Sáb09232017

Last update04:05:48 PM

Una mirada al independentismo en los tiempos de la colonia

  • PDF

alt(San Juan, 1:00 p.m.) En el año 1952, Estados Unidos aprobó una “Constitución” colonial, para reorganizar el gobierno interno de Puerto Rico. Con ésta llamaron al gobierno Estado Libre Asociado de Puerto Rico. Los independentistas puertorriqueños, bajo el liderato de don Gilberto Concepción de Gracias del Partido Independentista Puertorriqueño y Don Pedro Albizu Campos, del Partido Nacionalista, denunciaron esta falsa colonial. El Partido Nacionalista, se convirtió en un movimiento revolucionario que luchaba por la independencia de Puerto Rico.

Un comando nacionalista integrado por Oscar Collazo y Griselio Torresola, atacó la Casa Blair el 1ro. de marzo de 1950. La Casa Blair servía de residencia provisional del presidente de Estados Unidos, mientras se llevaban a cabo remodelaciones a la Casa Blanca. Griselio Torresola perdió su vida y Oscar Collazo fue herido. Los nacionalistas cometieron este acto para llamar la atención mundial sobre el caso colonial de Puerto Rico. El Partido Nacionalista puertorriqueño, se levantó en armas en los pueblos de Jayuya Ponce, Mayagüez, Naranjito, Arecibo, San Juan, Utuado y Jayuya. En Jayuya los nacionalistas tomaron el pueblo el 30 de octubre de 1950. Su dirigente principal Blanca Canales, proclamó la República de Puerto Rico. El gobierno de Puerto Rico proclamó la Ley marcial y envió aviones de la Guardia Nacional provistos por Estados Unidos, para que bombardearan el pueblo y acabaran con aquel levantamiento popular que buscaba la independencia de la Isla. El uso de una tecnología superior y una mayor cantidad de soldados, acabaron con aquel grito de libertad.

La Constitución de Puerto Rico aprobada en el 1952, no cambió la naturaleza del colonialismo en Puerto Rico. Como otro modo de llamar la atención mundial, un comando nacionalista bajo la dirección de Lolita Lebrón, atacó la Cámara de Representantes desde las gradas. El Comando lo integraban Lolita Lebrón, Irving Flores Rodríguez, Rafael Cancel Miranda y Andrés Figueroa Cordero. Fueron arrestados y condenados a largos años de prisión, que por su edad representaban la condena perpetua. Los años cincuenta representaron la mayor lucha revolucionaria por la independencia del pueblo de Puerto Rico. Pero también fueron tiempos de encarcelamientos y torturas de líderes independentistas. Algunos fueron encarcelados en Puerto Rico, mientras que otros fueron enviados a las peores prisiones en Estados Unidos.

Era la época de las grandes victorias electorales del Partido Popular Democrático. Con este partido gobernando y su líder máximo Luis Muñoz Marín, se perpetuó la represión contra los independentistas que aún perdura. Por su parte el Partido Independentista, bajo el liderato de don Gilberto Concepción de Gracias, continuaba participando en las elecciones coloniales, pero se distinguió por una mayor denuncia internacional sobre el caso colonial de Puerto Rico.

Poco a poco siguió perdiendo apoyo electoral hasta que su liderato fue reemplazado en la lucha por la independencia por el licenciado Juan Mari Bras, quien fundó el Movimiento Pro Independencia. Esta agrupación política de carácter revolucionario, sentó las bases para convertir la futura república en una de tipo socialista.