se ha comenzado a movilizar contra la Ley PROMESA. Pensemos.