Lun10152018

Last update12:48:22 PM

Como vivir colonizado – a partir de la Junta de Supervisión Fiscal

  • PDF

alt(San Juan, 2:00 p.m.) La Junta de Supervisión Fiscal (la Junta) acaba de certificar que varios presupuestos sometidos, entre otros el del Banco Gubernamental de Fomento, el de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA) y el del gobierno central de Ricardo Rosselló, han sido certificados y aprobados por ellos. Dicho esto, reconocer el momento, es reconocer que en Puerto Rico hemos vuelto a vivir lo más profundo del colonialismo clásico.

Para un país que tomó ventaja de la relación colonial, sobre todo a partir del arreglo constitucional de 1952, volver al 1898, es por decir lo mínimo, altamente humillante. El que un poder metropolitano nos envíe unos delegados no electos por nadie, para determinar cuánto se puede gastar y cuánto no se puede gastar, es subordinar lo local al quehacer de unas personas, los miembros de la junta, que no tienen ningún vínculo con el país, salvo “hacer el bien”. Ni salario, ni beneficios directos tienen los miembros de la junta, salvo que están contribuyendo a transformar las finanzas del país. Esto, no solo es patético, sino es muy paternalista.

Ante este cuadro, el anuncio que ha hecho la junta en el día hoy de certificar varios planes de presupuesto es un asunto que debe ser estudiado y superado. En otras palabras, lo que lleva más de seis semanas haciendo la junta, es tomando control de todo el país y dirigiendo sus actos.

Lo interesante es la domesticación tanto del gobierno como de las múltiples oposiciones. En este sentido, el proceso de vivir a colonizado es el día de hoy. La junta ha aprobado tres presupuestos. Y en particular le ha dicho a la AAA, que no debe de excederse en sus gastos. Así de colonizada está la cosa. Pensemos.