Mié11222017

Last update10:49:38 AM

Rosselló y el Frente por Puerto Rico luego del paso del huracán Irma

  • PDF

(San Juan, 1:00 p.m.) El gobernador de turno, Ricardo Rosselló, ha tenido algunas iniciativas a las cuales no le hemos prestado la atención debida. Una de ellas es el llamado Frente por Puerto Rico, el cual ha llevado a cabo una serie de actividades para desarrollar un diálogo de país, por encima de las líneas político-partidistas.

Dicho proceso, que lleva por lo menos ya dos reuniones, ha promovido que varios líderes políticos del país, estén participando en gestiones ante el gobierno colonial-metropolitano, el de Washington, buscando entre otras cosas asistencia económica y paridad de fondos en el renglón de la salud. Podríamos criticarlos y despacharlos por optar por soluciones colonialistas. Es cierto. Pero luego del huracán Irma, estas gestiones también pueden crear una oportunidad de país, para por vía de un frente nacional, buscar soluciones a los problemas de nuestro país, por encima de la voluntad de Washington. En el diálogo entre nosotros, por encima de Washington, hay que apostar. No en Washington, sino en nosotros.

En este momento no voy a cuestionar si la estrategia en torno a la dependencia económica de Puerto Rico hacia Washington. Por el contrario, lo importante del Frente por Puerto Rico, es que se ha abierto un espacio de diálogo por encima de las diferencias político partidistas, que merece ser explorado. En esta medida, es importante destacar que hablar para intentar resolver problemas nacionales de Puerto Rico, no ha sido la tradición. Pero, intentar desarrollar esa posibilidad, surge entonces como una posibilidad que habría que ser más cuidadoso al momento de descartarla.

Ideológicamente Ricardo Rosselló y la izquierda, como a su vez el independentismo, no tienen nada que ver. Pero la posibilidad de sentarnos a dialogar, independientemente de la agenda de cada cual, es una posibilidad que hay que explorar. Ante esto, el Colegio de Abogados y Abogadas de Puerto Rico, por vía de su presidente Alejandro Torres Rivera, con el endoso de su Junta de Gobierno, ha tomado muy en serio la oportunidad del diálogo que se abrió. En esta medida, el colegio, como parte de las organizaciones de la sociedad civil que participan en dicho diálogo, impulsa desde allí la posibilidad de tener una Asamblea Constitucional de Estatus.

Hoy miércoles, andan varios grupos de boricuas, encabezados por Aníbal Acevedo Vilá, cabildeando en Washington, entre otras cosas, por la reforma en la legislación contributiva federal, que beneficie a la isla. Podríamos resumir la conversación a que es un acto colonial. Cerramos la conversación, y seguimos.

Pero también podrías intervenir en la conversación de otra forma, y reconocer en la diferencia, y discrepancia, no bloqueo ni obstaculizo la gestión que hacen hoy los boricuas en el congreso federal. Aunque, de igual forma sugiero y promuevo modelos de desarrollo sostenible y sustentable, inclinados desde una lógica que me garantice mayor soberanía. Pensemos.