Mar10162018

Last update02:17:26 PM

Los océanos y la crisis medioambiental

  • PDF

alt(San Juan, 1:00 p.m.) Los océanos juegan un papel fundamental en la regulación del equilibrio climático global de la Tierra. Ellos absorben el calor y lo redistribuyen en el mundo a través de las corrientes marinas y las interacciones con la atmósfera. También absorben igualmente fracciones de gas presentes en la atmósfera. Son el hábitat más grande de nuestro planeta y son un sistema que está ligado a la supervivencia humana. También conectan todos los continentes. Para los seres humanos son una gran fuente de alimentos. Producen la mitad de todo el oxígeno que respiramos, regulan el clima y la temperatura de la Tierra y nos proporcionan comida y agua. Un impacto directo que produce el calentamiento de los océanos es la acidificación de los corales, su impacto en la vida marina y la emigración de algunas especies a lugares más fríos.

La elevación de la temperatura y el aumento de la acidificación de los océanos son la causa del derretimiento del hielo marino en el Ártico y en el Antártico. Al derretirse los casquetes polares, el nivel del mar sube. Ya hay algunos lugares como en Guna Yala Panamá, donde este aumento de nivel ha inundado algunas islas haciéndolas inapropiadas para la vida humana. Sus residentes fueron trasladados a tierra firme donde aún continúan con su proceso de adaptación.

Un artículo recientemente publicado en la revista Science, llegó a importantes conclusiones entre la relación del cambio climático y los océanos. El estudio concluyó "que la concentración de Oxígeno en los océanos abiertos y en las costas bajó durante el Siglo XX. Esta pérdida de Oxígeno tuvo como consecuencia directa una aumento en la temperatura, los niveles de bióxido de carbono y la reducción de nutrientes, lo que ha alterado la distribución de las especies.

El cambio climático producido por las actividades de los seres humanos trajo un efecto nocivo para los océanos. El estudio también señaló que el aumento en las temperaturas causa una disminución en la solubilidad del agua oceánica, aumenta la tasa de consumo que consumimos vía la respiración. Nos dice este estudio que "la reducción de Oxígeno en el agua marina y los estuarios afecta los procesos biogeográficos, afectando la seguridad alimentaria."

La falta de oxígeno disuelto en el agua perturba los ecosistemas y con ello provoca la pérdida de especies en regiones que dependen en gran parte de la pesca para su subsistencia y seguridad alimentaria. (ONU).

Debido al cambio climático, llueve más en el Atlántico Norte y en las zonas terrestres cercanas, por eso llega más agua dulce al océano. Además, el hielo del Ártico se está derritiendo, lo que diluye el agua del Atlántico norte y hace que la concentración de sal disminuya.

El cambio climático es una realidad, aunque muchos poderosos lo niegan para su propio beneficio. Es un imperativo que todos estemos consiente sobre él.