Dom12172017

Last update10:00:40 AM

¿Quiénes son los héroes de la crisis del paso del huracán María?

  • PDF

alt(San Juan, 9:00 a.m.) Es curioso, pero ayer el gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló anda prometiendo nuevas ideas, nuevos planes, en torno a la colaboración con la empresa Tesla, para desarrollar un sistema de luz eléctrica de “primer mundo”. Luego de tantas promesas incumplidas por parte del gobernador, otro plan más hoy carece de sentido. En particular, porque nada que venga de afuera, al día de hoy ha tenido el efecto real de contener la crisis. Lo único que sí ha contenido la crisis es nuestro esfuerzo interno.

La crisis que atraviesa Puerto Rico ha sido contenida por hombres y mujeres comunes, que se crecieron ante el paso del huracán María. Personas comunes, que supieron siempre qué hacer, y sobre todo que dieron dirección a los eventos que ellos controlaban desde la inmediatez de sus circunstancias. Y ojo, son personas urbanas; son personas que conocimos a lo largo de recorrer las calles del país; pero más que nada, son personas que nadie les ha pedido una foto, ni han salido reportajes de ellos en la prensa o sistemas mediáticos.

No son ellos los únicos. Solo son los que nosotros conocimos a lo largo de nuestro quehacer periodístico.

José es el gerente de varias gasolineras de una empresa boricua que controla sobre 30 estaciones. Es un hombre joven de mediana edad, original de un pueblo de la costa norte, y residente en San Juan. A lo largo de los días siguientes a la crisis, lo vimos tanto dirigir el tránsito que daba acceso a su estación, como abrazar tanto a empleados como a público que pedían apoyo emocional, así como dirigir el proceso de facturación y cobro en su estación. Todo con una gran sonrisa en su cara, con una palabra noble y generosa en todo momento.

Ángel, un joven de menos de 30 años, administrador de una planta de producción de hielo, diariamente a lo largo de los días inmediatos del paso del huracán María, despachaba hasta 12 mil bolsas de hielo al día, para seis mil consumidores que tenían derecho a llevarse dos por personas. El hielo como él nos indicó es un bien de primera necesidad, por lo cual había que garantizarlo a la población. Eso fue lo que ellos, en los días más duros luego del paso del huracán María, lograron hacer. Sobre todo, que lo hicieron con mucho respeto y atención desmedida a las personas que desde las 2am hacían fila frente a su planta para conseguir algo de hielo.

Finalmente, el pueblo. Ese que hizo filas, quejándose lo necesario, pero no de forma excesiva, como una forma de contribuir a aminorar la crisis. Ese que hizo las filas interminables. A ese que ha vivido estos días, que ha decidido permanecer en el país pese a todos los líos, a ese que ya superó algunas filas, pero que ahora convive con nuevas filas que lucen permanentes, esos son nuestros héroes nacionales. Los que han resistido todos los embates antes y después de María.

Foto: Neysa Jordán