Sáb11182017

Last update11:34:46 AM

Rosselló y González: ¿Cómo engañar a Washington?

  • PDF

alt(San Juan, 5:00 p.m.) En el día de ayer, el Congreso de los EE.UU. aprobó una partida de fondos de emergencia, de $4.7 mil millones con destino a Puerto Rico y a las Islas Vírgenes de los EE.UU. Es una medida de emergencia, que debe dejarle al gobierno de Puerto Rico, una cantidad liquida suficiente para operar hasta febrero de 2018. Lo interesante es que el Congreso pasó la legislación, la cual debe ser firmada ahora por el presidente Donald Trump,

Hay dos detalles importantes de esta ayuda: la misma constituye un préstamo, el cual en principio debe ser devuelto al gobierno de los EE.UU. Por otro lado, el Congreso reglamentó que el dinero no puede ser utilizado para amortiguar mediante su uso el pago de la deuda pública que existe en Puerto Rico, la cual ronda en $72 mil millones de dólares.

Lo interesante es el dato que los gobernantes de turno en Puerto Rico, el gobernador Ricardo Rosselló, y la comisionada residente, Jennifer González, continuamente alegan que el préstamo se convierte en un donativo. Que la experiencia sugiere que el gobierno de los EE.UU. condona la deuda, lo que permite sacarles dinero sin obligarnos luego a pagarles.

No aparece en ningún sitio donde yace la fuente que utilizan los gobernantes de turno donde se justifica que el préstamo se convierte en un donativo. Esto, lo han dicho los gobernantes locales, pero es lo que continuamente los gobernantes de Washington han denegado en todo momento. Por el contrario, se trata de una lógica para “engañar” al gobierno de Washington. Es como la lógica del títere que intenta por medio de defraudar, conseguir una ventaja.

Se trata de una experiencia terrible, pero la cual la presente administración del Partido Nuevo Progresista intenta sacar partida. Lo interesante es que los gobernantes de turno no han en ningún momento tratado promover que el gobierno reabra y vuelva a cobrar impuestos. Lo que tratan en todo momento es de conseguir dádivas del gobierno de Washington, y en este momento intentan “engañarlos”. Pensemos.