Lun11202017

Last update01:26:15 PM

Propaganda: ¿alguien sabe dónde están los federales?

  • PDF

(San Juan, 9:00 a.m.) La respuesta al embate del huracán María no ha pasado de ser pura propaganda. Donald Trump vino, se reunió con un grupo de norteamericanos en una iglesia norteamericana en el municipio menos puertorriqueño de la isla para hacer propaganda. Ricardo Rosselló ha hablado hasta por los codos, impuso un toque de queda y la ley seca, se sacó fotos con Trump, se ha paseado por cuanto medio de comunicación haya mintiendo y diciendo medias verdades por pura propaganda. Los artistas, raperos, cantantes y otros han venido a la isla a repartir cosas, sólo cosas, haciendo pura propaganda. Incluso Alexandra Lúgaro estaba trabajando en la Universidad de Puerto Rico por pura propaganda.

Mientras todo el mundo anda haciendo propaganda la gente de verdad sigue sufriendo. No hay servicio de agua o de energía eléctrica, no hay acceso a internet, no hay acceso a comunicaciones no hay acceso a muchos sectores pobres de la isla. Por otro lado la diáspora sigue haciendo manifestaciones, protestas simbólicas o simplemente, como es el caso del Centro de Estudios Puertorriqueños, se casan con la propaganda del gobierno federal.

Ayer una vecina me dijo que quería ver a los Independentistas hablando mal del gobierno federal luego de la respuesta del mismo para ayudarnos. Yo le dije que soy Independentista y que pensaba que la visita de Trump era una vergüenza, entonces cambió su todo y admitió que así era. Pero me quedé pensando en la afirmación de la vecina, la ayuda del gobierno federal. Me pregunto si será el barco hospital que nadie sabía ni para qué venía ni quién podía acercarse al mismo.

Nadie dice que una vez llegaron los "federales" los mismos acordonaron la zona de las muelles, dicen que por temor a los ataques "terroristas", evitando que la gente se acercara a donde está el barco. Me pregunto cómo es que la gente irá a buscar ayuda si no se puede ni acercar al barco. La otra ayuda son los miles de soldados que andan por ahí como si Puerto Rico fuera Irak intervenido. Esos soldados vienen a la isla a consumir los pocos recursos que tenemos pero realmente no tienen ningún conocimiento que pueda ser útil que ya nosotros no tengamos. La realidad es que la respuesta federal ha sido meramente propaganda, ridícula y humillante propaganda.

Ante tanta propaganda se me hace difícil realmente saber qué está pasando. Nadie ha respondido o explicado cómo es que no supimos repartir gasolina o por qué los furgones no salieron de los puertos. Nadie ha explicado la razón para el toque de queda que no sea más que puras anécdotas sobre "saqueos" y "robos". Nadie ha explicado para qué hacía falta militarizar la respuesta o por qué es necesario que tengamos que vivir como un país intervenido. Nadie ha explicado muchas cosas y nadie ha hecho las preguntas porque si una cosa aprendí de esta experiencia es que los medio de comunicación en la isla a la hora de la verdad son meros instrumentos de propaganda.

Foto: Neysa Jordán