Mié03202019

Last update11:34:44 AM

Se desinfla Juan Guaidó, ¿Qué opción le queda a Washington?

  • PDF

alt(San Juan, 10:00 a.m.) La vida en Venezuela discurre como siempre: la gente metida en los carnavales de semana, lo cual se traduce con ir a la playa. Nada nuevo, pese al dato que Juan Guaidó regreso el pasado lunes, y no fue arrestado, no fue humillado, y regresó a presidir la Asamblea Nacional en desacato, en la cual sigue recibiendo un sueldo del gobierno legítimo de Nicolás Maduro. Guaidó pese a haberse autoproclamado presidente encargado de Venezuela el pasado 23 de enero de 2019, sigue siendo lo que es: un asambleísta en desacato contra quien hay unas investigaciones legales en su contra.

Dicho lo anterior, hoy el gobierno de Washington, el principal propulsor de un cambio de gobierno en Venezuela, no tiene un plan claro, ejecutable y viable para dicho país. Todas las apuestas que iniciaron el pasado 23 de enero, han fracasado al día de hoy. Ni la ayuda humanitaria entró al país, ni el ejercito se sublevó contra el gobierno, ni ha habido los muertos que alegan, ni la gente luce malnutrida en las fotos, en fin que la gente no se tiró a la calle a derrocar al gobierno. Venezuela ha continuado internamente con un gran nivel de normalidad.

Ahora bien, lo que sí hemos aprendido de esta intentona, es el hecho que la inteligencia militar del gobierno de Washington es la gran derrotada. No ha podido articular un golpe de estado, en ninguna de las variantes previas, ni bajo una nueva modalidad completamente original. Han fracasado. Según la prensa independiente norteamericana, la última iniciativa del gobierno de Washington ha sido exigirle a la prensa que cuando mencione a Guaidó le de el título de “presidente interino”. Esto porque ni la propia prensa de los EE.UU, ni el propio pueblo de dicho país, se lo cree. El es simplemente un miembro de la asamblea nacional de dicho país la cual está en desacato.

Entonces, hasta el día de hoy el gobierno y el pueblo de Venezuela que ha luchado por su soberanía nacional, y por la defensa de su legalidad constitucional, ha triunfado. El presidente Nicolás Maduro y su equipo de trabajo, bajo las entidades legítimas de su país, continúan honrando la constitución de 1999. El aprendizaje es lo más importante También a veces la izquierda, las fuerzas populares, el pueblo, pueden triunfar. Pensemos el porqué del éxito de la revolución bolivariana hoy en Venezuela. Pensemos y celebremos su victoria.