Dom04212019

Last update08:58:16 AM

¿La FUPI está viva?

  • PDF

alt(San Juan, 2:00 p.m.) Ayer una estudiante, a punto de graduarse de la Universidad de Rico Recinto de Río Piedras me dejó en una sola pieza al decirme que nunca había oído de la Federación Universitaria Pro Independencia (la FUPI), una organización que tuvo un rol muy activo en las luchas universitarias de los años sesenta y setenta.

Se puede decir que la FUPI era un cuco universitario para algunos y una fuerte fuerza de atracción para otros. Sé que la organización estaba vivita y coleando en la primera década de este siglo. Disputas internas le quitaron su papel protagónico en la UPR y minaron su eficacia. Podría existir todavía en nombre, pero el comentario de esta joven me indica que hoy en día está relegada a la no-existencia. Esta organización, que comenzó en los años cincuenta, enseguida llamó la atención en Río Piedras. En sus comienzos, la FUPI tenía lazos cristianos (o católicos). No sería propio relacionar a la FUPI de entonces al ambiente de confrontación que tuvo lugar durante la crisis política que caracterizó las próximas dos décadas.

Las década de los sesenta y setenta constituyeron una época de efervescencia política para la juventud de Puerto Rico. La organización atemorizó a la población en general por radicalizarse y por ser un grupo simpático hacia el socialismo cubano. Ese cambio en su filosofía se dio en el contexto de la revuelta de los estudiantes mundialmente. Se peleaba la Guerra de Vietnam, lo que necesariamente radicalizó a la juventud universitaria en los Estados Unidos y Puerto Rico. También el debate de la época y tendencias políticas (que siempre habían existido en el Siglo 20) comenzaron a capturar el favor de muchos jóvenes a través del Mundo. Hubo cambios sociales importantes y una toma de conciencia sobre las desigualdes sociales y económicas. El fervor de protesta se apoderó del Globo. No hay más que pensar en las revueltas en París en el 1968.

No quiero responzabilizar a la FUPI por causar por sí sola el ambiente de confrontación que hubo en las dos décadas de tensión en la UPR. Obviamente en la época hubo varios actores, no solo otras organizaciones de izquierda sino una muy activa (y a veces violenta) organización que favorecía que Puerto Rico se anexara completamente a los Estados Unidos. Sin duda, en estos años la relación de esta organización con la FUPI llegó a la violencia, y por si acaso, he conversado con gente de los dos bandos que tienen varios relatos sobre esta tensión.

No es que yo crea que las izquierdas han dejado de tener vigencia en esta época de la globalización; ciertamente no. Hay otros grupos organizados independentistas en la UPR. La juventud siempre será la juventud; los años universitarios son años de exploración intelectual. Las universidades están, no solo para habilitar a los estudiantes a desempeñarse para un oficio o profesión, sino para enseñarles a pensar. La universidad siempre será un lugar en donde surgirán ideas de cambio, sean de derecha o de izquierda. El joven por su naturaleza es más dado a proponer cambios en las actitudes sociales y políticas. Hay para muchos jóvenes una tendencia al altruismo y a las ideas liberales. Es la época de soñar. Sin duda los tiempos han cambiado. Todas las tradiciones políticas han sido demonizadas, incluyendo el neoliberalismo, que parece (pero no) dominar la tendencias políticas de estos varios años Que una estudiante de la UPR, no haya nunca oído de la FUPI, lo que significa es que la fama, no importa cuán grande sea en un momento dado, quedará hecha polvo, y relegada a los libros de historia. Después que estos no dejen de leerse habrá esperanza en el Globo.

Creo que lo que pasa es que la juventud, sea de derecha, izquierda o de centro, está buscando sus propios héroes y nuevas instituciones. Creo que esta búsqueda siempre existirá en el Mundo. Por mi parte digo, ¡Que vivan los estudiantes!