Sáb11182017

Last update08:57:06 PM

Irma: la gran batalla por la recuperación

  • PDF

alt(San Juan, 1:00 p.m., NCM) – Fuerzas aeronavales y terrestres de nueve países desarrollan operaciones intensas para lograr la recuperación de las islas devastadas por el huracán Irma en el norte del Caribe, gesta en la que participan barcos de guerra junto con naves civiles, soldados y socorristas civiles, además de varias agencias internacionales.

En el teatro de operaciones –que se extiende de un lado al otro de la muralla norte de islas entre el Océano Atlántico del Mar Caribe- intervienen dos barcos de guerra de Holanda, dos de Francia, dos de Inglaterra, uno de Canadá y al menos uno de Estados Unidos.

Además, en la operación toman parte varios aviones de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana de Venezuela, Holanda y Francia, EEUU, que además aporta helicópteros, al igual que lo hacen Holanda, Canadá y Trinidad. Así mimo, la Fuerza de Tarea Conjunta de Panamá se ha dado a la tarea de establecer un puente aéreo con varias de las islas.

Panamá está preparando también una operación de suministro para Cuba usando Copa Airlines.

En las operaciones terrestres, ha llamado particularmente la atención el caso de Cuba, que a pesar de haber sido uno de los países que recibió un azote intenso por parte del huracán, envió 750 médicos y otro personal de la salud a Antigua y Barbuda, St. Kitts-Nevis, Sta. Lucía, Bahamas, Dominica y Haití. Los cubanos además enviaron otra brigada, esta vez de ingeniería y celadores de línea a Antigua y Barbuda, para trabajar en la reconstrucción del sistema de energía eléctrica.

El transporte de los socorristas cubanos estuvo a cargo de los aviones venezolanos, que además llevaron 34 especialistas propios y diez toneladas de suministros para Antigua y Barbuda.

El esfuerzo no se limita a los países que aportan barcos, aviones, helicópteros y brigadas terrestres, sino que también se está produciendo una gestión logística de gran escala, con recogido de suministros en Ecuador, Bolivia, Panamá, Puerto Rico y otros puntos. En el caso de Puerto Rico en particular, está recibiendo además pacientes de las Islas Vírgenes y de San Martín, tanto de la parte holandesa como la francesa.

España, por su parte, ha enviado ayuda monetaria urgente para Antigua y Barbuda, San Cristóbal y Nieves, República Dominicana y Haití. Los españoles están preparando plantas potabilizadoras para los suministros de agua de Haití.

Las primeras brigadas de apoyo que estuvieron en la zona de impacto fueron las de Cuba y Holanda. Los cubanos ya tenían más de cincuenta miembros de una brigada médica, mientras que los holandeses posicionaron sus dos barcos, con unidades aéreas y terrestres cerca de la isla de San Martín.

Los franceses por su parte, enviaron dos fragatas, siete barcos civiles y ocho helicópteros, que establecieron su base de operaciones en la isla de Guadalupe, de donde también salieron 400 gendarmes, 400 bomberos, 20 médicos, además de personal de la Cruz Roja y voluntarios civiles.

Los británicos enviaron el Mount Bay, así como un avión C-17 de la Real Fuerza Aérea. Además, el barco HMS Ocean fue desviado de las costas de Libia y al cierre de esta crónica avanzaba por el Atlántico con rumbo al Caribe, para sumarse a las operaciones de ayuda.

También avanzaba hacia el Caribe el HMCS St. John, que zarpó de Halifax, en Canadá. El St. John lleva 250 efectivos y un helicóptero C-H-124.

Otro barco que fue desviado para la operación en el Caribe fue el USS Wasp, de asalto anfibio, de EEUU y que iba a unirse a la Séptima Flota cerca de Japón, que atiende el diferendo con Corea del Norte. El Wasp se encuentra ahora en las Islas Vírgenes de EEUU y sus helicópteros se usan para transportar pacientes a Puerto Rico y Santa Cruz, además de que su personal participa en la evaluación de daños y planificación del socorro.

De hecho, EEUU tiene movilizada para la emergencia de Irma una flotilla que incluye, además del Wasp, el USS Kearsarge –también de asalto anfibio pero equipado con un hospital completo- su buque de apoyo el USS Oak Hill, el barco de asalto anfibio USS Iwo Jima, el transporte USS New York, el barco de misiles USS San Jacinto y el destructor USS Farragut. Sin embargo, la flotilla, que está bajo el mando del contra almirante Samuel Paparo, fue asignada con prioridad a la Florida, que este fin de semana ha sufrido el embate catastrófico del huracán a lo largo de toda esa península del sureste de América del Norte.

También varias unidades de búsqueda y rescate de la Fuerza Aérea de EEUU, que tomaron parte en las operaciones de socorro en Texas por el huracán Harvey, fueron enviadas a sus bases para tomar aliento y prepararse con el propósito de ser reasignadas a la Florida.

Todo ese esfuerzo es complementado por los organismos internacionales, principalmente vinculados a la Organización de Naciones Unidas. Mientras tanto, la comunidad del Caribe de habla inglesa, CARICOM, lleva a cabo consultas urgentes para la emergencia.

Todo el titánico esfuerzo, sin embargo, enfrenta una situación de dimensiones gigantescas, con un escenario de isla tras isla en situación grave, con la infraestructura dañada, hoteles convertidos en escombros, miles de casas destruidas y decenas y decenas de miles de seres humanos pasando todo tipo de necesidad. Hay escenas de espanto, como islas donde se han producido saqueos y robos por parte de los desesperados hasta gentes deambulando sin saber qué hacer ni tener a donde ir.

En apenas seis días –de martes a domingo- el huracán más poderoso que se ha registrado de los originados en el Atlántico, causó todo ese desastre en la parte norte del archipiélago de las Antillas. Después de eso, tomó la ruta al norte para devastar la Florida, donde al cierre de esta crónica avanzaba con fuerza menguada y se esperaba que, convertido en tormenta, golpeara Georgia y Alabama, para terminar como una depresión en las cercanías del Río Misisipi entre Kentucky y Tenesí.

-------------------------------------------------

NCM-SJ-11-09-17-27

NCM Noticias es un sistema global de distribución informativa que no está afiliado a ningún otro interés, sea económico, institucional o político, ni es subsidiario de organización, entidad o gobierno alguno. La Política editorial de NCM Noticias es exclusivamente la difundida en sus editoriales y promueve el pacifismo, last justicia y la libertad de los pueblos sin ataduras doctrinales. Los medios, agencias y demás sistemas que difunden notas de NCM Noticias lo hacen con completa libertad y tienen sus propios puntos de vista y sus propias políticas editoriales.