Vie09202019

Last update07:52:58 AM

Severino y Walker, ¿habrá otro chat pendiente?

  • PDF

alt(San Juan, 10:00 a.m.) Hoy inicia la Vista Preliminar contra el pasado presidente de la Universidad de Puerto Rico (UPR), Dr. Urayoan Walker y el rector del Recinto de Río Piedras, Dr. Carlos Severino. Se trata de un juicio político, camuflajeado por imputaciones de corrupción. El pleito lo inició el Partido Nuevo Progresista (PNP), bajo la dirección de Wanda Vázquez como secretaria de justicia, y luego de haber habido un informe de exoneración de la propia universidad a favor de los dos imputados. La pregunta es ¿por qué?

La única razón plausible para alegar que se trata de un juicio político está presente en uno de los testigos estrellas del caso: el comentarista noticioso Carlos Díaz Olivo. Por razones divinas, Díaz Olivo es testigo del caso, sin tener nada que ver con la operación de la UPR, o la entrega de las becas presidenciales. Pero él es testigo. También el fue el comentarista que más presión puso dentro de su estación de radio de trabajo, para influenciar a otros periodistas de la veracidad de la acusación. Fuentes de entero crédito, algunas de ellas los propios periodistas de la estación, alegan que Díaz Olivo les puso presión para hablar en negativo de los hoy dos acusados.

De otra parte está Ramón Rosario, quien se convirtió en el 2017 en la “estrella ascendiente” del PNP. Hoy sabemos que esta persona, por vía de las redes sociales clandestinas, se dedicaba a destruir la reputación de las personas. Llevamos varios días escuchando que más allá del chat de Telegram donde participó el Sr. Rosario junto al gobernador Ricardo Rosselló, también hay otros chats.

Según fuentes anónimas, se nos indica que la persecución contra ciertos sectores claves, como la UPR, se inició por parte del PNP desde el 2015, en antesala a estos llegar al poder. Dicho esto, se nos ha informado que hay algún tipo de comunicación, más allá de las reuniones en restaurantes o en la propia UPR que hemos documentado en el pasado, donde se diálogo que hacer con Severino y Walker. Hoy le pedimos a esos que participaron que nos hagan llegar copia de dicho chat.

La depravación moral que hoy aqueja el gobierno de Ricardo Rosselló, permitió que personas inescrupulosas en los medios de comunicación se aliaran con políticos de derecha, como Rosario, para dañar la imagen de personas serias y sensibles a la justicia social en Puerto Rico. Ahora hay que destapar la existencia de esos otros chats. Pedimos justicia para las víctimas de uno de esos chats: Carlos Severino y Urayoan Walker. Pensemos.