Mar10162018

Last update02:17:26 PM

La PROMESA que nadie entiende se cuestiona en el Tribunal de Boston

  • PDF

alt

(San Juan, 3:00 p.m.) En verdad ya casi nadie entiende lo que está pasando en los tribunales con la Ley PROMESA. En el día de ayer, el Tribunal del Circuito de Apelaciones de Boston revocó a la Juez Laura Taylor Swain, del Tribunal de Primera Instancia de San Juan, y ordenó que esta considerara la posición de algunos bonistas de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), de que se elimine la prohibición de litigación automática que existe en este caso.

La consecuencia de la decisión de Boston, es devolver el caso al tribunal de instancia federal en San Juan, y que la Juez Swain tenga que escuchar prueba por parte de los bonistas de porque su caso se debe litigar. Los bonistas, quienes no cobran desde el 2014, alegan que dada las circunstancias en Puerto Rico post-el huracán María, entonces, ellos podrían entablar un pleito para cobrar lo que se les adeuda.

El problema con este caso de los bonistas, y otros que encontrarían refugio en la decisión del Tribunal de Apelaciones de Boston, es el hecho de que cada día que pasa menos el país y el pueblo en particular, entienden qué es lo que está pasando. En esta medida, se trata de una litigación cada vez más compleja, la cual es difícil de seguir y sobre todo comprender.

Ante el efecto de la litigación compleja que presenta habrá que repensar el efecto de seguir litigando la ley PROMESA. En particular, desde la perspectiva del pueblo de Puerto Rico, por interlocutores locales. Esa legislación, su litigación, puede redundar a beneficio de los bonistas, lo cual va en contra de los intereses de nosotros. Pensemos