Sáb11182017

Last update08:57:06 PM

Defendamos a Playuela: patrimonio en Puerta del Sol

  • PDF

(San Juan, 5:00 p.m.) Como la mejor alfombra persa, playa Playuela se extiende a los pies del faro los Morrillos en Cabo Rojo. Para llegar al lugar hay que caminar bordeando un manglar que es hábitat de una diversidad de ave, para la boa puertorriqueña y otros reptiles. El camino, un tanto árido, es custodio de un paisaje espectacular. Playuela es un área de anidaje de tortugas y desarrollo de corales en el litoral.

Varias amigas que estamos en la época de volver a darnos tiempo propio ya que nuestros hijos e hijas volaron del nido hogareño, decidimos empezar a re-descubrir los pueblos, bosques, paisajes y el verdor que es parte integral de la belleza natural que nos regala Puerto Rico.

La Playuela es una joya en el Mar Caribe. Sus aguas de un color azul prístino y sus arenas blancas. Queda escondida dentro de un área de reserva natural protegida por el Departamento de Recursos Naturales y el Fish and Wildlife Services. Por estar ubicada en una reserva natural, no tiene baños y no hay concesionarios de comida, ni ningún elemento externo a la reserva que perturbe la belleza natural. En el 2009, Playuela fue seleccionada por la revista internacional Coastal Living como una de las 10 playas más bellas y solitarias de Estados Unidos.

Bajo la crisis económica del país, tanto el gobierno como la Junta de Control fiscal están buscando descapitalizar al país, vendiendo activos altamente atractivos. El área de Playuela no está exenta de estas amenazas. Actualmente continúan los intentos de construir en el área un proyecto turístico. Este proyecto origina en 1994, cuando se da a conocer la intención de construir un complejo turístico y de villas de playa en el área. Los inversionistas Stone Creek Partners, pretenden construir un hotel de siete pisos, con viviendas de cuatro pisos y un centro de convenciones. Hacer eso es una afrenta al peculio público, limitaría el acceso a Playuela y pone en peligro el hábitat de aves y reptiles del área.

Playuela y todas las playas de Puerto Rico pertenecen a los puertorriqueños y puertorriqueñas. Son tesoros que podemos disfrutar gratuitamente. Lo único que debemos tener presente es no dejar basura en los alrededores y dejarlas más limpia de lo que las encontramos. Si no queremos ser desplazados más de lo que ya estamos, los puertorriqueños y puertorriqueñas debemos unirnos en una sola voz de protesta y defender a Playuela, a todas nuestras playas y todo nuestro patrimonio.


Fotos: Mariangie Tirado