Dom04212019

Last update08:58:16 AM

P.R. no recibirá $600 millones. ¿Tiempo de reclamar la independencia?

  • PDF

alt(San Juan, 9:00 a.m.) En el día de ayer, en votación 44 a favor y 49 en contra, el Senado federal decidió no aprobar legislación que habría de conceder a la isla de Puerto Rico y sus residentes $600 millones en transferencias federales para el Plan e Asistencia Nutricional (PAN). En adición, otro fondo de $5 millones para investigar la utilización de los fondos federales luego del paso del huracán María en la isla, tampoco fueron aprobados.

El presidente de los EE.UU., Donald Trump, alegadamente envío de textos por la plataforma Twitter al final de la noche de ayer e indicó que Puerto Rico ya había recibido suficientes fondos públicos federales, más que los estados de Texas y Luisiana que también sufrieron el paso de otros huracanes durante el 2017. La respuesta del gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló no se hizo esperar, y éste alegó que habría que poder entonar una conversación respetuosa para poder solicitar la aplicación de dichos fondos a la isla. Mientras, la comisionada residente Jennifer González, también del mismo partido político del gobernador, mientras por un lado apoyaba el caucus republicano en el congreso, por otro lado apoyaba que se extendieran los fondos a la isla.


La pregunta que habría que hacerse es ¿por qué se necesitan fondos federales en la isla hoy? Realmente hablando, no hay crisis alimentaria en la isla, no hay hambruna, y promover el manejo de fondos federales para que corra la economía de la isla, es promover la dependencia económica de forma ficticia con la ayuda de Washington. Los fondos federales, para cualquier propósito, lo que hacen es profundizar en la relación colonial de la isla.

La pregunta que toda persona que cree en la independencia de la isla debería hacerse en este momento, es ¿si no es un momento conveniente para exigir la independencia de Puerto Rico? Solicitar formalmente la separación de Puerto Rico de los EE.UU. crearía otro momento de empuje económico que muchas veces lo hemos subestimado. Crearía otras oportunidades y podría impulsar el desarrollo de nuevas industrias y una nueva cultura encaminadas ambas para la autosufciencia nacional. Pensemos.