Mié05232018

Last update12:27:40 PM

La América que soñó Bolívar

  • PDF

alt(San Juan, 3:30 p.m.) Pocos pensadores como Simón Bolívar han expresado tan claro su concepto de lo que puede ser América Latina. A Simón Bolívar se le atribuye la idea de la creación de la integración política y económica de los países latinos recién liberados del yugo español.

La Libertad, La Unión y el Espíritu de Hermandad Universal fueron sus guías en su lucha por la liberación de la Patria Grande. Su idea de crear una Gran Colombia se hizo realidad cuando se integraron los actuales países: Venezuela, Colombia (Nueva Granada), Ecuador y finalmente Panamá. Esta unión duró apenas desde 1819 hasta 1831, acabando así su sueño más preciado.

Para el Libertador, el concepto de integración sindicaba una posible unión entre los países del Caribe, Centro y América del Sur. La idea de una integración latinoamericana ha estado presente desde la formación de los Estados Nacionales. Esta idea de la unión continental ha sido ensayada por varios países latinoamericanos. La misma no sólo fue expresada por Bolívar, sino que muchos pensadores de América Latina la han respaldado. Entre ellos podemos mencionar a José de San Martin, de Argentina, Bernardo de Monteagudo, de Argentina, José Martí. de Cuba, Eugenio María de Hostos, de Puerto Rico, Rufino Blanco Fombona, de Venezuela, por el literato Juan Enrique Rodó, de Uruguay, con su famosa obra Ariel, Manuel Ugarte, de Argentina, José Cecilio del Valle, Guatemala, Lucas Alemán, de México, Juan Bautista Alberdi, de Argentina y Francisco Bilbao de Chile entre otros. Esta idea subyace en toda América Latina, pero nunca se ha podido organizar, en parte por la oposición de los países a perder su soberanía.

Como resultado de la creación de una unión latinoamericana, Bolívar aspiraba a que la misma tuviera un gobernante común y una economía integrada, que la misma podría insertarse con muchos beneficios en el mercado mundial. Aspiraba a tener comercio con los países sajones y desarrollados del Norte. Con su capital en Panamá, con puertos extraordinarios que facilitarían el comercio con Asia, América y con todo el Mundo. Todo esto lo sustentaba aludiendo que estos países tienen una herencia común, un mismo idioma y una misma religión. "No somos europeos, no somos indios, sino especie media entre aborígenes y españoles" expresó Bolívar, refiriéndose al mestizo americano.

Para América Latina, debería existir un gobierno de tipo republicano, cuyo principio básico sería la soberanía, la división de poderes y la libertad, incluyendo a los esclavos, la abolición de la monarquía y sus privilegios. De acuerdo con su teoría, el gobierno tenía que tener un poder fuerte centralizado y unas provincias con sus respectivos gobernadores. Aunque Bolívar tenía ideas muy liberales, creía en la centralización del poder.

Quizás la contribución más grande de Bolívar en términos de gobierno para América Latina sea su visión de que la soberanía reside en el pueblo, un gobierno constitucional y la supremacía de la ley. Su pensamiento político estuvo inspirado en la revolución francesa y en la de Estados Unidos de 1776.