Dom11182018

Last update10:41:34 AM

¿Antes y después de Trump, cuán conservadores somos?

  • PDF

alt(San Juan, 11:00 a.m.) Contrario a término las elecciones de mitad de cuatrienio en los EE.UU. nos han posicionado dentro de una metrópoli colonial muy conservadora. Es decir, se adelantaron personas e ideas de estas, así como el proyecto de país del Partido Republicano, que en resumen lo que abordan es a un país mucho más conservador en general, y en particular en su trato a su territorio colonial llamado Puerto Rico.

De Donal Trump no hablo hoy. Pero debemos de reconocer que su tratamiento a todo lo social es altamente conservador, contradictorio y en muchas ocasiones altamente ofensivo y en violación a la dignidad de los seres humanos. Pero luego de estas elecciones, y viendo los senadores y gobernadores electos por su partido, vemos que su palabra ha calado, y ahora los boricuas viven bajo un gobernador electo en Florida, que es aún peor que Trump. ¿Esa es la gran victoria de los boricuas allí?

Por otro lado, ver a los candidatos electos, nos hace pensar que pese a que en algunos casos son minorías, el contenido sustantivo de sus propuestas, en nada adelanta luchas sociales más allá de la diversidad, dentro de un discurso conservador. ¿Qué me hago con más mujeres en la cámara si muchas de ellas se oponen por distintas razones a los derechos reproductivos de las mujeres?

De igual forma que hago con los legisladores boricuas electos a la cámara, cuatro en total, si todos creen en la anexión indirecta para Puerto Rico a los EE.UU. cuando todos reclaman trato igual a los isleños porque son ciudadanos americanos. Ninguno se expresa a favor de la independencia de la isla.

En fin, es un momento terrible de conservadurismo pese a que pueda parecer un momento radical. Es muy conservador. Pensemos.